Sudán

La capacitación de maestros ayuda a crear escuelas adaptadas a la niñez

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ HQ04-0950/Noorani
Estudiantes de una escuela auspiciada por UNICEF levantan las manos en clase. Esta escuela está en el campamento de Krindig en las afueras de El Geneina, capital de Darfur Occidental.

Por Phuong Nguyen

DARFUR, Sudán, 5 de octubre de 2005 – Maestros de Darfur aprenden a hacer que sus aulas estén “adaptadas a la niñez” gracias a la capacitación que ofrece UNICEF.

La capacitación actual en Darfur consiste en adiestrar instructores para que hagan de sus aulas un cómodo lugar de aprendizaje para sus alumnos, muchos de los cuales han sufrido gravemente en la guerra civil.

El objetivo de los talleres de capacitación es que los maestros adquieran la capacidad de percibir los sentimientos y experiencias de niños y niñas, así como la mejor manera de responder a sus necesidades de una manera solidaria.

UNICEF reconoce que los maestros y directores imponen con demasiada frecuencia acciones disciplinarias nocivas –tales como palizas con varas y látigos, o sin ellos– contra estudiantes considerados indisciplinados.

Estas acciones disciplinarias equivocadas y poco éticas, cometidas por maestros bien intencionados que no son conscientes de las consecuencias perturbadoras de sus acciones, traumatizan aún más a unos niños y niñas a quienes el conflicto de Darfur ha afectado de manera especial.

“He aprendido que la manera antigua de controlar a los estudiantes –a golpes y latigazos– ya no resulta apropiada y sí es traumática y dañina para un niño”, dijo Idris Ali Mohamed Haider, uno de los educadores participantes.

“Gracias a UNICEF, ya sé perfectamente cómo tratar a estudiantes traumatizados: cambiando el antiguo sistema de creencias, conversando con el alumno y adquiriendo su confianza al elogiar lo que él o ella han hecho bien”.

Estas sesiones de adiestramiento garantizarán que las escuelas y aulas improvisadas de Darfur, particularmente en los campamentos de refugiados, cuenten con mayor número de ambientes adaptados a la infancia.

Una escuela o centro recreativo adaptado a la infancia funciona en interés de todos los aspectos de la vida del niño y la niña, lo cual incluye su salud, su nutrición y su bienestar en general.

No se necesita una gran fe para creer que si todos los maestros reciben esa preparación, todas las clases podrían llegar a convertirse en ámbitos de aprendizaje que alienten la creatividad, la curiosidad, la diversión y la energía: características importantes en el desarrollo de todo niño.

Además de este tipo de preparación, UNICEF también auspicia la preparación de maestros en metodología, educación para la paz, instrucciones de higiene y VIH/SIDA.


 

 

Búsqueda