Uganda

Los niños y las niñas huyen de sus hogares para evitar que los rapten

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ04-0256/Furrer
Las familias buscan seguridad en las ciudades antes de que anochezca y comiencen los ataques

GULU, Uganda, 27 de mayo de 2004— Todas las tardes, cuando se pone el sol, las familias se apresuran hacia la carretera de Gulu, en el norte de Uganda, desesperados de llegar a la ciudad antes de que anochezca. Son decenas de miles de personas que abandonan sus hogares por la noche para escapar a los ataques de las fuerzas rebeldes y evitar que los miembros del Ejército de Resistencia del Señor (ERS) rapten a sus hijos.

Se calcula que 12.000 niños y niñas han sido raptados desde 2002. El ERS les obliga a combatir para ellos, a realizar todo tipo de tareas, o les utiliza para que tengan actividades sexuales con soldados y comandantes. Otros 3.000 fueron separados de sus familias mientras huían a un lugar seguro.

Esta semana, la Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy, ha llamado la atención sobre el sufrimiento de estos niños y niñas y del 1,6 millón de personas desplazadas a causa de esta guerra civil que dura ya 18 años.

“El Gobierno de Uganda tiene la responsabilidad de proteger a estos niños y niñas, y el resto del mundo debe desempeñar su parte. Por el momento, la respuesta de la comunidad internacional ha sido lamentablemente inadecuada”, dijo. “Hasta la fecha, los gobiernos se han comprometido a financiar solamente un 20% del llamamiento que las Naciones Unidas realizó este año para lograr 127 millones de dólares en asistencia humanitaria a la región”.

Todas las noches, la ciudad de Gulu ofrece refugio a los 14.000 niños y niñas que huyen del peligro de los rebeldes. El UNICEF distribuye tiendas, mantas e instalaciones de saneamiento y trabaja con los organismos locales para tratar de aliviar el sufrimiento.

La Sra. Bellamy visitó también un centro de recepción para niños y niñas que han sido liberados por el ELS o que han conseguido huir. Muchas de las niñas han dado a luz bebés concebidos cuando se les obligó a tener relaciones sexuales con los comandantes del ELS. El UNICEF trabaja con la Gulu Support the Children Organisation (GUSCO) para proporcionarles alimentos, vestidos, atención de la salud, orientación y educación básica.

La Sra. Bellamy ha pedido la liberación inmediata de todos los niños y las niñas que están en poder de los grupos armados. Cuando visitó Gulu se reunió con el comandante de la 4ª división de las Fuerzas de Defensa Popular de Uganda, que confirmó el compromiso de Uganda para poner fin al reclutamiento de menores de 18 años.

En el sur del país, la Sra. Bellamy visitó programas comunitarios que reciben apoyo del UNICEF para promover la educación y prevenir el VIH/SIDA. La Directora del UNICEF alabó los progresos alcanzados en la educación primaria universal y la respuesta a la pandemia del SIDA.


 

 

Ver el vídeo reportaje (en inglés)

"Night commuters of northern Uganda"

Anchura de banda baja
View clip (Real Format)

Anchura de banda alta
View clip (Real Format)

Ensayo fotográfico

Búsqueda