Panorama: Sierra Leona

Escuelas comunitarias para los niños y niñas de las zonas rurales de Sierra Leona

Imagen del UNICEF
© UNICEF Sierra Leone/2005
Un grupo de jóvenes alumnos de una escuela rural de Sierra Leona

DISTRITO DE BOMBALI, Sierra Leona, 30 de diciembre de 2005 – Once años de guerra civil en Sierra Leona destruyeron gran parte de la infraestructura educativa y privaron a una abrumadora proporción de la población del derecho a la educación. Al finalizar la guerra, esos niños y niñas, que ya han superado la edad escolar, se han matriculado los establecimientos de enseñanza, que ahora no tienen capacidad para los alumnos de menor edad.

Se calcula que en Sierra Leona hay unos 375.000 menores, en su mayoría niñas, que residen en comunidades apartadas y que aún carecen de acceso a la educación escolar. Ese sector representa un 60% de todos los niños y niñas en edad escolar del país.

A fin de que esos niños puedan regresar a la escuela, en especial los de menor edad, que tienen mayores dificultades para desplazarse a establecimientos distantes de sus hogares, UNICEF, el Ministerio de Educación y el Movimiento Mundial en favor de la infancia, colaboran con las comunidades locales para establecer en esas zonas pobres escuelas económicas y acogedoras para los niños y niñas.

“Se trata de algo nuevo en nuestra comunidad", explica Sullay Turay, jefe de la comunidad rorinka del distrito de Bombali. “Los niños más pequeños ahora pueden asistir a la escuela sin tener que esperar hasta cumplir los 10 años, que es la edad en que pueden ir caminando hasta la escuela más próxima. Sin duda, esto representa un gran avance".

Imagen del UNICEF
© UNICEF Sierra Leone/2005
Una escuela recientemente inaugurada servirá de modelo para todas las escuelas comunitarias que se establezcan de ahora en adelante en las zonas rurales de Sierra Leona. Gran parte de la infraestructura educacional resultó destruida por la guerra civil.

La construcción de la primeras 400 escuelas comunitarias destinadas a los grados 1ro a 3ro beneficia a unos 19.000 alumnos, de los cuales la mitad son niñas. Las escuelas de una sola aula son estructuras multifuncionales diseñadas de manera tal que puedan ser aprovechadas por toda la comunidad.

Con el correr del tiempo, todas las escuelas comunitarias se construirán según este modelo. El plan contempla que, para 2007, haya en todo el país unas 1.300 escuelas comunitarias similares.

UNICEF y sus aliados suministran los materiales fundamentales de enseñanza y aprendizaje, y ofrecen capacitación al personal docente y administrativo de las escuelas.

En noviembre de 2004, un grupo compuesto por 57 docentes terminó un curso de capacitación básica que abarcó diversos temas importantes, como la prevención del VIH/SIDA, la paridad de los géneros y los derechos humanos. La mayoría de los participantes jamás había recibido capacitación profesional. "Ahora sabemos qué significa enseñar", comentó un docente. "Enseñar consiste en obtener los mejores resultados posibles de cada niño, y no en golpearlos". En los próximos tres años recibirán capacitación otros 3.000 docentes.

En los países que se recuperan de conflictos armados, como Sierra Leona, la creación de escuelas asequibles y sostenibles para la niñez constituye un paso fundamental hacia la restauración del destruido sistema de educación.


 

 

Búsqueda