Uganda

La reintegración mediante el deporte de los niños afectados por los conflictos en Uganda septentrional

Imagen del UNICEF
© UNICEF video/2008
Los juegos organizados y las competencias deportivas transforman a las escuelas de Uganda septentrional en eficaces centros de rehabilitación.

Por Gary Strieker

DISTRITO DE LIRA, Uganda, 26 de septiembre de 2008 – Durante los largos años de conflicto civil en Uganda septentrional, las escuelas permanecieron cerradas y muchas comunidades de la región fueron evacuadas a campamentos de desplazados por razones de seguridad. Hoy, en el Distrito de Lira comienza a afianzarse una frágil paz, las familias empiezan a regresar a sus hogares y las escuelas reabren sus puertas.

Sin embargo, muchos de los niños y niñas que regresan a sus hogares han sufrido profundamente a causa del conflicto. Algunos fueron secuestrados por los insurgentes y obligados a combatir. El retorno de estos niños y niñas a una infancia normal es una tarea extremadamente difícil.

“Las vidas de estos niños están profundamente alteradas”, explicó Edwin Odur-Luru, que trabaja en el terreno para la organización internacional War Child. “Lo que estos niños y niñas necesitan es apoyo psicosocial para poder reintegrarse en la vida de sus familias y comunidades”.

La transformación de las escuelas

Samuel Opido pasó cuatro de sus 14 años en un campamento de desplazados junto a sus 10 hermanos y hermanas. De regreso en la Escuela Primaria Angolocom, el niño menciona los episodios terribles que sucedieron en el campamento, como los incendios, las enfermedades, las muertes y otros sucesos de los que ni siquiera puede hablar.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video/2008
Samuel Opido pasó cuatro de sus 14 años de vida en un campamento de desplazados en Uganda, donde dice que fue testigo de muchas cosas malas. Los juegos y la práctica del deporte le han ayudado a hacerse nuevos amigos y dejar atrás su pasado.
Las escuelas como la de Samuel y miles de otros estudiantes del distrito les ofrecen ahora posibilidad de participar en juegos organizados y competencias deportivas, y se van transformando así en eficaces centros de rehabilitación de las comunidades. En los establecimientos escolares, los niños aprenden métodos no violentos de resolución de disputas y se alientan las relaciones estrechas entre las familias y las escuelas.

“Las competencias deportivas ayudan a que los niños y niñas se olviden del pasado y a que todos los que formamos parte de la comunidad nos concentremos en el presente y el futuro”, comentó Alex Ochien, padre de dos alumnos de la escuela Angolocom.

Mirar al futuro

El proyecto, que cuenta con apoyo de UNICEF, fomenta la práctica de deportes como el fútbol, el básquetbol y el voleibol en 50 escuelas del Distrito de Lira. El objetivo del proyecto consiste en que todos los niños y niñas regresen a clases y que sus vidas vuelvan a la normalidad.

Samuel explicó que los juegos y deportes le han permitido forjar nuevas amistades, pensar de manera positiva, no meterse en problemas y tener buen desempeño escolar.

Los niños, niñas y padres el Distrito de Lira están decididos a superar su triste pasado con la ayuda de los simples placeres que ofrecen los juegos y deportes.


 

 

Vídeo (en inglés)

Gary Strieker, de UNICEF, informa sobre el empleo de programas deportivos para ayudar a los niños y niñas a recuperarse de los traumas causados por los conflictos armados.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda