Panorama: España

En España, "El País semanal" publica una edición fotográfica especial sobre los derechos del niño

Imagen del UNICEF
© David Lopez Espada
La fotográfa española Isabel Muñoz durante una sesión de fotos con Sebastián Alonso, un chico de 13 años de edad que vive diariamente en medio de la pobreza y la inestabilidad en Colombia, pero que ha recibido un fuerte apoyo de la comunidad.

En vísperas de la celebración el 20 de noviembre de 2009 del vigésimo aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, un histórico acuerdo internacional sobre los derechos humanos básicos de todos los niños y niñas, UNICEF presenta una serie de artículos acerca de los avances logrados y los obstáculos que quedan por superar. A continuación, uno de esos artículos.

MADRID, España, 19 de noviembre de 2009 – Durante los últimos seis meses, la fotógrafa española Isabel Muñoz ha viajado por todo el mundo tomando instantáneas de la infancia.

Los puntos que estos niños tienen en común son mucho más profundos que las diferencias que los separan. Sus derechos están reconocidos por la Convención sobre los Derechos del Niño: derechos que todavía no se han alcanzado por completo.

Desde Nohou, un huérfano de Níger que pasa sus días con las bandas locales, hasta Auma, una niña de Uganda cuyo sueño de convertirse en doctora se vio truncado cuando fue reclutada por el Ejército de Resistencia del Señor, el objetivo de la cámara de Muñoz tiene experiencia con la injustica.

UNICEF y El País semanal

Las fotografías de Muñoz son el resultado de la colaboración entre UNICEF, el Comité Nacional de España pro UNICEF y El País semanal, un semanario español que dedica una edición especial a los derechos del niño.

“Con motivo del XX aniversario de la entrada en vigor de la Convención sobre los Derechos del Niño, la revista El País semanal ha dedicado un número íntegro a mostrar la situación actual de los niños para celebrar la existencia de la Convención y para recordar que aún queda trabajo por hacer para asegurar el pleno cumplimiento de todos los derechos de todos los niños del mundo”, explica Paloma Escudero, Directora Ejecutiva del Comité Nacional de España pro UNICEF. “Esta es una colaboración sin precedentes”.

Muñoz había fotografiado previamente a los integrantes de una banda de Centroamérica y a las víctimas de la explotación infantil en el sur de Asia.

"Honestidad en su mirada"

“Ha sido una experiencia transformadora situarse frente a esos niños y escuchar con los ojos de la cámara lo que tenían que contarme”, afirma Isabel Muñoz. “Son tan profundamente sinceros, hay una honestidad en su mirada".

El País semanal mostrará las fotografías de 20 niños y narrará las historias de cada una de sus vidas pues están vinculadas a los derechos del niño. Extractos de tres de estas historias se presentan a continuación. Para ver más fotografías o consultar más historias visite el sitio web de El País semanal.

Imagen del UNICEF
© Isabel Muñoz
Mariama Sanda tiene 14 años y ocho hermanos y hermanas, trabaja como asistenta doméstica diez horas al día en Niamey, Níger.

Mariama Sanda, tiene 14 años y vive en una chabola a las afueras de Niamey, en Níger. Se levanta todos los días al alba para desplazarse a la ciudad donde trabaja como asistenta. Su salario mensual ronda los 13 dólares y la ayuda a mantener a sus ocho hermanos, a su madre y a su anciano padrastro.

"Las niñas que viven en la casa donde tarbajo son mayores que yo", comentó Mariama. "Van a la escuela. A veces las miro y me gustaría estar en su lugar. Me encantaría de veras".

"No es que me guste mi trabajo", añade. "Es la única cosa que puede hacer si mi familia quiere comer todos los días. Nunca he ido a la escuela. Me encantaría, pero necesito trabajar. A veces sufro mucho pero he aprendido a ser paciente".

Imagen del UNICEF
© Isabel Muñoz
Ronny Mai, de 15 años de edad, pasa la mayor parte de su tiempo libre defendiendo los derechos del niño en Karlsruhe, Alemania.

Ronny Mai es un muchacho de 15 años y pasa la mayor parte de su tiempo libre defendiendo los derechos del niño como voluntario de UNICEF en Karlsruhe (Alemania), lugar donde vive.

Ronny va a una escuela para niños con discapacidades psíquicas y visita otras escuelas para ayudar a educar a sus compañeros acerca de sus derechos. Sus actividades ayudan a otras personas pero también le ayudan a desarrollar la confianza en sí mismo.

El joven niño pronunció unas palabras durante una conferencia de prensa auspiciada por UNICEF y la Coalición nacional en pro de los derechos de la infancia en Berlín, junto con el Vicepresidente del Bundestag alemán.

Imagen del UNICEF
© Isabel Muñoz
Sita Tamang tiene 11 años de edad y ha trabajado como criada doméstica en Nepal desde que tenía seis años.

Sita Tamang tiene  11 años y trabaja como asistente doméstica para una pareja con un niño de siete años en Biratnagar, Nepal. La ciudad está a más de 300 km del hogar de su familia, ubicado en las colinas de Sarlahi.

Sita llegó a Biratnagar a la edad de seis años para trabajar. No ha vuelto a su casa desde entonces.

"Dos semanas después de mi llegada, a finales de agosto, esperé a mi padré. Él me dijo que me recogería para llevarme de vuelta a casa", recuerda, "pero nunca lo hizo".


 

 

CRC @ 20

Búsqueda