Serbia

Los resultados iniciales de una encuesta por hogares indican que en Serbia persisten las disparidades pese a los avances logrados

Una encuesta de indicadores múltiples por conglomerados permite supervisar la situación de los niños y las mujeres

Imagen del UNICEF
© UNICEF Serbia/2011/Media Centre
Durante la presentación de los datos preliminares aparecen (de izq. a der.) el Dr. Dragan Vukmirovic, Director de la Oficina de Estadísticas de la República de Serbia; Judita Reichenberg, Representante de zona de UNICEF en Serbia; y Dragana Djokovic Papic, Jefa de la División de indicadores sociales y estadísticas sobre cuestiones jurídicas y de género de la Oficina de estadísticas de la República de Serbia.

BELGRADO, Serbia, 20 de julio de 2011. Los resultados preliminares de una reciente encuesta por hogares de UNICEF sugieren que en Serbia se han logrado avances visibles con respecto a la mayoría de los indicadores, entre ellos los correspondientes a la salud de las mujeres y los niños, el desarrollo en la primera infancia y la educación.

Los avances no sólo fueron notables en el plano nacional sino también en la comunidad minoritaria romaní. Sin embargo, aún persisten las disparidades, por lo que  será necesario seguir realizando inversiones y tomar medidas que beneficien a los niños y niñas más vulnerables.

Los promedios nacionales ocultan desigualdades

Los resultados iniciales corresponden al cuarto ciclo de encuestas de indicadores múltiples por conglomerados de UNICEF, que se han realizado en decenas de países desde 2009. El informe completo con los datos definitivos sobre la situación de los niños, niñas y mujeres de Serbia se dará a conocer en diciembre próximo.

“Para que un país pueda evaluar el grado de éxito logrado con respecto a las condiciones esenciales para el bienestar de la madre y el hijo es imprescindible que cuente con datos precisos”, afirmó Judita Reichenberg, Representante de zona de UNICEF en Serbia.

“Pero para ello no son suficientes los promedios nacionales”, añadió, “ya que éstos no permiten ver los datos correspondientes a diversos sectores vulnerables de la población. La posición de esos sectores continúa siendo inferior al promedio nacional. Además, hay otros aspectos a los que se deberá prestar mayor atención en el futuro. Espero, por lo tanto, que estos valiosos datos se empleen para tomar decisiones fundamentadas“.

Datos preliminares

A continuación,  algunos de los puntos más destacados de los datos preliminares de la encuesta de indicadores múltiples por conglomerados que se realizó en Serbia:

  • Mortalidad infantil. En los asentamientos de la comunidad romaní, la mortalidad en la infancia se redujo en un 50%. Aun así, las tasas correspondientes son dos veces mayores que los promedios nacionales. A saber, la tasa de mortalidad de los lactantes es del 7% en la población general y del 14% en las comunidades de etnia romaní. Y la tasa nacional de mortalidad de menores de cinco años es del 8%, mientras que en los asentamientos de la comunidad romaní llega al 15%.
  • Salud de las mujeres. La cobertura de salud de las mujeres embarazadas ha registrado un notable aumento, especialmente con respecto al número de mujeres embarazadas de 15 a 49 años que dan a luz en centros de atención de la salud.
  • Salud y nutrición de los niños. Se ha registrado un leve aumento del número de niños que sufren retraso en el crecimiento, lo que podría deberse a factores genéticos en el caso de los niños con retraso entre leve y moderado, y a la alimentación insuficiente o las enfermedades crónicas en los casos más graves. El porcentaje de niños que son amamantados exclusivamente en los primeros seis meses de vida ha disminuido con respecto a las tasas de 2005. En los asentamientos de etnia romaní, la tasa de menores que no consumen leche dos veces por día, lo necesario para que tengan un desarrollo adecuado, llega a un 40%.
  • Educación preescolar. Desde 2005 se ha producido un aumento de la tasa de niños y niñas de tres a cinco años de edad que reciben educación preescolar. A pesar de ello, sólo el 44% de los niños serbios participan en programas de educación preescolar. Además, las diferencias en materia de educación preescolar son enormes, ya que a mayor estatus social, más elevado es el porcentaje de asistencia a las guarderías. Entre las familias pobres, el porcentaje de niños que reciben educación preescolar sólo llega a la mitad del promedio nacional. Mucho más grave es la situación de los niños y niñas de la comunidad romaní, donde sólo el 8% recibe esa educación.
  • La participación de los adultos. En Serbia se ha producido un aumento de la participación de los adultos en las actividades que estimulan el desarrollo de los niños de corta edad con respecto a la situación en 2005. Particularmente notable ha sido el aumento de la participación de los padres varones, que llegó al 78%.
  • Acceso a libros para niños.  Tres cuartas partes de los niños menores de cinco años disponen de tres libros infantiles, por lo menos. Sin embargo, causa preocupación que un 20% de las familias con niños menores de cinco años no cuente con un solo libro infantil.
  • Educación primaria. El porcentaje de niños en edad escolar de la comunidad romaní que cursan el primer grado ha aumentado en un 25% en los últimos cinco años. Sin embargo, persisten las disparidades profundas entre la población general y los niños de etnia romaní más pobres en lo que respecta a las tasas de matriculación escolar y, más aún en lo concerniente a la asistencia a clases, así como al porcentaje de niños y niñas que  reciben educación primaria completa.
  • Matrimonio precoz. Hasta un 14% de las niñas de etnia romaní de 15 a 19 años de edad contrajo matrimonio antes de los 15 años, y una tercera parte de ellas tuvo su primer hijo antes de cumplir los 18 años. Esas circunstancias se reflejan en las tasas de asistencia a la escuela primaria de las niñas de los asentamientos de la comunidad romaní, quienes, como promedio, abandonan sus estudios a los 12 años.
  • La disciplina de los niños. Menos de un 20% de los niños serbios son criados con métodos exclusivamente no violentos. Dos terceras partes de los niños de 2 a 14 años de edad han sufrido algún tipo de agresión psicológica o de violencia física, prácticas que son aún más frecuentes en la comunidad romaní.
  • Prevención del VIH. Tres de cada cuatro mujeres de 15 a 49 años de edad saben dónde pueden hacerse el examen del VIH, aunque el aumento del número de mujeres que cuentan con esa información, del orden del 4%, fue menor al que se había registrado para 2005. Pese a que los conocimientos sobre la prueba del VIH han aumentado hasta en un 8% entre las mujeres romaní, la proporción de mujeres que se realizan ese examen continúa siendo muy baja, del orden del 10%.

Una herramienta de vigilancia del progreso

 

Imagen del UNICEF
© UNICEF Serbia/2011/Maccak
Según los resultados preliminares de una encuesta llevada a cabo en Serbia, hasta un 14% de las niñas de etnia romaní de 15 a 19 años de edad contrajo matrimonio antes de cumplir 15 años, y una tercera parte de ellas tuvo su primer hijo antes de los 18 años.

Las encuestas de indicadores múltiples por conglomerados, que se han llevado a cabo cada cinco años desde 1995, se emplean como herramientas de vigilancia en un centenar de países. La cuarta serie mundial de encuestas, conocidas como MICS4 por sus siglas en inglés, suministra información sobre los avances logrados por los países con respecto a la conquista de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, así como sobre el logro de otras metas nacionales e internacionales.

En Serbia, la encuesta fue realizada el año pasado por la Oficina de estadísticas del gobierno nacional y UNICEF. Tanto los datos como la base de datos de las encuestas agrupadas de indicadores múltiples son de vital importancia para el Gobierno de Serbia, que se basa en ellos para establecer prioridades y asignar recursos presupuestarios.

Para obtener más información sobre el proyecto mundial de las encuestas agrupadas de indicadores múltiples, visite www.childinfo.org.


 

 

Búsqueda