Somalia

A pesar de los combates, los niños de Mogadishu reciben servicios sanitarios que podrían salvarles la vida

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Mediante la campaña de los Días de Salud Infantil, que se llevó a cabo en Mogadishu, la capital de Somalia, se suministró a los niños de esa ciudad suplementos de vitamina A, tabletas contra los parásitos y análisis de su estado nutricional. En la foto, un niño a quien se le mide la circunferencia del brazo para determinar si está desnutrido.

Por Iman Morooka

MOGADISHU, Somalia, 9 de febrero de 2010 – A pesar de los combates que han causado el desplazamiento de centenares de miles de personas, la campaña Días de Salud Infantil logró cumplir con su cometido de prestar servicios sanitarios de alto grado de eficacia en los 16 distritos de la capital de Somalia.

Vea el VÍDEO

La campaña contó con el apoyo de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud, y formó parte de una iniciativa nacional orientada a prestar servicios de alimentación y atención de la salud a todos los niños y niñas somalíes menores de cinco años, así como a todas las mujeres en edad de procrear.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Pese al conflicto armado que se desarrolla en la capital de Somalia, en los Días de Salud Infantil se inmunizó a más de 288.000 niños y niñas contra la poliomielitis, el sarampión, la difteria, la tos ferina y el tétanos. Uno de los niños que participó en la campaña recibe la vacuna oral contra la poliomielitis.

Una intervención de importancia vital

UNICEF y la Organización Mundial de la Salud se aliaron con las autoridades locales y varias organizaciones comunitarias para implementar la importante intervención en Mogadishu. Más de 3.600 agentes sanitarios calificados tomaron parte en la prestación de servicios a nivel comunitario.

Mediante la campaña se inmunizó a más de 288.000 niños y niñas contra la poliomielitis, el sarampión, la difteria, la tos ferina y el tétanos, y se les suministró suplementos de vitamina A y tabletas contra los parásitos. También se verificó el estado nutricional de los niños y se inmunizó contra el tétanos a más de 296.000 mujeres en edad de procrear.

Además de ello, se distribuyeron botiquines sanitarios con diversos elementos, como tabletas de purificación del agua y sales de rehidratación oral para el tratamiento de la deshidratación debida a las enfermedades diarreicas.

Duras condiciones de vida

Las campañas de este tipo revisten enorme importancia para los niños, niñas y familias de Mogadishu, que soportan duras condiciones de vida y carecen hasta de los servicios más básicos. Se trata de una situación que se agrava aún más debido al conflicto armado y a las dificultades que confrontan las organizaciones humanitarias para prestarles ayuda.

“No tenemos establecimientos médicos, ni agua, ni albergue”, explica Halima Elmi, una madre que trajo a sus ocho hijos al puesto sanitario instalado por los organizadores de la campaña. La familia vive ahora en un campamento de desplazados donde no hay hospitales ni clínicas.

“Vine a ver a los trabajadores de la salud que tienen las vacunas. Porque eso es lo que necesitamos aquí”, comenta la Sra. Elmi.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Una agente sanitaria que formó parte del cuerpo de 3.600 trabajadores de la salud que participaron en los Días de Salud Infantil, atiende a una madre con su hijo en Mogadishu, la capital de Somalia.

Tres meses de trabajo

Según el Dr. Imran Raza Mirza, Especialista de Salud de UNICEF, la organización de una campaña tan vasta en una zona de conflicto constituyó un difícil desafío.

“No fue fácil planificar los Días de Salud Infantil en Mogadishu debido al carácter volátil de la situación y a que las condiciones en materia de seguridad cambian de un día para el otro”, afirmó el Dr. Mirza. “En una ocasión, tuvimos que cambiar los planes de implementación debido al recrudecimiento de los combates”.

Pero mediante una política flexible y una buena preparación fue posible prestar servicios a los niños, niñas y mujeres de la capital. Todas las vacunas y suministros que se emplearon en la campaña habían sido almacenados con anterioridad en sitios estratégicos, y los agentes sanitarios se mantuvieron constantemente de guardia, listos para dirigirse a sus sitios de trabajo cada vez que las condiciones de seguridad lo permitían.

La presencia en el terreno del personal de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud también facilitó la planificación y ejecución de la campaña, que se llevó a cabo con la estrecha colaboración de las autoridades locales y diversos aliados. De esa manera, y aplicando un enfoque de ejecución paulatina, en tres meses se completaron las labores planificadas en los 16 distritos de Mogadishu.

Un gran éxito

“Ciertamente, para todos los que tomamos parte en la campaña ésta resultó un gran éxito”, señaló el Dr. Mirza, quien agregó que en la capital se sigue combatiendo intensamente casi todos los días. “Sin embargo, pudimos llevar a cabo esta campaña masiva, que demandó la movilización de un gran número de agentes sanitarios y el transporte y distribución de cantidades enormes de suministros”.

En Somalia, uno de cada 10 niños muere antes de cumplir un año, mientras que uno de cada cinco muere en sus primeros cinco años de vida. Pese al desafío que constituyó la prestación de ayuda en las regiones central y meridional del país —y especialmente en Mogadishu— la decisión y el compromiso de las comunidades hicieron posible la realización con éxito de la ambiciosa iniciativa de los Días de Salud Infantil.


 

 

Vídeo (en inglés)

Nina Martinek, corresponsal de UNICEF, informa sobre una campaña que prestó servicios vitales de salud materna e infantil a la población de diversos vecindarios de Mogadishu, la capital de Somalia.

 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda