Uganda

El persistente desafío del cólera en Uganda

Imagen del UNICEF
© UNICEF Uganda/2010/Nybo
Una niña recoge agua en el lago George, en el distrito de Kasese de Uganda. Muchos pobladores de la región consumen agua del lago a pesar de que corren peligro de contraer el cólera.

Por Thomas Nybo

HAMUKUNGU, Uganda, 8 de junio de 2010 – Recién comienza a amanecer en esta aldea de pescadores del distrito de Kasese cuando una niña de corta edad se interna en el lago George y llena de agua un recipiente amarillo de plástico.

Vea el VÍDEO

Se trata de una escena común en los ríos y lagos de este distrito, donde hombres, mujeres y niños recogen agua para el consumo pese a que corren grave peligro de contraer cólera. El año pasado, más de 500 habitantes se infectaron con esa enfermedad, que causó más de una decena de muertes.

Cada vez más casos de cólera

“Mi hija tomaba agua del lago, pero no la hervía. Por eso cayó enferma”, dice una mujer cuya hija de ocho años de edad contrajo el cólera. Hasta que su hija corrió peligro de muerte, la mujer se había mostrado reacia a comprar agua embotellada debido a su alto costo, ya que sólo cuenta con el modesto salario de pescador de su marido para criar a sus cuatro hijos.

El cólera es una infección bacteriana de los intestinos que se propaga debido al consumo de agua contaminada con excrementos humanos. En muchos lugares del mundo, la carencia de agua potable y la falta de sistemas adecuados de eliminación de residuos constituyen una combinación letal para la población humana.

A pesar de los esfuerzos que se realizan para mejorar la situación, el número de casos de cólera, así como el número de muertes debidas a esa enfermedad, continúa en aumento. En Uganda, esa tendencia queda especialmente en evidencia durante la temporada de lluvias, cuando las aguas arrastran los excrementos y desperdicios hasta los ríos y lagos. A falta de otras opciones, las personas continúan recogiendo agua contaminada para el consumo y, con frecuencia, contraen el cólera y otras enfermedades.

El cólera aún es mortífero

Pese a que en muchos distritos se han puesto en marcha programas que fomentan el consumo de agua embotellada o hervida, los expertos opinan que para que la situación mejore será necesario modificar ciertas actitudes con respecto al cólera que están profundamente arraigadas en la población.

“Creo que lo que estamos pasando por alto es la necesidad de modificar los comportamientos”, explica Paul Semakula, Especialista en Agua y Saneamiento Ambiental de UNICEF. “No tenemos en cuenta lo que piensan los habitantes sobre el cólera. Éstos opinan que el cólera no representa ningún peligro. Después de todo, saben que los enfermos reciben tratamiento durante dos o tres días y comienzan a sentirse bien. Y por eso no ven la necesidad de luchar contra el cólera”.

Pese a que el cólera se puede tratar con éxito, es una enfermedad que ocasiona la pérdida de muchas horas de trabajo o de producción, que impide que los niños y niñas vayan a la escuela y que sigue causando miles de muertes en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, en los últimos tres años el cólera causó unas 6.300 muertes a escala mundial.

Los niños y niñas sufren sus efectos de manera desproporcionadamente alta en las zonas donde la enfermedad tiene carácter endémico.

Cambios de actitudes

UNICEF colabora con los gobiernos locales de Uganda para hacer frente a la constante amenaza del cólera y para posibilitar el cambio de las actitudes de la población. A tal efecto, brinda apoyo a servicios logísticos básicos, como los de saneamiento e higiene, y suministra elementos y materiales para la purificación y el almacenamiento del agua. Se trata de servicios que alivian en gran medida la pesada carga del cólera.

UNICEF también estudia posibles medidas legislativas destinadas a proteger a la población de Uganda del consumo de alimentos contaminados y a requerir que todas las viviendas del país cuenten con letrinas.

Lo más importante, según Semakul, es en cambio garantizar que en todas las viviendas y familias se produzcan los necesarios cambios de comportamiento y actitudes. “Debemos garantizar”, terminó diciendo el especialista de UNICEF, “que todos cuenten con instalaciones adecuadas de suministro de agua y saneamiento e higiene en sus hogares”.


 

 

Vídeo (en inglés)

5 de noviembre de 2009: El corresponsal de UNICEF, Thomas Nybo, informa sobre los esfuerzos que se realizan en Uganda para erradicar el cólera.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda