Sudán

El UNICEF intensifica la campaña para proteger a la infancia

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ04-0265/Nesbitt
El campamento de Abu Shouk para personas desplazadas en el norte de Darfur

DARFUR, 4 de junio de 2002— El UNICEF ha comenzado una importante campaña en la región de Darfur para proteger a más de 2 millones de niños y niñas contra el sarampión, una de las principales causas de mortalidad en el mundo en desarrollo. Junto a las vacunaciones se administrarán suplementos de vitamina A y más de 100.000 niños y niñas cerca de la frontera de Chad serán inmunizados contra la poliomielitis.

Los organismos de asistencia están incrementando sus actividades para apoyar a más de un millón de personas que han huido de sus hogares en Darfur, así como a 100.000 refugiados que se encuentran en el vecino Chad. Durante meses de ataques perpetrados por la milicia Janjaweed, los poblados han sido abandonados o destruidos, se han producido robos de ganado y muchas personas han sufrido ataques o han sido asesinadas.

Cada vez existe una mayor preocupación con respecto a la vulnerabilidad de las poblaciones desplazadas en la región, justo cuando está a punto de comenzar la estación de lluvias. Muchos pobladores no han podido plantar sus cosechas este año. Los organismos de asistencia calculan que alrededor de 30.000 niños y niñas sufren desnutrición moderada y que 5.500 padecen desnutrición grave. Los organismos han establecido 25 centros de alimentación para miles de niños y niñas, pero se necesita con urgencia aumentar esta cifra; cada vez que se inaugura un nuevo centro se llena de niños y niñas enfermos y desnutridos. Junto a aliados como el Programa Mundial de Alimentos y Médicos sin fronteras, el UNICEF distribuye medicamentos y leche terapéutica a los centros de alimentación y trata de proporcionar más alimentos a lo largo de toda la región.

El abastecimiento de agua a las familias de Darfur es también una tarea difícil y muy importante. Aproximadamente una tercera parte de las personas desplazadas tienen acceso al agua potable, pero queda mucho por hacer. El UNICEF, que colabora con la Corporación Nacional Hidráulica del Sudán, así como con Oxfam, Save the Children, la Cruz Roja y CARE, repara cientos de bombas de agua y perfora nuevos pozos.

Uno de los mecanismos más importantes para proporcionar a los niños y las niñas un sentimiento de normalidad y estabilidad en una situación traumática es la educación básica. En Darfur, muchos niños y niñas perdieron todo un año de escolarización cuando huyeron de sus hogares, por lo que los programas de recuperación son fundamentales. Antes del conflicto actual, las escuelas de Darfur carecían de los servicios más elementales. Las tasas de matriculación nunca se acercaron al 100% incluso en tiempos de paz. De hecho, la emergencia actual ofrece la primera oportunidad para que muchos niños y niñas, especialmente estas últimas, acudan a la escuela.

En los próximos tres meses, el UNICEF apoyará la reparación o construcción de 158 clases temporales y prestará asistencia en la distribución de materiales escolares y pedagógicos para otros 34.000 niños y niñas.


 

 

Ver el vídeo reportaje (en inglés)

10 Junio 2004: último vídeo sobre la campaña de vacunación en Darfur.

Anchura de banda baja
View clip (Real Format)

Anchura de banda alta
View clip (Real Format)

Ver el vídeo reportaje

4 junio 2004: ver el último vídeo de la crisis en el Sudán y Chad

Anchura de banda baja
View clip (Real Format)

Anchura de banda alta
View clip (Real Format)

Ver el vídeo reportaje (en inglés)

17 de mayo, 2004: vídeo de la crisis en el Sudán y Chad

Anchura de banda baja
View clip (Real Format)

Anchura de banda alta
View clip (Real Format)

Búsqueda