Federación de Rusia

UNICEF ayuda a los niños y niñas con discapacidad a integrarse en la educación oficial en Moscú

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
En Moscú, la Sra. Ban Soon-taek visita a los estudiantes de la Escuela 142, que está a la vanguardia de un programa apoyado por UNICEF para incluir a niños con necesidades especiales en el aula.

Por Masha Gorbachova

MOSCÚ, Rusia, 11 de abril de 2008 – El 9 de abril, la esposa del Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon, Sra. Ban Soon-taek, visitó la Escuela 142 –un colegio moscovita que participa en una iniciativa de UNICEF de fomento de la educación inclusiva para niños y niñas con diversos grados de discapacidad y necesidades especiales.

La Sra. Ban fue acompañada por la esposa del Vice-ministro de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa, la Sra. Nana Yakovenko y el Representante de UNICEF en la Federación Rusa, Carel de Rooy, así como funcionarios del Departamento de Educación de Moscú.

Durante su visita, se encontró con el director y los empleados de la escuela, visitó clases para los estudiantes más jóvenes de la escuela y habló con sus padres.

Fomentar la educación inclusiva

La Escuela 142 –un moderno edificio de grandes dimensiones localizado en el centro de Moscú– participa desde 2004 en una iniciativa de UNICEF de fomento de la educación inclusiva. Se trata de una escuela secundaria oficial a la que también asisten unos 25 niños y niñas con diversos grados de discapacidad y necesidades especiales.

Anton, de 10 años de edad, tiene el síndrome de Down. Antes de asistir a la Escuela 142, Anton iba a una escuela especializada donde, según su abuela, Tatiana, no recibía educación adecuada.

 “Anton no sabía leer ni escribir”, explica Tatiana. “Ni siquiera sabía cómo sostener una pluma. Lo único que hacía en clase era jugar y caminar por el aula. Pero no estudiaba”.

Hoy en día, Anton sabe el abecedario y está aprendiendo a escribir. También acude a sesiones periódicas con un psicólogo, un logopeda y varios especialistas más. Sueña con ser actor de teatro para niños con el síndrome de Down.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Un estudiante de la Escuela 142 en Moscú, durante la visita de la Sra. Ban a la escuela inclusiva.

Cambiar la mentalidad

Durante muchas décadas, los niños y adultos moscovitas con discapacidad vivieron prácticamente aislados de una sociedad que carecía en gran medida de conciencia sobre la existencia de personas discapacitadas.

Hasta hace muy poco tiempo, los niños y niñas con necesidades especiales sólo tenían dos opciones en la capital de Rusia: o estudiaba en esos hogares con una maestra particular un par de horas por semana o asistían a una escuela especializada correccional.
 
En la actualidad, la Oficina de UNICEF en Rusia, en colaboración con la organización aliada Perspectiva, una ONG que defiende los derechos de las personas con discapacidad, promueve la educación incluyente, que aboga por la inclusión social de los niños y niñas con discapacidad y fomenta la tolerancia en las comunidades.

La Oficina de UNICEF en Rusia y Perspectiva también llevan a cabo seminarios para docentes sobre la mejor manera de integrar a los niños y niñas con necesidades especiales en las clases y de recolectar fondos para refaccionar los edificios escolares de manera que sean más accesibles a ese sector de la población, como la construcción de rampas y la instalación de ascensores.

Hay que comenzar pronto

El ingreso al edificio de una escuela, sin embargo, es sólo el primero de una larga serie de pasos. Katya, de nueve años de edad, quedó incapacitada como resultado de la parálisis cerebral infantil, y su madre, Galina, afirma que el reto más grave que confronta la niña son las reacciones de sus compañeros y compañeras.

“Tenía miedo de que la miraran demasiado, de que la señalaran con el dedo y preguntaran qué es lo que le pasa a Katya, ya que eso es lo que suele suceder cuando salimos juntas”, explicó la madre.

Katya comprende la importancia de la educación y contempla la posibilidad de obtener un título universitario. Sueña con dedicarse profesionalmente a la defensa de los derechos de los animales. Gracias al apoyo de UNICEF y sus aliados, los sueños de Katya podrían hacerse realidad.

“Pero tenemos que empezar pronto”, señala Galina. “Si los niños se acostumbran a ver personas con discapacidad a su lado, aprenderán pronto a ser más bondadosos, tolerantes y compasivos”.


 

 

Vídeo (en inglés)

10 de abril de 2008: Chris Niles, corresponsal de UNICEF, informa sobre la visita que realizó la Sra. Ban Soon-taek a una escuela moscovita pionera en su género.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda