Somalia

Los déficits de financiación pueden amenazar la ayuda humanitaria en Somalia

Imagen del UNICEF
© UN Somalia/Deghati
Un niño desnutrido recibe el alimento terapéutico Plumpy’nut gracias a un programa alimentario de Bossaso, Somalia.

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS, 21 de octubre de 2009 – Los funcionarios de UNICEF temen que los déficits puedan amenazar las actividades de ayuda humanitaria tan necesarias para casi 3,6 millones de personas en Somalia, incluyendo 1,4 millones de afectados por las duras sequías y alrededor de 1,5 millones de personas desplazadas a causa principalmente de los conflictos bélicos.

AUDIO: escuche

A los funcionarios de UNICEF les preocupa que la situación actual de Somalia tenga consecuencias duraderas en la sociedad somalí. Las niñas y los niños siguen sufriendo la parte más dura del conflicto, y muchos ni siquiera pueden acceder a la mayoría de los servicios más básicos. Los enfrentamientos han matado y herido a numerosos niños y niñas. A muchos se les ha reclutado para la lucha armada.

Además de los traumas provocados por el conflicto bélico, las niñas y niños tienen que afrontar otros muchos retos en Somalia, desde los problemas en la educación hasta los relacionados con la salud y el saneamiento. La matriculación en escuelas primarias se encuentra entre la más bajas del mundo.

El agua potable también escasea. Sólo el 29% de la población tiene acceso a ella, y en la actualidad la situación se ha visto agravada por la sequía.

La nutrición sigue siendo un grave problema; uno de cada cinco niños o niñas está desnutrido y uno de cada 20 se encuentra en fase de grave desnutrición y con riesgo de morir por no recibir el tratamiento adecuado.

La ayuda continúa ininterrumpidamente
 
A pesar del clima de inseguridad, de las circunstancias impredecibles y del peligro que corren los servicios, bienes y provisiones tanto de las Naciones Unidas como de las organizaciones no gubernamentales, UNICEF ha estado trabajando para mejorar las vidas de las niñas, niños y mujeres somalíes. La mejoría de los niveles sostenidos en la desnutrición en algunas zonas de Somalia se atribuye principalmente a las intervenciones humanitarias.

Los programas en Puntlandia y Somalilandia continúan ininterrumpidamente, y los programas en las regiones central y meridional se mantienen a pesar de algunos retrasos en el abastecimiento de suministros. En toda Somalia, UNICEF también ha estado ampliando a un ritmo constante los programas de tratamiento para las niñas y niños afectados de desnutrición de manera moderada y grave.

Imagen del UNICEF
© UN Somalia/Deghati
Medición del peso de un niño en el Centro terapéutico de pacientes externos de Bossaso, Somalia.

El programa de UNICEF para prevenir la desnutrición ya ha llegado hasta más de 132.000 niñas y niños menores de tres años en situación de alto riesgo. UNICEF se ha esforzado por suministrar otro tipo de suplementos nutricionales cuya sustracción sea más difícil en Jowhar, donde el depósito y el recinto de almacenaje fueron saqueados y la distribución del nuevo producto listo para el consumo “Plumpy'doz” quedó interrumpida.

Abordar la asistencia sanitaria y la educación

UNICEF también se esfuerza por abordar otros problemas importantes sobre la salud, mediante el suministro de medicinas esenciales, vacunas y suministros médicos a más de 250 instalaciones de salud materna e infantil y a 540 puestos de salud, así como la garantía del acceso a la atención primaria de alrededor de 2,5 millones de personas cada año. Durante el primer ciclo de los “Días de la salud infantil” que concluyó en junio, se ofrecieron servicios a más de un millón de niñas y niños menores de cinco años y a 800.000 mujeres en edad fértil. Se les suministró un paquete de servicios de salud de gran repercusión en el que se incluían vacunas, pastillas purificadoras de agua y exámenes nutricionales.

Asimismo, más de 900.000 personas se benefician de la ayuda de UNICEF que dirige, gestiona y repara alrededor de 1.700 sistemas de distribución de agua.

La respuesta humanitaria continuará

UNICEF también desempeña un importante papel ayudando a escuelas y profesores a mantener operativo el sistema educativo nacional y suministrando casi todos los materiales y libros de texto de escuela primaria.

Nunca había sido tan difícil como ahora trabajar en Somalia, las instalaciones, los bienes e incluso suministros humanitarios de las Naciones Unidas son blanco de la violencia, pero los funcionarios de UNICEF en Somalia insisten en que la respuesta humanitaria para niñas, niños y mujeres continuará a pesar de las dificultades.


 

 

Audio (en inglés)

La Representante en el país de UNICEF Somalia, Rozanne Chorlton, habla sobre la crisis en Somalia y los recortes de financiación en los programas de ayuda humanitaria. AUDIO escuche
Búsqueda