Somalia

Una campaña de distribución de alimentos listos para el consumo ayuda a los niños vulnerables de Somalia

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2009/Ysenburg
Distribución de suplementos alimentarios Plumpy’doz a familias con niños pequeños en el campamento para desplazados de Buulo Mingis, en la región nororiental de Somalia.

Por Iman Morooka

BOSSASO Y BERBERA, Somalia, 16 de marzo de 2009 – En el campamento de desplazados de Buulo Mingis, localizado en Bossaso, en la región nororiental de Somalia, niños, niñas y sus encargados se reúnen para recibir raciones de Plumpy’doz, un alimento terapéutico listo para el consumo que se emplea para prevenir la desnutrición de los niños vulnerables.

 Vea el VÍDEO

Bossaso es uno de los varios puntos de Somalia donde se han refugiado decenas de miles de personas desplazadas por el actual conflicto armado, la sequía y la pérdida de ganado. También se trata de una región donde se registran algunas de las tasas de desnutrición más elevadas de Somalia, tanto entre la población desplazada como en las comunidades que le dan cobijo.

En Somalia, los niveles de desnutrición son marcada y consistentemente más graves que la tasa correspondiente a una situación de emergencia. Se calcula que en este país africano más de 300.000 niños y niñas sufrirán desnutrición en 2009, y una tercera parte de ellos estará gravemente desnutrida. UNICEF distribuye por primera vez Plumpy’doz a gran escala en todo el país, y se propone suministrar ese alimento terapéutico a más de 120.000 niños de seis a 36 meses de edad en situación de vulnerabilidad.

En Bossaso, unos 10.000 niños y niñas de los campamentos de desplazados ya han recibido sus raciones de Plumpy’doz.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2009/Ysenburg
Con el objetivo de prestar ayuda en Somalia a más de 120.000 niños y niñas vulnerables de seis a 36 meses de edad, UNICEF ha iniciado la primera operación de distribución de Plumpy’doz a gran escala.

Garantizar la salud de los niños

“Tres cucharadas de té de Plumpy’doz tres veces por día suministran a los niños y niñas de corta edad todos los minerales esenciales, las vitaminas, las proteínas de alta calidad y las grasas que se necesitan para garantizar su crecimiento y el funcionamiento adecuado de su sistema inmunológico, además de dotarles de calorías y energía adicionales”, afirma la Dra. Suraya Dalil, Jefa de Salud y Nutrición de la Oficina del UNICEF en Somalia.

“La distribución de Plumpy’doz complementa otras formas de ayuda alimentaria que ofrecemos, y garantiza que los niños y niñas reciban todos los nutrientes que necesitan para prevenir la desnutrición”, añade la Dra. Dalil.

Las familias que inscriben a sus niños de corta edad en el programa reciben raciones de Plumpy’doz durante ocho meses, además de tabletas Aquatab de purificación de agua y sales de rehidratación oral para tratar la deshidratación diarreica.

Ayuda fundamental para la comunidad

Durante la última semana de febrero, se entregó Plumpy’doz a 500 familias del campamento de Jamalaaye, en la región noroccidental de Somalia. Según encuestas recientes, las comunidades de la costa noroccidental de Somalia tienen niveles alarmantes de desnutrición infantil.

Durante los próximos ocho meses, unos 10.000 niños y niñas de la región noroccidental del país recibirán los beneficios de este programa.

Según Sado Jama Adam, una enfermera que dirige el Centro de Salud Maternoinfantil de Jamalaaye, la campaña de distribución de alimentos constituye una ayuda fundamental para la comunidad. “Esto ayudará mucho a la población de la región de Jamalaaye, donde vive tanta gente pobre que carece de medios de subsistencia”, dice la enfermera. “En el Centro de Salud Maternoinfantil, los niños de esas familias reciben servicios diversos, como este programa de distribución de alimentos, alimentación terapéutica e vacunación”.

Kowsar Jama Mire, madre de tres niños, vive con ellos en el campamento de Jamalaaye desde que perdió todo su ganado debido a la sequía. “No tengo marido que mantenga a mi familia ni tengo trabajo. La única manera en que puedo darles de comer a mis hijos es con la ayuda alimentaria que recibo”, explica. “Lo poco que teníamos lo perdimos debido a la sequía”.

Tratamiento y medidas preventivas

Debido al deterioro de las condiciones de seguridad en Somalia y a la creciente reducción del marco de acción de los organismos de ayuda humanitaria, la ejecución de una campaña en tan gran escala constituye un desafío enorme.

“Pese a que la iniciativa requiere mucha mano de obra y es costosa, creemos que en una situación extrema como la de Somalia, se trata de algo que debemos hacer”, afirma Louis-Georges Arsenault, Director de Programas de Emergencia del UNICEF, quien visitó recientemente diversos proyectos que reciben ayuda del UNICEF en Somalia.

En el marco de las altas tasas de desnutrición que se registran desde hace tiempo en Somalia, la nueva iniciativa complementa los programas de alimentación terapéutica que UNICEF implementa en todo el país para combatir la desnutrición infantil. Mediante esa campaña —que se lleva a cabo gracias a las contribuciones de los gobiernos de Dinamarca, el Reino Unido y los Estados Unidos, así como del Fondo central para la acción en casos de emergencia— UNICEF y sus aliados no sólo tratan sino que también previenen la desnutrición de los niños y niñas vulnerables.


 

 

Vídeo (en inglés)

Febrero de 2009:
Amy Bennett, corresponsal del UNICEF, informa sobre las operaciones de distribución del alimento terapéutico Plumpy’doz con el objetivo de prevenir la desnutrición de los niños somalíes de corta edad.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de
calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda