Panorama: Reino Unido

Los derechos de los niños cobran vida en las escuelas del Reino Unido

Imagen del UNICEF
© UNICEF UK/2008/ Irby
Alumnos de una guardería respetuosa de los derechos, en Londres.

En vísperas del vigésimo aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, un histórico acuerdo internacional sobre los derechos humanos básicos de todos los niños y niñas, UNICEF presenta una serie de artículos acerca de los avances logrados y los obstáculos que quedan por superar.

 

Por Mary Whittaker

LONDRES, Reino Unido, 20 de agosto de 2009 - Todos los niños y niñas tienen derecho a recibir una educación que posibilite el desarrollo pleno de su personalidad y sus aptitudes. Todo niño y niña tiene asimismo derecho a que se tengan en cuenta sus opiniones. Esos son sólo dos de los derechos contenidos en los 42 artículos de la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas.

El Comité Nacional del Reino Unido pro UNICEF ha puesto en marcha la original iniciativa de los “Premios a las escuelas respetuosas de los derechos”, mediante la cual se alienta a los centros de enseñanza a que den un lugar preeminente dentro de sus programas de estudio y en todas sus actividades a la Convención sobre los Derechos del Niño.
El programa comenzó en 2004 y en la actualidad se lleva a cabo en más de 800 escuelas primarias y secundarias del Reino Unido.

Safak, que asiste a la Escuela Primaria Comunitaria Millfields del vecindario de Hackney, en Londres, afirma que su artículo favorito de la Convención es el que se refiere al derecho al agua potable. “Sin agua no podemos vivir”, comenta, “pero no deberíamos desperdiciarla”.

Una escuela modelo

“El Premio a las escuelas respetuosas de los derechos tiene prestigio internacional y se adecua a nuestra comunidad, que está integrada por niños, niñas y progenitores de diversos orígenes y culturas”, afirma Roz Wilson, coordinadora del programa en la escuela Millfields.

Imagen del UNICEF
© UNICEF UK/2008/ Irby
Varios integrantes de la Junta Escolar de la escuela primaria comunitaria Millfields, en la zona oriental de Londres, participan en una exposición dedicada a los derechos de los niños.

El programa de estudios de esa escuela vincula los derechos con muchos otros temas de estudio. De esa manera, los niños pueden tratar cuestiones como el comercio y las fronteras internacionales cuando aprenden acerca del concepto matemático del perímetro. Los niños y niñas aprenden acerca de otros países en el marco de los derechos infantiles y, como resultado de esos estudios, han producido videos alusivos que se pueden ver en línea.

Los 604 niños y niñas que constituyen el alumnado de la escuela Millfields hablan un total de 40 idiomas distintos. Para un 75% de ellos, el inglés es su segunda o tercera lengua, y un 20% de los estudiantes son refugiados o asilados.

Los derechos, el respeto y la responsabilidad

En la escuela Millfields también se ha instituido una “Carta escolar” en la que se establece que a cada derecho le corresponde una responsabilidad y donde se alienta el respeto por los derechos de los demás.

“Esos tres conceptos –el de los derechos, el del respeto y el de la responsabilidad– fueron aceptados por todos los adultos”, explica Wilson. “Antes, sólo tenían ideas vagas acerca del significado real de los derechos de los niños, que en algunos casos confundían con los deseos de los alumnos”.

Un “conjunto de valores”

En las escuelas respetuosas de los derechos no sólo se enseña a los alumnos a enumerar esos derechos sino que se les instruye sobre la manera de relacionar los artículos de la Convención con sus vidas y experiencias. Los niños y niñas también aprenden que esos derechos conllevan ciertas responsabilidades.

“El modo para que los niños y niñas se percaten de cuáles son sus responsabilidades no consiste en presentárselas como algo negativo, sino como parte de la potenciación del papel de la infancia, que se obtiene cuando se respetan sus derechos”, afirma Edward Waller, Jefe de Educación del Comité Nacional del Reino Unido pro UNICEF.

El programa “Premio a las escuelas respetuosas de los derechos” complementa otras iniciativas que cuentan con apoyo del Gobierno, como la titulada “Escuelas ecológicas” y la “Escuelas saludables”. Waller señala que el programa de” Escuelas respetuosas de los derechos” es un “conjunto de valores”, que engloba todas esas iniciativas diferentes.

Además, por tratarse de un marco de valores fundamental para la escuela, la Convención sobre los Derechos del Niño es generalmente aceptada por padres, madres, docentes y alumnos, debido a que tiene carácter universal y que no se basa en ninguna religión o cultura en particular.


 

 

Búsqueda