Panorama: Sierra Leona

Atención médica gratuita y universal para madres y niños en Sierra Leona

Por Kyle O'Donoghue

FREETOWN, Sierra Leona, 28 de julio de 2010 – Todas las mañanas desde muy temprano se forman largas filas frente al Princess Christian Memorial Hospital de Freetown, la capital de Sierra Leona. Se trata de mujeres embarazadas, madres y niños de corta edad que esperan pacientemente alineados. Los trabajadores sanitarios del centro recorren las filas para individualizar los casos más graves que requieran atención inmediata.

28 de abril de 2010: Kyle Donogue, de UNICEF, informa desde Sierra Leona sobre un nuevo servicio de atención gratuita de la salud dirigido a las madres y sus hijos.

 

Zanaib Conteh, una mujer de 28 años embarazada de cuatro meses, descansa sobre una camilla sostenida por su marido y su cuñado. Conteh sufrió una dolorosa lesión en el abdomen como consecuencia de una caída. Los trabajadores sanitarios la conducen al frente de la fila para que la atienda rápidamente un doctor, observado atentamente por varios médicos practicantes.

En el pasado, el marido de Conteh probablemente habría esperado para llevarle al hospital por temor a que le hubieran cobrado una suma que no habría podido pagar. Sin embargo, hoyla situación ha cambiado. "Antes, nos habríamos tenido que endeudar", explica el cuñado de Conteh, “pero ahora no".

La transformación del sistema de atención médica

El sistema sanitario de Sierra Leona está cambiando profundamente para bien. Recientemente, el Gobierno anunció un servicio gratuito y universal de atención médica de las mujeres embarazadas y lactantes, así como de los niños y niñas menores de cinco años.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-1035/Asselin
En el hospital infantil Ola Durante de Freetown, la capital de Sierra Leone, las mujeres recogen las recetas médicas para sus niños como parte del nuevo programa de servicios de atención primaria gratuita y medicinas para madres embarazadas y lactantes, y para niños menores de cinco años de edad.

Pese a ello, el sistema de atención de la salud de Sierra Leona sigue sufriendo escasez de recursos y se encuentra gravemente dañado tras el prolongado conflicto civil que sacudió al país. El acceso a la atención de la salud de buena calidad todavía es costoso y limitado.

Las mujeres en edad de procrear de Sierra Leona tienen 1 probabilidad entre 8 de morir de complicaciones durante el embarazo o el alumbramiento, mientras que 1 de cada 12 niños y niñas muere antes de cumplir un año de vida. El sistema sanitario de Sierra Leona simplemente no da abasto para cubrir las necesidades de los 5,5 millones de habitantes del país.

Al anunciar el programa de atención gratuita de la salud a principios de este año, el Presidente de Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, reconoció las deficiencias que aquejaban al sistema. “Nuestros doctores y enfermeras han trabajado en exceso y no han recibido una paga adecuada”, dijo el mandatario. “Debido a ello, los trabajadores sanitarios adoptaron la práctica de cobrar a los pacientes vulnerables para complementar sus salarios inadecuados. A partir de hoy, eso cambiará”.

Apoyo de UNICEF y DFID

Inmediatamente después del anuncio del Presidente, los hospitales y clínicas de todo el país se vieron inundados de mujeres y niñas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-1037/Asselin
Las medicinas esenciales proporcionadas por UNICEF y el Fondo de Población de las Naciones Unidas financian la línea los anaqueles de la farmacia del hospital infantil Ola Durante en Freetown, Sierra Leona.

El cambio fue resultado de una labor intensa y difícil, ya que la inauguración del sistema de atención médica gratuita exigió meses de cuidadosa planificación. No obstante, con ayuda técnica y logística de UNICEF y fondos del Departamento de desarrollo internacional del Reino Unido, el Gobierno de Sierra Leona estableció una eficiente cadena de suministro de los hospitales y centros de salud auxiliares, que recibieron equipos y elementos médicos suficientes para un año de operaciones.

Además, todos los trabajadores del sistema sanitario recibieron importantes aumentos salariales que ayudan a motivarles para que acepten y pongan en práctica los cambios instituidos.

Un cambio de comportamiento

“Ahora que el Gobierno ha tomado la iniciativa de aumentar nuestros salarios así como otros beneficios, hemos comenzado ya a cambiar nuestro comportamiento”, dice el Dr. Michael Koroma, administrador del hospital Princess Christian Memorial. “Nos concentramos en nuestro trabajo y proporcionamos atención de calidad sin cobrar dinero a los pacientes”.

Conforme se va estabilizando, el nuevo sistema de atención médica parece estar listo para empezar a funcionar con arreglo a lo previsto". Los funcionarios espera que, con mayores salarios, los médicos que una vez buscaban trabajo fuera del país comenzarán a regresar y que una nueva generación de profesionales de la atención médica les irá a la zaga para cubrir deficiencias.


 

 

Búsqueda