Sudán

La tasa de mortalidad se dispara entre los niños y las niñas de Darfur

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ04-0271/Nesbitt
Una mujer acuna a su pequeño desnutrido en el Hospital Kutum del norte de Darfur

NUEVA YORK, 13 de septiembre de 2004 -- Las tasas de mortalidad de las personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares en Darfur son 10 veces mayores de lo normal para el resto de la población del Sudán. Miles de niños y niñas mueren todos los meses de enfermedades que es posible prevenir y tratar fácilmente. Estas son las sombrías conclusiones de una encuesta realizada recientemente por la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud del Sudán en el norte y el oeste de Darfur.

Las enfermedades diarreicas están relacionadas con un 75% de las muertes entre los menores de cinco años. La fiebre, las enfermedades de las vías respiratorias y las heridas sufridas durante los ataques violentos contra los pobladores son otras causas importantes de mortalidad.

Las tasas de mortalidad en estas zonas sobrepasan de lejos la marca que las organizaciones de asistencia utilizan para definir una crisis humanitaria, que es de 1 muerte por cada 10.000 personas al día. En el norte de Darfur, la tasa es de 1,4 muertes por cada 10.000 personas al día, y en el oeste de Darfur es de 2,9.

Los niños y las niñas sucumben a una serie de amenazas distintas: un extremo hacinamiento en los campamentos para personas desplazadas, escasez de agua potable, letrinas inadecuadas y unas condiciones terribles en materia de saneamiento, debido a que el barro originado por la lluvia se mezcla con los excrementos humanos. Muchas familias carecen de otro refugio que pequeñas cabañas cubiertas por lona, que son enormemente vulnerables a las fuertes lluvias y vientos que sacuden por estas fechas la región.

El UNICEF y los organismos humanitarios aliados han estado trabajando duramente para mejorar los servicios de agua, saneamiento y salud: 700.000 personas desplazadas tienen acceso al agua potable, se han construido 30.000 letrinas y 127 centros de salud benefician a 950.000 personas. Pero la población desplazada de Darfur, un total de 1,2 millón de personas, esta acampada en 129 asentamientos repartidos por una región del tamaño de Francia, y resulta difícil llegar a muchas de las familias.

Mientras sigan continuando los ataques en Darfur y las personas desplazadas siguen teniendo miedo a regresar a sus poblados, será necesario tomar mayores medidas para proporcionarles agua potable, saneamiento, alimentos y servicios de salud. Hasta la fecha, los organismos de asistencia solamente han recibido alrededor de la mitad de la financiación que necesitan para sus operaciones en Darfur.

El equipo recopiló datos hablando directamente con las personas desplazadas de 1.500 hogares del norte y el oeste de Darfur.


 

 

Vídeo (en inglés)

13 de septiembre de 2004: Las muertes se disparan entre los niños y niñas de Darfur'. Francis Mead, del UNICEF, informa.

Anchura de banda baja
Ver clip (Real Format)

Anchura de banda alta
Ver clip (Real Format)

Búsqueda