Rwanda

Ayudar a los bebés de Rwanda a crecer sin el VIH

Imagen del UNICEF
© UNICEF Rwanda/2011/Noorani
Un trabajador sanitario recoge muestras de sangre de una pareja de Kigali (Rwanda). UNICEF brinda apoyo al centro de salud con suministros médicos y capacitación para el personal sanitario y de laboratorio.

Por Jenny Clover

NYAMATA, Rwanda, 2 de abril de 2012. En el pequeño poblado de Nyamata, a 45 minutos al sur de la capital de la nación, un programa exhaustivo brinda a los niños de progenitores seropositivos el mejor comienzo en la vida.

Fijada en el 3%, la prevalencia del VIH en Rwanda es relativamente baja pero alcanza valores superiores en zonas urbanas y entre las mujeres. El Gobierno de Rwanda se ha embarcado en una campaña nacional para prevenir la transmisión de la enfermedad de madre a hijo durante el embarazo. Para ello es necesario el trabajo conjunto con madres y padres para mantener a sus hijos a salvo.

Ayudar a las parejas a ayudarse

“Estamos especialmente interesados en las parejas serodiscordantes", explicó la Dra. Placidie Mugwaneza, Jefa de prevención del VIH en centro biomédico de Rwanda. "Se trata de una pareja en la que uno de los miembros es seropositivo y el otro no. Los estudios revelan que las nuevas infecciones entre las parejas serodiscordantes son muy elevadas. Tratamos de atajarlas para que la persona seronegativa lo siga siendo y tratar a la seropositiva para prevenir la transmisión del VIH al bebé durante el embarazo o la lactancia".

Trabajar con ambos integrantes de la pareja es fundamental para proteger toda la salud de la familia, afirmó Mugwaneza. "Si la madre es seronegativa y el padre es positivo, es imporante que la madre siga siendo negativa para no pasárselo a su bebé; y si la madre es seropositiva y el padre no lo es, resulta muy importante que la madre cuente con el apoyo del padre para recibir tratamiento para ella y para el bebé. Pedimos a tales parejas que vengan juntos para las pruebas y el tratamiento porque el seguimiento del tratamiento es mucho mayor cuando existe el apoyo en la pareja".

UNICEF brinda apoyo para la prevención del VIH y los servicios de tratamiento en Rwanda. Estos, conocidos como el paquete familiar, comprenden todo, desde visitas domiciliarias a programas de microcrédito y asistencia psicológica.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-1347/Bonn
Un trabajador de la salud prepara medicamentos antirretrovirales para pacientes seropositivos en el hospital de Gisenyi en Rubavu (Rwanda).

La experiencia de una pareja

En 2005, Marcus* y Agnes*  llegaron al centro de salud de Nyamata para obtener atención prenatal. Ambos se hicieron las pruebas del VIH, un análisis rutinario de los servicios de atención prenatal del centro. Los resultados de Marcus fueron positivos.

“Fue un golpe", afirmó, "pero recibimos buen asesoramiento de las enfermeras en el centro de salud. Me enseñaron a vivir con el VIH y me explicaron por qué debía utilizar preservativos para proteger a mi mujer y a nuestra hija que estaba por nacer. Afortunadamente ella no tiene el VIH".

En 2008, Marcus decidió que quería tener un hijo. Convenció a su mujer para mantener relaciones sexuales sin preservativo y ella se quedó nuevamente embarazada. Siguieron todo el programa de nuevo y a Agnes se le hicieron pruebas cada tres meses. Pese a que ella dio negativo en los resultados, la pareja recibió más asesoramiento sobre lo arriesgado de su comportamiento tanto para la madre como para el hijo.

Se le practicó el test a la segunda hija de 18 meses y resultó seronegativa.

“He prometido no presionar más a mi mujer para mantener relaciones sin preservativo, pero no obstante estoy feliz por tener dos hijas", afirmó Marcus.

Ampliar la iniciativa

“Mientras realicemos las pruebas a todas las parejas de nuestro distrito y les ofrecemos el tratamiento adecuado según las necesidades, tendremos mejores oportunidades de eliminar la transmisión del VIH", afirmó Théophile Ndabereye, supervisora de atención médica en Bugesera.

UNICEF continuará prestando asistencia a la iniciativa en Rwanda para ampliar los servicios de prevención de la transmisión de la enfermedad de madre a hijo. El objetivo, en palabras de Landry Dongmo Tsague, Jefe de la sección de VIH de UNICEF en Rwanda se alcanzar el 100% de las mujeres embarazadas.

“Sin un tratamiento precoz, la mayoría de los niños y niñas seropositivos mueren en los dos primeros años de vida y los niños nacidos de madres con un VIH avanzado también son muy proclives a morir, incluso si son seronegativos", explicó. "Por ello, la ampliación de los servicios de eliminación seguirá centrando nuestra atención en los años venideros".

*Los nombres se han modificado para proteger la identidad de la familia

 


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda