Panorama: República Árabe Siria

El seminario de UNICEF está determinado a abordar el problema del trabajo infantil en Siria

Por Rob Sixsmith

ALEPO, República Árabe Siria, 15 de octubre de 2010 - Cuando el último de una serie inquebrantable de cigarillos se consume entre sus dedos amarilleados por el aceite, Abu Hamid, mecánico sirio, explica su apuro.

VÍDEO (en inglés): 5 de agosto de 2010: Rob Sixsmith, de UNICEF, informa desde la República Árabe Siria sobre el trabajo infantil.  Véalo en RealPlayer

 

Los dos refrescos que acaba de ofrecer en signo de hospitalidad consisten aproximadamente la mitad de su jornal, de modo que se pregunta qué puede hacer sino enviar a sus hijos a trabajar.

“Si mis padres me hubieran ofrecido una educación, mi situación habría sido mucho mejor", comenta Hamid. "He intentado educar a mis propios hijos, pero sin el dinero que ganan no podríamos sobrevivir”.

Romper el ciclo de la pobreza

El trabajo infantil está aumentando su posición en la lista de prioridades en Siria, un país donde el problema podría parecer crónico a primera vista. Hay pocas estadísticas oficiales pero muchas de las familias más pobres del país dependen de los ingresos que generan sus niños, perpetuando de este modo un ciclo de pobreza que significa que los adultos pobres engendran hijos pobres.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Ahmad, de 9 años, trabaja en la fábrica textil de Alepo, Siria.

Con el objetivo de prevenir las serias implicaciones que el problema del trabajo infantil en Siria plantea para el futuro existe un número de iniciativas de UNICEF y del Gobierno, como un reciente seminario sobre trabajo infantil organizado en Alepo, una ciudad al norte del país. Diseñado para crear conciencia sobre la situación del trabajo infantil, el seminario tuvo implicaciones de amplio alcance para el país en su conjunto.

“Lo primero de todo, ésta es una gran iniciativa porque sirve a la humanidad y de esto tratan todas las religiones", observó Muhammad Nour Ghazal, una figura islámica líder en Alepo.

Como sugirió Ghazal durante su asistencia al seminario, el trabajo infantil constituye un problema que sólo puede abordarse mediante una coalición amplia que incluya a dirigentes políticos y religiosos locales. Su asistencia al seminario de UNICEF y del Ministerio de Asuntos Sociales del país es un avance positivo.

Los riesgos para la salud

Si bien muchas familias dependen de los ingresos procedentes del trabajo infantil, la práctica empobrece frecuentemente a los más depauperados y se convierte en una cuestión decisiva para la vida cuando el trabajo infantil amenaza la salud y seguridad infantiles.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Los niños de Alepo, una ciudad al norte de Siria, donde un amplio porcentaje de jóvenes trabajan para ganarse la vida.

Una de las fuentes primarias del trabajo infantil en la histórica ciudad de Alepo viene representada por las múltiples pequeñas fábricas de ropa aglomeradas alrededor de las polvorientas zonas periféricas. Además de mantener a los niños desescolarizados, el mismo ambiente de las fábricas plantea una amenaza para los jóvenes trabajadores.

“El oficio predominante por aquí es la fabricación de calzado y la industria textil, cuyo ambiente laboral es extremadamente perjudicial para la salud", manifestó Ghada Al Rifaee, que trabaja en un proyecto no gubernamental en Alepo denominado Our City (Nuestra ciudad). "Algunos de los niños se han vuelto adictos al pegamento que emplean todo el día. Añádase a eso las reacciones alérgicas en las manos y las inflamaciones. También necesitamos a alguien que investigue la probabilidad del cáncer".

Uno de tales niños es el joven Ahmad, que a sus nueve años probablemente inicie una larga carrera en las fábricas textiles de Alepo. Su hermano mayor, que trabaja con una máquina de coser en el banco de enfrente, ha hecho eso él solo desde que tenía seis años.

Afrontar el problema

“Aquí hay niños de corta edad porque es verano", afirmó Abu Ahmad, propietario de la fábrica. “Normalmente contratamos a los niños cuando han cumplido los 16 y 17 años. Se merecen aprender antes de esa edad... Todos nuestros trabajadores han recibido educación. En general, no tenemos analfabetismo o ignorancia".

Al igual que Abu Ahmad, muchos de los dueños de las pequeñas fábricas textiles de Alepo niegan terminantemente que contraten a niños de corta edad.

“Esta cuestión del trabajo infantil está provocando una crisis", dijo Ahd Breddy, de la organización no gubernamental Orphan Girl de Alepo. "Nuestros niños están abandonando la escuela y cuando el niño ve en sus manos dinero en lugar de educación, se arruina la sociedad".

El trabajo infantil debilita el desarrollo de Siria y deja a los más pobres enredados en una peligrosa tela de pobreza. Por encima de todo lo demás, el reciente seminario de UNICEF y del Ministerio de Asuntos Sociales de Siria establece un punto de partida: la creación de una alianza determinada a abordar el problema del trabajo infantil en Siria.


 

 

Búsqueda