Uganda

Una combinación entre lo tradicional y lo novedoso está ayudando a reducir las muertes infantiles en Uganda

Entérate de cómo, mezclando la tradición con la innovación tecnológica, Uganda está avanzando hacia la reducción de la mortalidad infantil. (Video en inglés)  Véalo en RealPlayer

 

Por Sarah Crowe

El Informe de 2013 sobre los progresos de Una promesa renovada muestra que se han logrado avances importantes en la reducción de la mortalidad infantil en todas las regiones del mundo y en todos los niveles de ingreso nacional. Sin embargo, se necesitan mayores esfuerzos si el mundo ha de cumplir el Objetivo de Desarrollo del Milenio 4, que consiste en reducir en dos tercios la tasa de mortalidad de menores de 5 años para 2015.

En el curso de una generación, combinar la tradición con la innovación ha contribuido a elevar de manera extraordinaria las tasas de supervivencia infantil en Uganda.

BUKUMANSIMBI, Uganda, 16 de septiembre de 2013 – En el centro de salud Butenga, Brian, de cuatro días de nacido, se ha convertido en un nuevo ciudadano de Uganda. Esta semana nacieron aquí otros cinco bebés; es decir, cinco veces más que un par de años atrás.

Obtener asistencia oportuna de personal calificado durante el parto ayuda a que los recién nacidos superen los momentos más delicados de sus vidas y a que sus madres se recuperen mejor y más prontamente. La razón de este auge en los nacimientos es la creciente utilización y demanda de mejores servicios de salud, todo lo cual busca disminuir las muertes infantiles que es posible prevenir.

Telégrafo social y mensajes de texto (SMS)

Mediante la combinación del viejo sistema africano de “telégrafo social” –diálogos comunitarios– y los usos innovadores de la tecnología moderna, en Uganda se ha registrado un impresionante descenso en el número de muertes infantiles en el transcurso de una generación.

“Facilitar el diálogo a nivel comunitario en distintas zonas y parroquias ha sido de gran utilidad”, dice el Oficial Clínico Superior del centro de salud Butenga, Dr. Wassua Timothy Bukenia. Él explica que los agentes sanitarios participan en diálogos con la comunidad, responden preguntas y hablan sobre los servicios que ofrece el centro de salud. “Al principio, lo llamaban ‘centro sanitario del gobierno’, pero les dijimos que no era del gobierno sino de todos ellos, pues los servicios estaban destinados a ellos y no al gobierno”, dice el Dr. Bukenia. “Entonces, los miembros de la comunidad empezaron a venir motivados por la curiosidad y quedaban sorprendidos. A partir de ese momento nos percatamos de que el número de personas que acudían aumentaba cada vez más”.

Otro factor que influyó notablemente en el cambio  que ha experimentado Uganda fue la introducción de mTrac. Este es un novedoso y rápido sistema de mensajes de texto (SMS), que fue desarrollado originalmente por UNICEF y hoy representa una de las principales iniciativas dirigidas por los gobiernos en materia de salud móvil. Aprovecha las crecientes tasas de propiedad de teléfonos móviles en Uganda para complementar el sistema de información sobre la gestión sanitaria con que el país cuenta hoy en día.

Por medio de la línea gratuita de atención telefónica para mTrac y SMS –8200– , cualquier miembro de la comunidad puede dar información acerca de los servicios de salud. Esta línea telefónica de asistencia ya está disponible en todo el país, y millones de suscriptores de telefonía móvil la han utilizado.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Uganda/2013/Vassie
Nakimbugwe Juliet y su hija Violeta, de 2 años de edad, en el Centro de Salud de Butenga, donde se está experimentando con tecnología de SMS mTrac. Esta y otras innovaciones están ayudando a mejorar la atención de la salud para llegar a zonas remotas del país.

Medicamentos en los estantes gracias a un tablero de mando

Una aplicación de mTrac permite saber si los medicamentos esenciales se agotan en los hospitales. El sistema incluye tanto la gestión como la operación estandarizadas de los medicamentos. Con un solo clic, las existencias de medicamentos agotados se pueden reponer notificando al distrito central a través de un tablero de mando. Este proceso ahorra tiempo, combustible y dinero, además de que ningún paciente es rechazado por falta de medicinas.

“Anteriormente, cuando se agotaba algún medicamento en un centro asistencial, había que esperar tres o cuatro meses hasta que llegara el siguiente envío”, dice el especialista en sistemas de salud para UNICEF en Uganda, Dr. Davis Musingizi. “Ahora, el distrito revisa su tablero de mando de mTrac para saber cuáles establecimientos sanitarios tienen suficientes fármacos y en cuáles se están agotando las existencias”.

“Ya no se están perdiendo medicamentos”, dice el Dr. Bukenia.

Vídeos en el lenguaje Karamoja

Todo lo anterior está contribuyendo a que Uganda adquiera la reputación de ser una especie de laboratorio de cambio en favor de la infancia. En un almacén destartalado, un grupo de aficionados a la tecnología están desarrollando otro prototipo. Entre una valija con ruedas, esta nueva máquina emite mensajes sobre salud a zonas rurales aisladas, como Karamoja, en el nordeste del país. Las primeras pruebas sobre el terreno han sido prometedoras.

“La gente estaba verdaderamente asombrada”, dice Hartmut Androsch, Coordinador Técnico de Tecnología para el Desarrollo, UNICEF Uganda. “Era la primera vez que veían algo así. Y muchas personas nunca habían visto un vídeo sobre salud. Además, estaba en karamoja, la lengua local”.

  
Se trata de lo básico

La aplicación de enfoques novedosos en pro de la salud infantil genera un inmenso entusiasmo en Uganda. Pero, al mismo tiempo, los expertos en salud se esfuerzan por encontrar un equilibrio entre lo innovador y lo básico. Ante el rápido proceso de urbanización de Uganda y sus elevadas tasas de fertilidad –las terceras más altas del mundo–, los voluntarios de los equipos sanitarios de las aldeas están en primera línea contra las principales causas de muerte entre los niños: el paludismo, la neumonía y la diarrea. Ellos explican por qué es importante dormir con la protección de un mosquitero; enseñan prácticas adecuadas de nutrición e higiene; y promueven soluciones sencillas y económicas, como lavarse las manos con jabón.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Uganda/2013/Vassie
El oficial enfermero Nalutaaya Pauline envía un mensaje de texto vía mTrac. Los trabajadores sanitarios pueden utilizar este sistema para hacer seguimiento en tiempo real a información relacionada con la salud, como los brotes de enfermedades y las existencias de medicamentos. Así mismo, mTrac les permite registrar nacimientos.

Un programa que ha dado buenos resultados –Salvar a a las Madres, Dar Vida– integra las intervenciones sobre supervivencia de la madre y el niño, incluyendo soluciones de salud móvil. Cientos de trabajadores sanitarios de Uganda y Zambia han recibido capacitación en atención de urgencia en obstetricia y neonatología. Los agentes de salud comunitarios ayudan a preparar a las madres gestantes para el parto y recopilan información para hacer seguimiento a los avances. Se distribuyen suministros y equipos esenciales –incluyendo implementos médicos y estuches con elementos necesarios para las futuras madres–, a fin de que los partos en los centros médicos tengan lugar en condiciones de seguridad.

“Francamente, se trata de lo básico”, dice Leslie Reed, Directora de Misión de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en Uganda. “Por ejemplo, saneamiento, agua, electricidad, personal, acceso”.

“Por esto, considero que será un compromiso compartido y que el Gobierno de Uganda debe intensificar sus esfuerzos. Tienen un plan excelente y debemos trabajar hombro a hombro para ponerlo en práctica”.

Está previsto que Uganda dé a conocer sus planes para la aplicación en noviembre de 2013.

 

________________________________

Una promesa renovada es un movimiento basado en la responsabilidad compartida para la supervivencia infantil, y está movilizando y reuniendo a los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado y los individuos en la causa de poner fin a las muertes infantiles prevenibles en el lapso de una generación. El movimiento busca el avance de Todas las mujeres, todos los niños, una estrategia puesta en marcha por el Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon, con el objetivo de mejorar la salud de mujeres y niños a través de la acción y de las actividades de promoción para acelerar la reducción de la mortalidad prevenible de las madres, de los recién nacidos y de los niños.

Desde su inicio, 176 gobiernos firmaron El Compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada, y miles de grupos de la sociedad civil y particulares han movilizado acciones y recursos en apoyo de la meta. Un conjunto amplio de gobiernos han comenzado a establecer nuevos objetivos ambiciosos para la supervivencia de las madres, los recién nacidos y los niños, mientras que, en todo el mundo, la sociedad civil exige cada vez más que los gobiernos sean responsables de sus promesas, un factor promovido por las nuevas tecnologías y las herramientas de comunicación.

Una promesa renovada reconoce que la capacidad de liderazgo, el compromiso y la rendición de cuentas son fundamentales para poner fin a las muertes infantiles prevenibles. Y debido a que cada vez más se reconoce que la supervivencia infantil es una responsabilidad compartida, todos tienen una función que desempeñar.


 

 

Fotografía UNICEF: Mapeo de los riesgos del VIH

Búsqueda