Sri Lanka

La crisis de los niños de Sri Lanka: Más de 100.000 menores huyen de los combates y muchos miles quedan atrapados en el conflicto

Imagen del UNICEF
Tras huir de una región dominada por el grupo rebelde Tigres de Liberación de Tamil Eelam, un grupo de civiles llega a la aldea de Putumatalan, en la localidad de Puthukkudiyirippu, en Sri Lanka septentrional.

COLOMBO, Sri Lanka, 23 de abril de 2009 – En una mañana normal, la mayoría de los niños y niñas de 11 años de Sri Lanka permanecen sentados en sus pupitres, lejos de todo peligro. Sri Lanka se enorgullece de ser una nación a la vanguardia de los países de la región en materia de educación, En las escuelas, los alumnos impecablemente uniformados escuchan con atención las lecciones hasta que la campana les indica que es hora de almorzar. El tañer de las viejas campanas es la distracción más ruidosa que tienen generalmente los estudiantes de Sri Lanka.

Sin embargo, hace algunas semanas, en la región septentrional de Sri Lanka donde se registran intensos combates entre las tropas gubernamentales y los efectivos de la agrupación rebelde Tigres de Liberación de Tamil Eelam, una niña de 11 años llamada Niveathga pasó toda la mañana oculta en una zanja de poca profundidad. Las explosiones del bombardeo le causaron un terror al que no debería estar expuesto ningún niño.

 Escuche el AUDIO

Desde hacía meses, la vida de Niveathga había transcurrido de esa manera: huyendo repetidamente de su hogar, perdiendo todos los tesoros que puede acumular una niña, pasando de la escuela al refugio subterráneo y viendo morir a sus vecinos.

Combates por todas partes

“Ha habido combates por todas partes”, dice Niveathga. “Escucho constantemente el llanto de los bebés y veo gente corriendo. Hay personas heridas y ensangrentadas, y otras muertas”.

Esas son las imágenes que recuerda Niveathga de aquella mañana en que se ocultó en la zanja apretujada junto a su madre, su abuela y su hermano de siete años. Cuando los proyectiles comenzaron a estallar cada vez más cerca de su refugio improvisado, las personas que rodeaban a la niña decidieron que lo mejor era huir del lugar, y pronto la madre de Niveathga decidió escapar también.

“Cuando nos levantamos para correr”, recuerda la niña, “mi hermanito fue alcanzado en la pierna por las esquirlas. Mi madre lo alzó en brazos y salió corriendo, pidiendo ayuda. Esa fue la última vez que los vi”.

Cuando los combates se hicieron menos intensos, Niveathga y su abuela lograron alejarse de la zona y dirigirse a un territorio bajo control de las fuerzas gubernamentales. Desde allí iniciaron un viaje de dos días hasta un refugio provisorio en Vavuniya.

Entre dos fuegos

Cientos de niños y niñas perdieron la vida en los combates de los últimos meses. Esta semana, una nueva ofensiva de las tropas gubernamentales penetró profundamente en la última región que estaba bajo el control de los Tigres de Liberación de Tamil Eelam.

Los niños y niñas de la zona, que desde hace meses han vivido en circunstancias inimaginables, se encuentra ahora atrapados en los intensos enfrentamientos finales de una guerra particularmente cruel. Decenas de miles de civiles, de los cuales una alta proporción está constituida de niños y niñas, permanecen atrapados entre dos fuegos, aislados en una situación desesperada.

En los últimos cinco días de intensos combates, unos 100.000 pobladores de la zona de conflicto, en la región septentrional del país, han huido hacia el territorio controlado por el gobierno. Eso traerá aparejado durante la semana próxima un aumento de más del doble del número de personas alojadas en los campamentos de desplazados. Esas personas necesitarán ayuda con carácter urgente, lo que agravará los problemas de los campamentos, que ya están superpoblados, y requerirá más recursos de las Naciones Unidas.

Con el objetivo de satisfacer las crecientes necesidades provocadas por el influjo de los desplazados, UNICEF esta ampliando sus actividades en materia de suministro de agua y saneamiento y de servicios de alimentación, educación y protección.

Socorro de emergencia

El socorro de emergencia que UNICEF presta a los niños, niñas y familias contempla el apoyo nutricional a los niños desnutridos y a sus madres, la provisión de botiquines sanitarios de emergencia y de artículos de higiene, agua potable, letrinas e instalaciones de baño y aseo, así como refugios provisionales donde se brinda enseñanza a los niños y elementos escolares para los mismos.

Al mismo tiempo, UNICEF presta ayuda a los hospitales para que puedan satisfacer la demanda de servicios de salud maternoinfantil y de apoyo psicosocial a los niños y niñas afectados por la violencia.

Para Niveathga y otros niños y niñas en su situación, lo más importante es que UNICEF brinda ayuda a los menores separados de sus familias. Pero por ahora, la historia de la niña no tiene un final feliz, ya que desde hace varias semanas Niveathga no tiene noticias sobre su madre o su hermano herido.


 

 

Audio (en inglés)

23 de abril de 2009: James Elder, Oficial de Comunicación de UNICEF, describe la crisis que sufren los niños atrapados en el conflicto de Sri Lanka septentrional.
AUDIO escuche

Búsqueda