Pakistán

La restauración de los servicios de salud beneficia a las madres y los niños y niñas de Pakistán afectados por las inundaciones

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2013/Zaidi
Amna Bibi observa cómo el Dr. Hafeezur Rehman realiza un chequeo a su hija Malaika antes de que reciba sus vacunas.

Por A. Sami Malik

Después de sufrir graves daños en las inundaciones de 2010, una clínica en el Pakistán rural vuelve más fuerte que antes, proporcionando la atención necesaria a las madres y los niños niñas.

DISTRITO RAJANPUR, Pakistán, 9 de Agosto de 2013 - Amna Bibi, de 28 años, se siente abrumada cada vez que mira a su hija recién nacida, que está profundamente dormida en sus brazos. Malaika tiene solo 10 días de nacida. Ella es la más joven de seis hermanos y la única nacida bajo la atención médica adecuada. Todos sus otros hijos nacieron en casa.

La Sra. Bibi espera pacientemente en una fila de mujeres en la Unidad Básica de Salud (BHU) Sahanwala recientemente renovada, en el distrito Rajanpur del sur de Punjab. Caminó cuatro kilómetros desde su aldea para llegar a la Unidad y tiene mucho interés en ver al médico pues Malaika va a recibir su primera dosis de vacunas contra la poliomielitis y la tuberculosis. También es el segundo chequeo postnatal de Amna.

"Mi hija nació en este hospital", dice ella. "Estoy aquí para sus vacuna y para mi propio chequeo. Cuidan bien de nosotras en este hospital. Es muy limpio y también conseguimos medicamentos gratuitos".

Al igual que muchas otras mujeres de su pueblo, la Sra. Bibi no sabía que podía dar a luz en la unidad de salud recién construida. Cuando Amna estaba embarazada, un organizador de Community Field visitó su casa y le aconsejó visitar la Unidad y aprovechar todas las instalaciones incluyendo controles prenatales, atención del parto y postnatal.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2013/Zaidi
Una asistente sanitaria realiza un chequeo postnatal en la clínica de salud en el distrito de Rajanpur.

Recordando la noche en que Malaika nació, dice, "Cuando sentí que era el momento en el que venía mi bebé, me llevaron al hospital. Malaika nació alrededor de la medianoche, y el médico y el resto del personal estaban todos aquí. Fue mucho mejor que dar a luz en casa. Me alojé aquí por dos días y luego una ambulancia nos llevó a casa".

Reconstrucción

Situado en un consejo del remoto distrito de Rajanpur, la BHU Sahanwala sufrió graves daños en las inundaciones de 2010, que afectaron a casi 20 millones de personas en todo Pakistán. El edificio se inundó y los establecimientos de salud quedaron destruidos. UNICEF, en colaboración con el Departamento de Salud de Punjab, decidió rehabilitar la Unidad renovando el edificio dañado y construyendo un nuevo bloque. El Comité Nacional para UNICEF de Australia entregó cerca de $118.000 dólares para el proyecto.

Con un poco de retraso debido a las inundaciones recurrentes en 2012, la rehabilitación de la Unidad se terminó recientemente. En la actualidad ofrece servicios de salud a una población de casi 40.000, incluyendo 6.000 niños menores de 5 años que viven en el Consejo de la Unión Shanwala. Además, se espera que unas 8.000 mujeres en edad reproductiva puedan beneficiarse de los servicios pre y postnatal que se ofrecen en este centro.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2013/Zaidi
En su casa, la Sra. Bibi cubre a su hija Malaika con un mosquitero después de recibir la vacuna.

"La gente de la zona se refiere a él como el Nuevo Hospital", dice el Dr. Hafeezur Rehman. "Ya conocen los nuevos servicios que se ofrecen aquí, lo que ha aumentado el número de pacientes ambulatorios. Cada mes, alrededor de 1.400 personas reciben atención médica, y en promedio 25 partos tienen lugar en la Unidad todos los meses".

El Dr. Rehman dirige un equipo de 13 miembros del personal médico, incluyendo un supervisor de salud escolar y nutrición, un supervisor y una asistente sanitaria de salud de la mujer, una matrona, dos distribuidores, un vacunador y el personal de ayuda. Los servicios preventivos y curativos incluyen emergencias obstétricas y atención neonatal 24/7, que usualmente no está disponible a este nivel en la Unidad.

Marcando la diferencia

Con el fin de crear conciencia acerca de los servicios disponibles en la Unidad Sahanwala, los organizadores de campo comunitarios visitan diferentes aldeas del Consejo de la Unión y alientan a las mujeres a visitar el BHU. El personal del BHU organiza un campamento médico gratuito cada mes en una de las aldeas para prestar servicios de salud a domicilio.

Dos veces al año, UNICEF, en colaboración con el Departamento de Salud de Punjab organiza la Semana de la Salud del Niño y de la Madre en todos los distritos del país. En Sahanwala, la Unidad sirve como punto focal para esta actividad y se organiza un 'Health Mela' (feria) en donde la gente del Consejo de la Unión recibe asesoramiento y servicios gratuitos de salud.

Como miembro de una comunidad rural remota desfavorecida del sur de Punjab, la Sra. Bibi no podría haber imaginado tener acceso a esos centros de salud hasta hace unos años. Para la gente de Shanwala y los pueblos cercanos, la Unidad está haciendo una diferencia en la salud, la higiene y la mortalidad materna e infantil.

"Como parte del programa de recuperación temprana después de las inundaciones de 2010 y 2012, UNICEF había dado prioridad a la restauración de este centro de salud en el distrito de Rajanpur," dice el Dr. Manzoor, Especialista en Salud de UNICEF Pakistán. "La restauración de la Unidad Sahanwala se ha completado y está proporcionando servicios de salud mejorados incluyendo emergencia obstétrica y neonatal a toda la población del Consejo de la Unión contribuyendo así de manera significativa en la reducción de la mortalidad materna e infantil".


 

 

Fotografía UNICEF: Llegar a todos los niños

Búsqueda