Somalia

La ocupación de una base de UNICEF en Somalia pone en peligro las intervenciones de vital importancia

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-0205/Ysenburg
Varios niños, niñas y mujeres esperan turno para que les atiendan en el hospital de Jowhar de Somalia. Allí, las instalaciones de UNICEF fueron ocupadas el 17 de mayo por un grupo de milicianos.

NUEVA YORK, Estados Unidos, 24 junio de 2009 - Casi seis semanas después de haber ocupado una base de UNICEF en la localidad de Jowhar, los milicianos del grupo armado somalí Al Shabaab aún permanecen en las instalaciones. Jowhar es la principal base de operaciones de UNICEF en las regiones central y meridional de Somalia.

 Escuche el AUDIO

Los informes indican que los milicianos que ocuparon las instalaciones el 17 de mayo de este año saquearon y destruyeron gran cantidad de equipos, suministros y artículos de ayuda humanitaria.

“Se trata de suministros que pueden representar la diferencia entre la vida y la muerte”, afirmó Wafa Saeed, jefa de la oficina sobre el terreno de UNICEF. Entre los artículos del inventario destruidos se contaban los suministros destinados a 40.000 niños y niñas amenazados por la desnutrición y materiales imprescindibles para la continuación de una campaña nacional de vacunación.

La red de distribución al borde del colapso

Durante los muchos años de inestabilidad, una amplia red constituida por más de 100 organizaciones no gubernamentales y basadas en la comunidad ha dependido en forma creciente de los suministros y la ayuda técnica de UNICEF para poder prestar una amplia gama de servicios, desde los de salud y nutrición hasta los de educación y protección.

Esa red, según Hannan Suleiman, Representante de UNICEF en Somalia, “está ahora al borde del colapso” debido al episodio de Jowhar y a los constantes actos de hostilidad contra los trabajadores de ayuda humanitaria.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-0203/Ysenburg
Un agente sanitario mide el perímetro braquial de un niño somalí para evaluar su salud y su crecimientoin en el campamento para desplazados de Jowhar.

La semana pasada, Suleiman exigió en una declaración pública "la devolución inmediata de las instalaciones de Jowhar y de los equipos y suministros saqueados".

El aumento de la población desplazada

Por otra parte, el incremento de la violencia en la capital ha dado lugar a un aumento agudo del número de desplazados que necesitan albergue y alimento. Unas 160.000 personas han sido desplazadas desde principios de mayo, cuando se desataron los combates.

“Los enfrentamientos armados en Mogadishu han provocado una de las mayores concentraciones de desplazados de la historia de África”, afirmó Saeed en referencia a una franja de más de 30 kilómetros que se extiende al oeste de Mogadishu y en la que residen unos 400.000 somalíes en condiciones precarias.

“Debido a que no podemos estar presentes en Jowhar, no podemos prestar ayuda a ese sector de la población”, añadió la Representante de UNICEF.

Perseverancia frente a los contratiempos

Los 18 años de enfrentamientos armados en la región meridional y central de Somalia han tenido consecuencias devastadoras para los niños, niñas y mujeres. Saeed comentó que hasta ahora UNICEF había realizado su labor en las diversas zonas dominadas por distintos grupos armados, y que por lo general se había respetado la neutralidad de la organización.

“Hemos mantenido una actitud muy transparente y abierta con todas las partes en pugna con respecto a quién mantiene el control”, señaló. Y luego agregó que la organización ha logrado que varios aliados se hagan cargo de las tareas de distribución de UNICEF mientras dure la ocupación de Jowhar.

Saeed también destacó que, a pesar de la situación de inestabilidad, el organismo de las Naciones Unidas continúa trabajando sobre el terreno en el resto del país, colaborando con sus aliados y abogando ante las autoridades para que se autorice el acceso a los sectores de la población más necesitados de ayuda. En los últimos años, UNICEF ha prestado su apoyo a más de 200 centros de distribución de alimentos en Somalia.

“A quienes trabajamos sobre el terreno”, dijo Saeed, “ver lo que está sucediendo, ver que las madres acuden a los centros con sus hijos, es motivo de inspiración. Cuando una las ve, una se da cuenta del valor de lo que estamos haciendo y comprende que tenemos que hacer todo lo que sea necesario para seguir ofreciendo ayuda”.


 

 

Audio (en inglés)

24 de junio de 2009:
Wafaa Saeed, de UNICEF, comenta la ocupación de una de las bases principales de UNICEF en Somalia por parte de un grupo de milicianos durante seis semanas.
 AUDIO escuche

Búsqueda