Sudán

Lucha por la supervivencia en Darfur

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2004/Elder
Una familia desplazada en Mersheng, Darfur

DARFUR, 28 de junio de 2004 – Durante el último año, 1,2 millón de personas – la mitad de ellos niños y niñas– han sido expulsados violentamente de sus hogares en Darfur. Hasta febrero de este año, las organizaciones humanitarias apenas tuvieron acceso a la zona y el conflicto se ha convertido desde entonces en lo que las Naciones Unidas denominan “el peor desastre humanitario de hoy en día”.

Muchas familias relatan los ataques de la milicia Janjaweed. “Mataron a mi padre cuando atacaron nuestro poblado. Huimos a los campos pero nos encontraron y saquearon todo lo que teníamos y mataron a mi hermana de tres años”, dijo una niña de 12 años en un campamento para personas desplazadas en el sur de Darfur. En un poblado del oeste de Darfur, una mujer describió otro ataque: “Nos atacaron de tres maneras diferentes. Utilizaron helicópteros y aviones de combate, luego hombres en vehículos todo terreno, y después hombres en camellos y caballos. La milicia Janjaweed raptó a niñas de 14 años y más y las violaron. Y cuando acabaron con ellas, las dejaron marchar”. Entretanto, las mujeres –que tienen que aventurarse cada vez más lejos de los campamentos en busca de leña– han denunciado que los ataques y violaciones persisten todavía.

Además de los efectos psicológicos y los traumas que generan estos ataques, la supervivencia física es un problema para la gente de Darfur. Las tasas de desnutrición superan el 20%, los campamentos están abarrotados con la llegada de nuevas personas y los recursos son cada vez más limitados. El comienzo de la temporada de lluvias ha dejado a mucha gente sin un refugio adecuado. El riesgo de un brote masivo de enfermedades es cada vez mayor, y salvar a miles de personas es en la actualidad una carrera contra el tiempo.

Para combatir esta situación, el UNICEF ha distribuido agua potable a 350.000 personas (y tiene como objetivo proporcionar agua a otras 250.000 personas a finales de agosto) y ha establecido 14 centros para niños y niñas desnutridos en las últimas ocho semanas.

“El Gobierno del Sudán debe liderar la asistencia”, dijo la Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy, que visitó la semana pasada Darfur, “pero la comunidad internacional debe defender los derechos humanos básicos de toda esta gente”.


 

 

Ver el vídeo reportaje (en inglés)

La lucha de los niños y niñas por la supervivencia.

Anchura de banda baja
View clip (Real Format)

Anchura de banda alta
View clip (Real Format)

Búsqueda