Panorama: República Árabe Siria

Diario de campo: Una caravana de suministros de emergencia llega a las familias sirias devastadas por el conflicto

Imagen del UNICEF
© UNICEF Syria/2014/Al Kaae
Un niño lleva un kit de higiene familiar de UNICEF que acaba de ser distribuido en la ciudad de Areha. Alrededor de 13.000 familias vivían en la ciudad antes de que se iniciara el conflicto. Según la Media Luna Roja de Siria, la población actual es de aproximadamente 5.000 familias.

Por Michele Al Kaae

AREHA, protectorado de Idleb/Tartous, 10 de febrero de 2014 – La calma ha retornado a Areha, una ciudad situada a unos 14 km de Idleb, pero las marcas que revelan intensos combates están por todas partes.

AREHA, protectorado de Idleb/Tartous, 10 de febrero de 2014 – La calma ha retornado a Areha, una ciudad situada a unos 14 km de Idleb, pero las marcas que revelan intensos combates están por todas partes.

Miles de niños y familias huyeron de los combates, la mayoría trasladándose a la ciudad de Idleb. Desplazados de sus hogares y sus comunidades, se trasladaron a refugios en las escuelas u otros edificios públicos, o se apretujaron en los apartamentos de amigos o de familiares.

La semana pasada yo formaba parte de la caravana interinstitucional de las Naciones Unidas que llevó suministros de emergencia muy necesarios al distrito de Areha, incluida la ciudad de Muhambel. Habían pasado meses desde que la asistencia humanitaria pudo conseguir llegar hasta allí. Incluso ahora que los combates se han interrumpido en esta zona, la caravana de 22 camiones tuvo que dar un rodeo para evitar las zonas “calientes”, donde todavía hay actividad.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Syria/2014/Al Kaae
Los suministros incluyen también mantas, ropa de invierno, kits básicos de agua y jabón. Unos vehículos de las Naciones Unidas pasan al lado de la caravana de 22 camiones que llevan los suministros a las familias afectadas por el conflicto.

Nadie sabe cuántas personas han quedado desplazadas, pero probablemente más de la mitad de la población ha abandonado la ciudad. Mientras que antes del conflicto la población de Areha era de unas 13.000 familias, los colegas de la Media Luna Roja Árabe Siria estiman que la población actual es de aproximadamente 5.000 familias. Algunas de ellas nunca abandonaron la ciudad, pero otras están regresando ahora para ver cómo se encuentran sus casas y hacer reparaciones si pueden. 

La destrucción en Areha es especialmente grave a lo largo de la antigua línea de batalla, donde muchos edificios han quedado completamente destruidos. En otros hay cráteres o están plagados de agujeros de bala. Muchas otras partes de la ciudad han sufrido daños.

La mitad de los camiones de la caravana estaban llenos de suministros de UNICEF suficientes para 2.800 familias. Los suministros incluyen mantas, ropa de invierno, conjuntos de higiene para bebés y familias, conjuntos básicos de agua, y jabón.

UNICEF, PMA, UNFPA, PNUD, OCHA, UNDSS, el ACNUR y la OIM contribuyeron a la misión.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Syria/2014/Al Kaae
Unos niños observan la descarga de los suministros de emergencia en Areha. La asistencia humanitaria se había interrumpido durante meses debido al conflicto.

Los camiones descargaron sus suministros en un almacén de Areha. La Media Luna Roja Árabe Siria, una organización aliada, gestionará la distribución a los niños y las familias afectadas. Incluso en esta parte de la ciudad, donde los edificios se mantienen aún en pie, muchos presentan marcas de disparos de armas cortas.

A medida que se descargaron los suministros, me di cuenta de que había grupos de niños que caminaban llevando mochilas de UNICEF. Hablé con un joven de unos 9 a 10 años, que me dijo que había huido con su familia a la ciudad de Idleb para escapar de los combates en Areha. La familia se alojó con unos parientes. El joven dijo que había podido seguir yendo a la escuela mientras estaba desplazado en Idleb, donde le habían dado la mochila de UNICEF con materiales escolares.

Debido a que se ha establecido una calma relativa en Areha, su familia regresó al hogar. Me dijo que su casa había sufrido daños en los combates, pero que pueden vivir en ella mientras hacen reparaciones. El joven está de vuelta a la escuela en Areha, y poco a poco está volviendo a la normalidad.

Fue muy inspirador para mí poder formar parte de una misión que está procurando un socorro inmediato a los niños y las familias atrapadas en este conflicto. Estas personas realmente están necesitadas. Algunos han perdido sus hogares y han pasado por la experiencia del desplazamiento y la incertidumbre, sin saber cuándo podrían regresar a su comunidad. Otros han perdido a amigos y familiares. Fue muy alentador ver a tantos niños acudir a la escuela.

Esta caravana forma parte de un plan integral para llegar con suministros vitales de emergencia a la mayoría de las zonas difíciles de alcanzar. Aunque la caravana fue un éxito, aún quedan muchos desafíos para distribuir suministros de socorro entre las personas más vulnerables, muchas de las cuales siguen estando inaccesibles a causa del conflicto.


 

 

Fotografía UNICEF: Crisis siria

Búsqueda