Panorama: Paraguay

El programa "Retorno a la alegría" ayuda a los niños y las niñas a recuperarse de las consecuencias del desastre

Imagen del UNICEF
© UNICEF Paraguay/2004
Alicia, una joven voluntaria, ayuda a los niños a dibujar

ASCUNCION, 13 de agosto de 2004 – El fuego terrible que costó la vida el 1 de agosto a más de 400 paraguayos, entre ellos a por lo menos 46 niños y niñas, ha dejado a muchas familias llorando su pérdida. A fin de ayudar a los niños y niñas afectados a tratar de sobrellevar sus emociones y comenzar el regreso a una vida normal, el UNICEF ha prestado apoyo a un programa de asistencia psicosocial denominado “Retorno a la alegría”.

El programa consiste en desarrollar actividades relacionadas con el juego en cuatro estaciones: pintura, actividades físicas, recreación y orientación. Todas ellas se llevan a cabo bajo la supervisión directa de psicólogos profesionales.

El programa está destinado a ayudar a niños y niñas de 6 a 14 años. Su puesta práctica se llevó a cabo una semana después del fuego. El programa se desarrolla en una estación local de radio, ‘FM Trinidad’, que emite información sobre el programa a todo aquel que esté interesado.

El objetivo de “Retorno a la alegría” es ayudar a unos 1.500 niños y niñas. El proyecto cuenta con la colaboración de alrededor de 150 voluntarios jóvenes, que recibieron capacitación en un taller de dos días y han comenzado ya a trabajar en el vecindario Santísima Trinidad de Asunción.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Paraguay/2004
Sergio, que participa en el programa "Retorno a la alegría", muestra uno de sus dibujos

“Espero que estos niños puedan volver poco a poco a llevar una vida normal, sin olvidar lo que ha ocurrido, pero sin sufrir constantemente el dolor", dijo Alicia, de 19 años, una de las voluntarias del programa. Alicia, como los demás voluntarios, está muy motivada para hacer todo lo que pueda a fin de ayudar a los niños a tratar de sobrellevar la tragedia.

Con la ayuda de los voluntarios, los niños y las niñas comparten sus historias, juegos y música. Expresan lo que sienten, y eso ayuda a curar las heridas. Nadie sabía lo que Sergio, de 7 años, estaba pensando mientras dibujaba. Cuando un voluntario le pregunto que había dibujado, Sergio dijo: "Son todas las personas que han muerto hoy". La metodología utilizada en el programa permite a Sergio y a otros niños y niñas como él abordar sus emociones para recuperar la normalidad en sus vidas.

El concepto “Retorno a la alegría” se puso en práctica por primera vez en Mozambique durante la guerra civil de 1992. Debido a que se puede adaptar a varias situaciones, ha sido utilizado en el Ecuador con los niños y niñas ex combatientes, en Colombia después del terremoto de 1998 y en Nicaragua después del huracán Mitch.


 

 

Búsqueda