Uganda

El “Movimiento por la educación de las niñas” fomenta la educación escolar de los niños ugandeses vulnerables

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Peace Margaret Atwooki (der.), una niña ugandesa huérfana de 14 años de edad, ha regresado a clases gracias al “Movimiento por la educación de las niñas”, una iniciativa que cuenta con el apoyo de UNICEF.

Por Thomas Nybo

DISTRITO DE KYENJOJO, Uganda, 19 de abril de 2010 – Tras una ausencia de cuatro años, Peace Margaret Atwooki, de 14 años de edad, ha regresado a la escuela.

Vea el VÍDEO

Peace Margaret es huérfana, una condición bastante común en Uganda, donde muchos niños y niñas han perdido sus padres debido al SIDA y otras enfermedades. Al quedar huérfana, la niña tuvo que abandonar sus estudios y ganarse la vida como trabajadora doméstica. Sin embargo, una amiga le puso en contacto con los integrantes de un club que recibe apoyo de UNICEF, donde se le alentó a que reanudara sus estudios escolares.

Apoyo para continuar estudiando

Peace Margaret comenta que dejar su empleo fue una decisión difícil, aunque agrega que la pérdida de sus padres le impulsó a cambiar su vida.

“De pronto, me di cuenta que mis padres ya no estaban”, explica. “Y comprendí también que tenía que volver a estudiar, porque es la única manera en que algún día quizás sea una persona importante, y no una empleada doméstica”.

Peace Margaret ingreso a un club que forma parte del “Movimiento por la educación de las niñas”, conocido localmente por las iniciales GEM, que comenzó a funcionar en Uganda en 2001 gracias al apoyo de UNICEF. GEM cuenta con filiales en diversos países de África subsahariana que comparten un mismo objetivo, garantizar que las niñas como Peace Margaret cuenten con el respaldo que necesitan para volver a la escuela y seguir estudiando.

Se trata de un desafío formidable, ya que las estadísticas oficiales indican que en Uganda más de 700.000 niños y niñas de 6 a 12 años de edad nunca han ido a la escuela, y que dos de cada tres niños ugandeses que inician sus estudios primarios no logran terminarlos.

El regreso de los niños a las clases

Mugenyi Mary Cleophas, directora de la escuela a la que asiste Peace Margaret, afirma que los clubes GEM mejoran significativamente la situación en sus comunidades. “Gracias a la orientación y ayuda de UNICEF, desde 2007 hemos logrado que 54 niños y niñas regresen a clases”, explica la educadora.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Peace Margaret Atwooki (der.), una niña ugandesa huérfana de 14 años de edad, ha regresado a clases gracias al “Movimiento por la educación de las niñas”, una iniciativa que cuenta con el apoyo de UNICEF.

La filial local del club GEM también suministra cuadernos y anotadores, lápices y estuches y uniformes escolares a los alumnos necesitados. Parte de los fondos del club provienen del trabajo de los propios estudiantes, que cultivan un huerto y venden lo que producen.

“En su mayoría, los niños y niñas que han regresado a clases son muy pobres y no tienen libros”, explica Cleophas. “Algunos provienen de familias donde los niños son cabeza de familia. Son niños que están solos en sus hogares con sus hermanos y hermanas. No tienen madre… no tienen padre. El SIDA es una plaga que nos ha sumido en el desorden”.

Con el fin de prevenir que los estudiantes vulnerables o sometidos a presiones abandonen sus estudios, la escuela local ha instituido un estricto sistema de control de la asistencia a clases mediante el cual los maestros detectan comportamientos de ausentismo escolar.

El derecho a aprender

Los expertos creen que las labores destinadas a ampliar la educación primaria en los países en desarrollo rendirán frutos en muchos niveles y sectores. La educación escolar es indispensable para la alfabetización, la potenciación y el crecimiento económico de la población. Resulta fundamental asimismo con respecto a la supervivencia infantil y al desarrollo pleno de las generaciones futuras.

“Me di cuenta de que trabajando donde trabajaba no ganaba nada ni avanzaba”, comenta Peace Margaret. “Ahora, en cambio, me siento muy feliz porque voy a la escuela. Y también me siento muy orgullosa, porque voy a terminar el ciclo primario y a comenzar mi educación secundaria”.

Los niños y niñas de Uganda y del resto del mundo tienen derecho a aprender. Los clubes que patrocina el “Movimiento por la educación de las niñas” ayudan a que los estudiantes disfruten de ese derecho y sientan las bases para un futuro mejor.


 

 

Vídeo (en inglés)

El corresponsal de UNICEF, Thomas Nybo, informa sobre la labor que lleva a cabo el “Movimiento por la educación de las niñas” para impulsar la paridad de género en las escuelas de Uganda.
VÍDEO alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda