Panorama: República Árabe Siria

Tratando de vacunar a todos los niños sirios contra la poliomielitis

Por Razan Rashidi

DAMASCO, Siria, 19 de diciembre de 2013 – En los últimos días se ha llevado a cabo la mayor campaña de inmunización nunca antes realizada en Oriente Medio, con el objetivo de vacunar a más de 23 millones de niños contra la poliomielitis en la región, especialmente en la República Árabe Siria, donde se confirmaron 17 casos de polio a finales de noviembre.

Imagen del UNICEF
© Ar-Raqqa Youth Volunteers organization/2013
Un niño recibe gotas de la vacuna antipoliomelítica en la ciudad de Raqqa, bajo condiciones meteorológicas difíciles, como parte de la campaña nacional de vacunación que recibe apoyo de UNICEF.

Para evitar una mayor propagación del virus, las partes interesadas han unido sus esfuerzos para vacunar a todos los niños menores de 5 años, tanto si viven en sus hogares como si han quedado desplazados por el conflicto. Dentro de la República Árabe Siria, el plan es llegar a más de 2 millones de niños menores de 5 años.

“Llegar a todos los niños dentro de Siria, incluyendo aquellos que viven en zonas de combate y que no fueron detectados en una campaña anterior, es una prioridad para UNICEF y para todos los aliados nacionales”, dijo Youssouf Abdel Jelil, Representante de UNICEF en Siria.

“¿Cómo podríamos quedarnos sin hacer nada?”

En Raqqa, un clima frío tormentoso no impidió que los jóvenes voluntarios de la ciudad llegaran al mayor número posible de niños.

“Éstos son nuestros hijos, ellos nos representan. ¿Cómo podríamos quedarnos sin hacer nada?”, dice Abed Issa Al Muhammad, jefe de la organización juvenil de Raqqa. “Estamos siguiendo con atención las noticias sobre la campaña en todas las regiones de Siria, porque sabemos que todos nuestros esfuerzos serían en vano si un solo niño no ha recibido su dosis”.

La organización dispone de más de 30 jóvenes que dedican su tiempo y su trabajo en circunstancias verdaderamente difíciles.

“Algunas familias no tienen los medios necesarios para llegar a los centros de salud que todavía están funcionando”, dijo uno de los voluntarios. “Así que llegamos hasta donde están y les llevamos un futuro mejor para sus hijos”.

“Todos los padres de familia que conocimos estaban buscando la vacuna”, dijo el Sr. Al Muhammad. “Se dan cuenta de lo crucial e importante que es para el futuro de sus hijos”.

La campaña cuenta también con la participación de trabajadores locales de salud en quienes confían las comunidades. Algunas familias donaron combustible a la organización juvenil para llegar a las aldeas y los pueblos de toda la provincia de Raqqa.

Un momento fundamental

“Es un momento fundamental para UNICEF y todos sus aliados, pero las historias y los ejemplos que demuestran el compromiso y la conciencia de la comunidad en todo el país son motivo de esperanza”, dijo el Dr. Iman Bahnasi, Especialista de salud de UNICEF y gestor de la campaña de respuesta ante la poliomielitis.

Imagen del UNICEF
© SARC/2013
Un coordinador de salud de UNICEF administra la vacuna contra la polio a un joven en Deir ez-Zor.

En Deir ez-Zor, una zona donde se han producido fuertes combates desde hace casi dos años, la comunidad local está desempeñando un papel de liderazgo en la vacunación de los niños. En colaboración con el Ministerio de Salud, UNICEF apoya a las ONG locales y los centros de salud con el fin de llegar a todos los niños menores de 5 años.

“Tenemos informes que indican que más de 80.000 niños fueron vacunados en la provincia de Deir ez-Zor, donde hay el mayor número de casos confirmados de polio”, dijo el Dr. Bahnasi. “No es fácil controlar y obtener informes precisos sobre la ejecución de la campaña, pero trabajamos en estrecha colaboración con el Ministerio de Salud de Siria para recibir los datos más exactos”.

Muchos niños siguen estando inaccesibles, sobre todo aquellos que se encuentran atrapados en zonas aisladas o que viven en zonas de conflicto.

El derecho de todos los niños

Durante los próximos meses, UNICEF tiene previsto distribuir en Siria 10 millones de dosis de la vacuna antipoliomelítica. El primer envío de 2 millones de dosis llegó a Damasco a finales de noviembre. Las vacunaciones se llevarán a cabo en lugares fijos en las zonas más pobladas, o yendo de casa en casa, según sean las condiciones de seguridad y acceso. Las actividades las llevan a cabo las autoridades nacionales y locales de salud con el apoyo de UNICEF, la OMS, la Media Una Roja Árabe Siria y otros aliados.

“Todos los niños sirios deben recibir la vacuna, sin importar dónde se encuentren”, dijo el Sr. Jelil. “Todos los niños tienen derecho a este tipo de protección, y la atención de la salud debe permanecer neutral, sin importar el contexto”.


 

 

Fotografía UNICEF: Crisis en Siria

 

Búsqueda