Panorama: Estados Unidos

Huracán Katrina: Llegan los suministros de las Naciones Unidas

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ05-1119/ Brandt
Tinitra Corely muestra con orgullo uno de sus dibujos. Las "escuelas en una caja" contienen abundantes materiales de dibujo.

Por Mia Brandt

MERIDIAN, Mississippi, 13 de septiembre de 2005 – Tras verse obligadas a abandonar su hogar en Nueva Orleáns debido a los embates del huracán Katrina, Tinitra Corely, de 9 años de edad, y su familia viven en la Iglesia Metodista Unida Central de Meridian, Mississippi. Las "escuelas en una caja" y los equipos de recreación de UNICEF ya han llegado a esa localidad, y Tinitra y otros niños como ella les están sacando buen provecho.

Como parte de la respuesta internacional tras el huracán, 1.000 equipos de recreación fueron enviados por avión a una base aérea en Little Rock, Arkansas, y distribuidos desde allí en camiones a diversos centros en el estado de Mississippi, donde se ha dado albergue a miles de personas desplazadas por el desastre. El primer envío llegó a Meridian hace dos días.

Cuando los materiales de recreación llegaron a la iglesia donde se alojan, Tinitra y los demás niños y niñas abrieron ansiosamente las cajas. Tinitra se sintió especialmente feliz cuando vio que contenían libros. "Me gusta mucho leer, porque así puedo descubrir cosas nuevas", comentó la niña.

Cómo ayudan los equipos

Las "escuelas en una caja" de UNICEF contienen suministros para un docente y hasta 40 alumnos. Además de contener libros, lápices, borradores y tijeras, la "escuela en una caja" contiene un reloj de madera para enseñar la hora, cubos plásticos para aprender a contar y tres carteles laminados (el alfabeto, las tablas de multiplicar y tablas numerales).

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ05-1120/ Brandt
Varios niños y niñas revisan las cajas de suministros enviadas por UNICEF frente a un refugio organizado por una iglesia en Meridian, Mississippi.

Mediante el uso de una guía de enseñanza y un programa de estudios elaborados a nivel local, los docentes pueden organizar clases escolares prácticamente en cualquier sitio. Durante los últimos cinco años, las "escuelas en una caja" se han utilizado con frecuencia en todo el mundo.

Amy Carter, una educadora que realiza trabajo voluntario en la Iglesia Bautista Mount Olive de Meridian, quedó encantada con los equipos.

“Los alimentos, la vivienda, las prendas de vestir... ésos son elementos básicos. Pero los materiales escolares y de recreación... eso es lo que necesitábamos. Eso es un elemento unificador; lo que nos unirá a todos y pondrá las cosas de nuevo en marcha", comentó Amy Carter.

La recuperación del trauma

Los equipos de recreación de UNICEF contienen pelotas para juegos diversos, camisetas de varios colores para distintos equipos, tizas, una cinta métrica para trazar los límites de las distintas zonas de juego, un silbato y una pizarra para anotar los tantos de los partidos.

Los pastores y sacerdotes de las iglesias que han abierto sus puertas a los evacuados se sienten felices de poder organizar aulas improvisadas para los niños y niñas.

“UNICEF nos ha dado la posibilidad de ayudar mejor a nuestra gente", señala el Reverendo Gerald Hudson. “Sabemos lo valiosa que resulta la educación para poder salir de una situación desesperada", añadió.

La experiencia cosechada por UNICEF en materia de recuperación de los desastres confirma que brindar educación escolar a los niños y niñas afectados constituye un paso fundamental de apoyo a su recuperación emocional después de una experiencia traumática.

Maya Dollarhide contribuyó con esta historia desde Nueva York


 

 

Vídeo

13 de septiembre de 2005:
Anna Vives, corresponsal de UNICEF, informa sobre la llegada a Meridian, Mississippi, del primer envío de "escuelas en una caja" y equipos de recreación de UNICEF.

Anchura de banda
baja | alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda