Pakistán

El Director Regional de UNICEF para Asia meridional visita campamentos de socorro en el Pakistán

Por Raabya Amjab

SUKKUR, Pakistán, 20 de agosto de 2010 – Tras la visita que realizó esta semana a las regiones del Pakistán afectadas por las recientes inundaciones, Daniel Toole, Director Regional de UNICEF para Asia meridional, manifestó que la dimensión de la miseria y devastación provocadas por el peor desastre natural sufrido por el país en más de 30 años no tiene precedentes.

VÍDEO (en inglés), 18 de agosto de 2010. La corresponsal de UNICEF, Nina Martinek, informa sobre la visita de Daniel Toole, Director Regional del organismo internacional, a varios campamentos de socorro en Sukkur, en el Pakistán.

 

“Miles de aldeas y ciudades han quedado destruidas por las aguas”, afirmó Toole tras recorrer diversos distritos anegados en la provincia de Sindh. “Se necesita desesperadamente que el gobierno de  Sindh y los organismos de ayuda redoblen sus esfuerzos y aumenten las labores de socorro”.

El funcionario de UNICEF agregó que fue testigo de la catástrofe más grave que haya visto en sus 15 años de experiencia.

Frente a la crisis

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2010/Pakistan/Dsouza
Un padre con su hija en las afueras de un campamento de socorro en Sukkur, una ciudad de la provincia de Sindh, en el Pakistán.

Tras observar desde el aire diversas zonas inundadas de la provincia de Sindh, Toole dio dio una conferencia de prensa conjunta con Martin Mogwanja, Representante de UNICEF y Coordinador de las actividades humanitarias de las Naciones Unidas en el Pakistán; el Director General de la dependencia provincial de gestión de las situaciones de desastre; y el Comisionado de las labores de socorro a las víctimas de las inundaciones. Toole también se reunió con el gobernador de la provincia de Sindh y su jefe de gabinete, con quienes pasó revista a las labores de socorro y conversó acerca de las deficiencias en materia de apoyo financiero a esas actividades.

Asimismo, Toole visitó a varias familias alojadas en los campamentos de socorro de la ciudad de Sukkur, en la provincia de Sindh.

Tras examinar las labores socorro de UNICEF a los niños, niñas y mujeres de varios campamentos de Sukkur, Toole comentó que a pesar de que la organización suministra agua potable e instalaciones sanitarias a muchos afectados, “aún hay millones de personas que requieren los mismos servicios y no los reciben”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2010/Pakistan/Dsouza
Daniel Toole, Director Regional de UNICEF para Asia meridional, visita un campamento de socorro en la provincia de Sindh, en el Pakistán.

“Debemos ampliar urgentemente el suministro de agua potable”, dijo el Director Regional. “De otra manera, se comenzarán a propagar las enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera, la diarrea y la disentería, y aumentarán las tasas de mortalidad en las poblaciones afectadas, especialmente entre los niños y niñas, que ya sufren debilidad y son vulnerables a las enfermedades y la desnutrición”.

Planes en materia de socorro

Según informes gubernamentales, el desastre natural ha afectado a unos cuatro millones de habitantes de la provincia de Sindh, y a unos 20 millones de personas en todo el país.

UNICEF es uno de los varios organismos que han prestado asistencia de emergencia en las zonas inundadas. Los trabajadores de socorro suministran agua potable mediante la instalación de bombas manuales, cisternas e instalaciones sanitarias. Además, distribuyen botiquines y elementos y materiales médicos de socorro, como las sales de rehidratación oral. Gracias al empleo de equipos médicos móviles, también ha sido posible distribuir a grandes sectores de la población pastillas de purificación del agua y vacunar a un creciente número de personas. Además, UNICEF difunde mensajes sobre el agua potable, la higiene, la inmunización, la lactancia materna y la maternidad segura y lleva a cabo labores de educación y protección de la infancia en las zonas inundadas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2010/Pakistan/Dsouza
Varias mujeres y niños desplazados alrededor de una bomba de agua en la provincia paquistaní de Sindh, que sufrió los efectos catastróficos de las inundaciones.

Toole visitó varias instalaciones de aprendizaje y recreación para niños de 3 a 12 años de edad ubicadas en los campamentos de socorro que reciben ayuda del gobierno. En esos espacios, UNICEF brinda capacitación a los maestros y suministra a los estudiantes materiales de lectura y escritura, así como elementos de recreación.

“Estaremos aquí todo el tiempo que sea necesario”, comentó Toole. “UNICEF y las demás organizaciones de socorro deben establecer cuáles son las necesidades de la población afectada y planificar las labores de recuperación, rehabilitación y regreso seguro de los habitantes afectados a sus comunidades de origen”.

El Director Regional de UNICEF para Asia meridional exhortó a la comunidad internacional a confirmar sus compromisos y promesas mediante el suministro de fondos reales, garantizar que las víctimas más vulnerables del desastre natural reciban el apoyo que necesitan con urgencia.


 

 

Búsqueda