Sudáfrica

Durante su última misión en África meridional, el Enviado Especial de las Naciones Unidas se refiere a temas humanitarios fundamentales

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
La buena nutrición, la educación escolar y la atención adecuada son necesidades críticas de los 3,3 millones de huérfanos en la región meridional de África.

Por Sarah Crowe

JOHANNESBURGO, Sudáfrica, 13 de diciembre de 2006 – El futuro de África meridional depende de la manera en que los gobiernos resuelvan la crisis de los huérfanos del VIH/SIDA así como los demás efectos de esa epidemia en la región, afirmó James Morris, Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la cuestión de las necesidades humanitarias en África meridional.

Durante su octava y última misión en la región como Enviado Especial de las Naciones Unidas, el Sr. Morris ofreció una conferencia de prensa en Johannesburgo en la que hizo hincapié en la crisis humanitaria aún vigente.

El funcionario dijo que para los 3,3 millones de huérfanos de la región la buena nutrición, la educación escolar y la atención adecuada revisten una importancia fundamental. En Zimbabwe, por ejemplo, uno de cada cuatro niños es huérfano, lo que constituye la tasa más elevada del mundo.

Frente a cuestiones complejas

“Que Zimbabwe, un país con menos de 12 millones de habitantes, tenga que soportar la pesada carga de brindar atención a 1,6 millones de niños más, resulta una responsabilidad abrumadora”, comentó el Sr. Morris, “¿De qué manera puede pasar la comunidad humanitaria de la respuesta ante esta crisis inmediata,  en la que se dedica a salvar vidas que peligran mayormente debido a problemas de seguridad alimentaria, al trabajo en equipo orientado a la solución de las cuestiones estratégicas a más largo plazo?”.

 “Aunque se han registrado notables progresos”, continuó diciendo, “esas cuestiones siguen siendo abrumadoramente graves, complicadas y tristes”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Durante su octava y última misión en la región como Enviado Especial de las Naciones Unidas, el Sr. Morris ofreció una conferencia de prensa en Johannesburgo en la que hizo hincapié en la crisis humanitaria aún vigente.

Durante el desarrollo de su misión, el Sr. Morris se reunió con el Presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, así como con diversos ministros y representantes de organismos de las Naciones Unidas y de organizaciones no gubernamentales, y con donantes en Zambia y Malawi. Durante los cuatro años en que se desempeñó como Enviado Especial de las Naciones Unidas, el Sr. Morris representó al Programa Mundial de Alimentos (PMA), UNICEF, ONUSIDA, la Organización de las Naciones Unidas
para la Agricultura y la Alimentación y la Organización Mundial de la Salud.

Acceso al tratamiento contra el VIH/SIDA

Después de varios años de graves sequías, las mejores condiciones climáticas que imperan actualmente en África meridional han dado lugar a mejores cosechas y a una reducción del número de personas necesitadas de ayuda alimentaria de emergencia. Entre 2002 y 2006, ese sector de la población se redujo de 14 a cuatro millones de personas.

Sin embargo, el VIH/SIDA continúa siendo un grave problema en la región, donde se registran nueve de las 10 tasas nacionales de prevalencia del VIH más elevadas del mundo.

El Sr. Morris encomió a los organismos de ayuda humanitaria y a los gobiernos por los esfuerzos que realizan para que más personas que viven con el VIH y el SIDA reciban tratamiento con los medicamentos antirretrovirales que pueden salvarles la vida. Sin embargo, agregó que queda mucho por hacer con respecto a que más niños y niñas cuenten con acceso a ese tratamiento.

Invertir en las niñas y mujeres

Haciéndose eco del reciente informe El Estado Mundial de la Infancia 2007 de UNICEF, dedicado a los beneficios de la igualdad entre los géneros, el Sr. Morris señaló que en los casos en que se ha registrado avances, éstos se debieron principalmente a los progresos en materia de educación de las niñas y al apoyo y aumento de las inversiones destinadas a las mujeres.

“Nos consta que cuando las mujeres están a cargo de la distribución de los alimentos en sus comunidades, o cuando los alimentos van directamente a las manos de las mujeres, se les da el uso adecuado”, apuntó el Enviado Especial de las Naciones Unidas, que también es el Director Ejecutivo saliente del Programa Mundial de Alimentos.

La región meridional de África ha logrado eludir un enorme desastre humanitario. Según el Sr. Morris, el futuro de la región depende del resultado de varias estrategias a largo plazo, especialmente las que tienen como objetivo detener la propagación del VIH y el SIDA, que ha anulado gran parte de los avances que se habían logrado en la región.


 

 

Vídeo (en inglés)

13 de diciembre de 2006:
Sarah Crowe, corresponsal de UNICEF, informa sobre la última misión en África meridional de James Morris, Enviado Especial saliente de las Naciones Unidas.

 VÍDEO  alta | baja

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda