Panorama: Perú

El Director Ejecutivo Adjunto de UNICEF, Martin Mogwanja, visita los programas para la infancia en Perú

VENTANILLA, Perú, 1 de marzo de 2011. El Director Ejecutivo Adjunto de UNICEF, Martin Mogwanja, visitó recientemente Ventanilla, un distrito a media hora de Lima, la capital de Perú, para aprender acerca de las condiciones de vida de los niños y adolescentes de Perú.

VÍDEO: 21 de febrero de 2011. Pedro Bujalance Andrés, corresponsal de UNICEF, informa sobre la visita del Director Ejecutivo Adjunto de UNICEF, Martin Mogwanja a Perú para conocer los programas en favor de los niños vulnerables.  Véalo en RealPlayer

 

Durante su viaje, Mogwanja pudo echar una mirada de cerca al apoyo que UNICEF brinda en Perú mediante sus programas de supervivencia y desarrollo infantiles, protección infantil, salud y educación.

Su primera parada fue en wawa wasi, o casa de los niños", situada en Pachacútec y donde reciben atención los niños con edad comprendida entre los seis meses hasta los cuatro años. UNICEF contribuye al sostenimiento de 154 wawa wasis en Ventanilla donde asisten 1.500 niños y niñas cuyas madres trabajan o estudian.

Reducir la desnutrición

En los centros, niños y progenitores reciben por igual apoyo psicosocial y enseñanza sobre buenas prácticas de higiene, prevención de enfermedades y nutrición. Los padres también reciben educación sobre los beneficios de criar a los niños en un entorno libre de violencia.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Peru/2011/Meneses
El Director Ejecutivo Adjunto de UNICEF, Martin Mogwanja, sostiene a un niño del programa puesto en práctica en el hogar infantil "Wawa wasi" de Ventanilla, un distrito pobre próximo a Lima, Perú.

Mogwanja habló con madres y personal del programa nacional wawa wasi, y manifestó su reconocimiento por los esfuerzos realizados para reducir la anemia y la desnutrición mediante el uso de Sprinkles, un alimento micronutritivo.

Observó cómo los niños tomaban raciones enriquecidas en el desayuno, probaban la quinua, un cereal de alto contenido nutritivo, y compartían una taza de leche con una niña de corta edad llamada Pamela.

Un refugio para la infancia

Mogwanja visito posteriormente a otra beneficiaria del programa: una madre que deja a sus dos hijos en una wawa wasi antes de marcharse al trabajo en un mercado local. Ella le contó que sus hijos habían sufrido desnutrición crónica pero que ahora están sanos, gracias a la atención que reciben en el hogar infantil.

El Centro de defensa de la niñez y la adolescencia, un servicio municipal que atiende los casos de violencia y abuso contra las mujeres y niños, fue la siguiente parada. Aquí, Mogwanja aprendió que aproximadametne 25 personas llegan todos los días en busca de ayuda psicosocial y, en algunos casos, asistencia legal, debido al elevado número de casos locales de violencia y abuso.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Peru/2011/Meneses
Acompañado de la Representante de UNICEF en Perú Melva Johnson (dcha.), el Director Ejecutivo Adjunto, Martin Mogwanja camina por las calles de Ventanilla, un distrito pobre que registra altos niveles de desnutrición.

El último lugar visitado fue una escuela acogedora para la infancia que cuenta con el apoyo de UNICEF y que forma parte de una red de escuelas conocidas por ofrecer una educación que destaca la igualdad.

"Lagunas y desigualdades"

Mogwanja afirmó que UNICEF desempeñaba una labor importante en Perú aunque destacó la necesidad de una mayor cooperación internacional.

“Pese al crecimiento económico existen todavía lagunas y desigualdades en el país que evitan que la población cuente con acceso pleno a los programas sociales, educativos y sanitarios, y que requieren el apoyo de la cooperación internacional, particularmente en relación con el desarrollo de políticas para el beneficio de la infancia", agregó.


 

 

Búsqueda