Swazilandia

La juventud de Swazilandia inició una marcha que recorrerá el país para crear conciencia acerca del VIH

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2008/Phakathi
Los participantes de la campaña “La nación camina” enarbolan carteles donde se lee “Soy un héroe”, que implica que saben si están o no infectados con el VIH, que practican la abstinencia o son fieles a sus parejas.

Por Elizabeth Skorochod

MBABANE, Swazilandia, 4 de marzo de 2008 – Los primeros albores del día alumbraron los rostros de un centenar de swazis —entre ellos cuatro ministros del gobierno nacional— reunidos frente a la barrera fronteriza que separa al Reino de Swazilandia de la vecina Mozambique.

El grupo estaba a punto de iniciar “La nación camina”, una caminata que recorrerá todo el reino para crear conciencia en la población acerca del VIH, fomentar la educación acerca del virus y combatir los prejuicios relacionados con la enfermedad. La caminata comenzó el 2 de marzo y continuará hasta el 13 de este mes.

Delisa Msibi, una madre soltera de dos varones, dijo que participaba en la marcha porque perdió muchos amigos y parientes debido al SIDA.

Jacob Mahlobo, que trabaja en un centro de atención de huérfanos en su comunidad, dijo presente porque se enteró que podía recibir información sobre el VIH.

Bongiwe Khoza, que cubría sus trenzas con un mantón rojo, acudió a la cita porque su padre y su madre habían muerto de SIDA y quería hacer algo al respecto.

Wanda Matsabula, que vestía las tradicionales prendas con motivos swazi y pieles de animales, quería aprovechar la oportunidad para educar sobre el VIH a los pobladores de las comunidades apartadas.

La marcha cubrirá en 12 días los 200 km que separan la localidad de Mhlumeni, en la frontera con Mozambique, de Sicunusa, que marca el límite entre Swazilandia y Sudáfrica.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2008/Phakathi
Los participantes de la campaña “La nación camina” enarbolan carteles donde se lee “Soy un héroe”, que implica que saben si están o no infectados con el VIH, que practican la abstinencia o son fieles a sus parejas.

Modificar las actitudes

Pese a que se trata de una de las naciones más pequeñas de África, Swazilandia tiene la tasa de prevalencia del VIH más elevada del mundo. Se calcula que una tercera parte de sus 10 millones de habitantes están infectados con el virus y que un 10% de la población del país está constituida por niños y niñas huérfanos y vulnerables.

La idea original de “La nación camina” se debió a un grupo de voluntarios del Cuerpo de Paz de los Estados Unidos que fue adoptada y apoyada por UNICEF y el Consejo Nacional de Respuesta a las Situaciones de Emergencia. Los organizadores esperan que la campaña beneficie a unos 100.000 habitantes de las zonas rurales que atravesarán los participantes de la marcha.

Uno de los objetivos de la campaña consiste en que la población rural de Swazilandia modifique sus actitudes y comportamientos con respecto al VIH. Asimismo, se propone integrar en una iniciativa nacional las diversas actividades relacionadas con la epidemia que se llevan a cabo en las comunidades más apartadas.

Pese a que en “La nación camina” pueden participar los swazis de todas las edades, la iniciativa ha atraído principalmente a jóvenes de todas las regiones del país. En los últimos años la prevalencia del VIH ha disminuido en el sector de la población menor de 30 años, y los organizadores de la marcha se proponen aprovechar esa tendencia positiva y exhortar a un número mayor de jóvenes a que tomen una actitud más responsable con respecto a sus vidas y ayuden a prevenir la propagación del VIH.

Seguiré luchando

El Primer Ministro de Swazilandia, Themba Dlamini, inauguró oficialmente la campaña encendiendo la antorcha con la que se encabezó la marcha.

“Hoy estamos haciendo historia”, señaló el Sr. Dlamini. “Estamos movilizando a las comunidades para aumentar el nivel de conciencia sobre el VIH y evitar la destrucción de nuestra nación. Cuando hayamos vencido a esta enfermedad, podremos mirar al pasado y decir que participamos en este acontecimiento, que hicimos historia”.

Todos los días de la marcha estarán dedicados a educar a los participantes y a las comunidades que visiten éstos acerca de las cuestiones relacionadas con el VIH. Durante las paradas que se harán a lo largo de la ruta se realizarán tareas de promoción de la prevención del VIH y de la orientación psicológica a las personas afectadas por esa enfermedad.

Asimismo, se fomentará la realización de las pruebas voluntarias del VIH. UNICEF patrocinará un Día de la Juventud que se celebrará cuando la caminata llegue a la mitad de su recorrido.

La iniciativa ha galvanizado el apoyo de diversos sectores de la sociedad de Swazilandia, entre ellos los dirigentes e integrantes de las comunidades, los ministerios de gobierno, los organismos de las Naciones Unidas y más de 20 organizaciones no gubernamentales.

“Quiero que el VIH desaparezca de nuestro país. Que desaparezca hoy mismo, esta misma tarde”, afirmó Bongiwe Khoza, uno de los participantes de “La nación camina”. “Sin embargo, sé que eso es imposible. De manera que seguiré luchando y caminando para ayudar a que nadie más tenga que sufrir”.


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda