Somalia

Las comunidades de Somalia dicen "no" a la mutilación genital femenina

Imagen del UNICEF
© UNICEF Somalia/2009/ Shepherd-Johnson
En el noroeste de Somalia, los representantes comunitarios declaran públicamente que sus aldeas han abandonado la práctica de la mutilación genital femenina.

Por Denise Shepherd-Johnson

NAIROBI, Kenya, 14 de diciembre de 2009 – El mes pasado, en un estadio somalí, cientos de hombres, mujeres y niños se reunieron temprano en una calurosa mañana para ser testigosuna declaración histórica de representantes de 20 comunidades: el abandono colectivo de la mutilación y ablación genital femenina.

El acontecimiento contó con la asistencia y la alabanza de activistas femeninas, líderes religiosos y funcionarios de administración municipal y fue la culminación del trabajo realizado durante más de tres años por la organización no gubernamental internacional Tostan y su aliado local, la Asociación de deportes y cultura de Somalilandia.

Cuando los representantes de cada una de las 20 comunidades se acercaron para respaldar la declaración, la Representante de UNICEF en Somalia, Rozanne Chorlton, calificó el acontecimiento de “realmente trascendental”.

Somalia tiene uno de las tasas de prevalencia de la mutilación genital femenina más altas del mundo: más del 98% de las mujeres entre 5 y 49 años han vivido este proceso.

El esfuerzo de la comunidad

Con el apoyo de UNICEF, el programa de Tostan autoriza a las comunidades para el establecimiento de cuestiones públicas prioritarias y la resolución conjunta de problemas, mediante el fomento del desarrollo del pensamiento crítico y de las habilidades de toma de decisiones.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Somalia/2009/ Shepherd-Johnson
Yurub (centro) se ha comprometido a no circuncidar a sus hijas más jóvenes de 3 y 4 años.

De esta manera, 14 comunidades que al principio participaron en el programa influyeron en más seis aldeas para unirse a ellos en la elaboración de la declaración de abandono de la ablación genital femenina.

Los miembros de comunidad actuaron como verdaderos agentes del cambio dirigiéndose a sus vecinos, compartieron experiencias y tomaron una decisión informada de mantener los derechos de mujeres y niños. La declaración de hoy es un resultado de aquel consenso. UNICEF seguirá apoyando iniciativas que ponen las comunidades en el centro del desarrollo y del cambio social," dijo Chorlton durante su discurso a los asistentes.

Una declaración pública similar en octubre de 2009 vio 14 comunidades del nordeste de Somalia proclamar también colectivamente su abandono de la mutilación genital femenina.
 
El compromiso de las familias

Incluso sin la declaración oficial, el programa de Tostan ha estado cambiando vidas de los somalís.

 "Yo ya participaba en mi comunidad y me hice miembro de comité de dirección de la comunidad en mi aldea de Daami," dijo Yurub, una mujer de 40 años y madre de cuatro niñas que ha prometido no volver a circuncidar nunca más a sus hijas más jóvenes. "A través del programa de Tostan me di cuenta de que ya no debería mutilar a mis niñas. Me he encontrado con la oposición de algunas mujeres pero mi marido me apoya y anima. Confío en mi decisión y me he comprometido."

Con la financiación del Comité Nacional de Suiza pro UNICEF, el programa de Tostan para la potenciación del papel de la comunidad se puso en práctica con éxito en 28 comunidades del nordeste y el noroeste de Somalia, y se ampliará a más comunidades en 2010.


 

 

Búsqueda