Senegal

En Senegal, el Director Ejecutivo de UNICEF comprueba los resultados positivos de la potenciación comunitaria

La promoción de la salud y los derechos humanos en las zonas rurales

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0919/Shryock
Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF, conversa con un grupo de niños durante su visita a Keur Demba Ngoye, una de las 4.000 aldeas de Senegal que ha abandonado la mutilación/ablación genital femenina.

Por Rouxanna Lokhat

THIÈS, Senegal, 20 de mayo de 2010 – “Vine para que vacunaran a mi hija”, explicó Anta Ndiou, “porque así será una niña saludable”.

 Vea el VÍDEO

Ayer, Anta llevó a Coumba, su hija de cuatro meses de edad, al centro sanitario Sampathé, que funciona en un distrito rural de la región de Thiès, en Senegal, para que recibiera las vacunas contra la poliomielitis, la difteria, el tétanos y la hepatitis B. La madre llevó a su hija al centro sanitario tras recibir en su hogar la visita de trabajadores sanitarios de la comunidad que le recordaron la importancia de inmunizar a la niña.

El Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, también visitó ayer el centro sanitario Sampathé, donde comprobó los esfuerzos que realizan todos los días los agentes comunitarios que prestan servicios de atención de la salud. Además participó en los mismos, ya que colaboró con la inmunización de Coumba.

El centro Sampathé presta servicios sanitarios integrados gratuitos o a muy bajo costo a casi 16.000 habitantes de la región. Los agentes sanitarios del centro también realizan periódicamente visitas domiciliarias para educar a la población acerca de la prevención de las enfermedades.

La importancia de las labores de promoción

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0916/Shryock
Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF, sostiene en brazos a Alioun Tall, de cuatro meses de edad, que acaba de recibir la vacuna antipoliomielítica oral en el centro sanitario comunitario Sampathé, en un distrito rural de la región de Thiès, en el Senegal.

Aunque Lake viajó a Senegal para participar en una conferencia mundial sobre la educación de las niñas y la igualdad entre los géneros celebrada a principios de semana en Dakar, también tuvo ocasión de visitar varios centros sanitarios de zonas rurales fuera del alcance de los servicios urbanos. En Senegal, la disparidades en materia de atención de la salud entre la población rural y urbana sigue siendo muy pronunciada.

“Esas visitas me confirmaron que no podemos esperar a que los sistemas sanitarios avancen del centro a la periferia”, explicó Lake. “Tenemos que trabajar también en las comunidades. Se trata de comunidades sólidas, que sólo requieren los servicios necesarios para llevar a cabo la vacunación”.

Las labores de promoción son especialmente importantes para detener la propagación de la poliomielitis. Los 17 casos de esa enfermedad que se registraron recientemente en este país de África occidental dieron lugar a una campaña nacional de inmunización, con el objetivo de vacunar a unos 2,2 millones de niños senegaleses menores de cinco años.

África occidental también tiene las tasas de mortalidad infantiles más elevadas del mundo. Para combatir ese grave problema en el plano comunitario, los agentes sanitarios de Senegal prestan un conjunto de servicios orientados a satisfacer las necesidades más imperiosas en materia de salud infantil. UNICEF colabora con esos esfuerzos brindando apoyo a los agentes sanitarios locales que educan a las madres acerca de la alimentación adecuada de sus hijos y que pesan periódicamente a los niños para vigilar su crecimiento.

La salud es un derecho humano

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0917/Shryock
Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF, saluda a varias mujeres en el centro sanitario comunitario Sampathé, localizado en un distrito rural de la región de Thiès, en Senegal. En el centro se brindan servicios de planificación de la familia, obstetricia, inmunización y otros servicios integrados gratuitos o a bajo costo.

A su llegada a la aldea de Keur Simbara, en la región de Thiès,  Lake fue recibido por el jefe tradicional de la misma, Demba Diawara. A la sombra de un árbol cercano, decenas de niños y niñas cantaban una canción sobre los derechos humanos. Esos niños han aprendido que entre ellos figura el derecho a la salud.

La organización no gubernamental Tostan, que recibe apoyo de UNICEF, implementa en Senegal un programa de potenciación comunitaria que brinda a los habitantes de las aldeas capacitación acerca de la salud y los derechos humanos de las mujeres en sus propios idiomas. El objetivo del programa consiste en educar a esas poblaciones para que puedan decidir por sí mismas si desean o no abandonar determinadas prácticas, como el matrimonio forzado y la mutilación/escisión genital femenina.

Hasta la fecha, más de 4.000 aldeas senegalesas se han comprometido a eliminar esa práctica. Keur Simbara, donde ya no se tolera la mutilación/escisión genital, es una de las comunidades que participa de manera más activa en el programa de potenciación de Tostan.

Se puede cambiar el mundo

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0914/Shryock
Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF, conversa con un grupo de niños durante su visita a la aldea de Keur Demba Ngoye, localizada en la comunidad rural de Fandène, en la región de Thiès, en Senegal.

El jefe Diawara conversó con Lake acerca de la importancia de la educación de la población a escala comunitaria para que sean los propios pobladores quienes tomen las decisiones sobre los temas sanitarios que les afectan. El jefe tradicional se refirió con orgullo al trabajo realizado por él y por las mujeres de su comunidad para eliminar la mutilación/escisión genital femenina.

“Me calcé los zapatos y fui de aldea en aldea para advertir a la población acerca del peligro”, expresó Diawara.

Oury Sall, una mujer que en el pasado practicaba operaciones de mutilación/escisión genital, le contó a Lake que su experiencia personal le ayudó a educarse sobre el tema. “Cuando veía que las niñas tenían que ir al hospital después de ser sometidas a la operación solía preguntarme si lo que estaba haciendo merecía la pena”, explicó. “Decidí que no, que era demasiado peligroso para la salud de las niñas”.

Lake felicitó al jefe Diawara por el éxito de la campaña de eliminación de la mutilación/escisión genital femenina. “Y hay otra razón por la que creo que usted tuvo éxito”, añadió el Director Ejecutivo de UNICEF. “Si uno cuenta con el apoyo de un grupo de mujeres poderosas, es imposible fracasar”.

Cuando los niños, niñas y mujeres de la aldea comenzaron a bailar para celebrar la salud y los derechos humanos, Lake se sumó a la danza. Y luego se despidió con un cálido mensaje. “Todos ustedes”, dijo, “constituyen la prueba fehaciente de que una comunidad puede cambiar el mundo”.


 

 

Vídeo (en inglés)

19 de mayo de 2010: Guy Hubbard, de UNICEF, informa sobre la visita del Director Ejecutivo, Anthony Lake, a los centros de promoción de la salud en Senegal.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda