Pakistán

Tras las inundaciones en la región sudoccidental del Pakistán se prestan servicios de vacunación y de suministro de agua potable

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2007/Pasha
Sentada junto a uno de sus seis hijos, Hano Bux rememora la noche en que las inundaciones anegaron Khurmastan, la aldea del distrito de Khuzdar, en Baluchistán, donde vive su familia.

Por Sandra Bisin

BALUCHISTÁN, Pakistán, 1 de agosto de 2007 – Para los campesinos de la región, la aldea de Khurmastan es un oasis rodeado por una vasta superficie de tierra árida. Debido a que en esa región las lluvias son muy poco frecuentes, las torrenciales precipitaciones que cayeron a fines de junio como consecuencia del ciclón Yemyin tomaron a la mayoría de la población por sorpresa y la privaron de sus medios de subsistencia.

 “Escuchamos un ruido extraño, como el sonido del agua rugiendo. Sin embargo, no podíamos creer que se tratara de eso”, comentó Hano Bux, una mujer de 30 años que es madre de seis niños. “Y luego llegaron los ancianos de la aldea gritando que nos levantáramos, porque se acercaban las aguas”.

“Esa noche perdimos todo lo que teníamos”, añadió la mujer.

Pese a que las inundaciones no causaron ninguna muerte en Khurmastan, desataron una crisis que aún continúa. Debido a las características del desastre, es de importancia fundamental que los pobladores desplazados reciban servicios de vacunación y de saneamiento ambiental.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2007/Pasha
Una niña de corta edad damnificada por las inundaciones recibe la vacuna contra el sarampión en la aldea de Khurmastan, localizada en el distrito de Khuzdar, en el Baluchistán.

Campaña contra el sarampión

“El sarampión es una de las principales causas de mortalidad infantil, especialmente durante las situaciones de emergencia”, señaló el Dr. Muhammad Amjad Ansari, Oficial de Salud de UNICEF. “Nuestra organización y sus aliados se proponen vacunar a unos 124.000 niños y niñas en las zonas afectadas por las inundaciones. Hasta la fecha hemos vacunado a más de 70.000”.

UNICEF, la Organización Mundial de la Salud y otros aliados colaboran con el gobierno en la realización de la campaña en siete distritos del Baluchistán. En la aldea de Khurmastan, la pequeña tienda de campaña donde se vacuna contra el sarampión y se suministran cápsulas de vitamina A para fortalecer el sistema inmunológico de los damnificados es uno de los pocos lugares donde el aire fresco brinda un respiro de los efectos del sol y el cálido viento.

“Mis vecinos me dijeron que un equipo de vacunación vendría a nuestra aldea”, afirma Hajra, una mujer que llegó al puesto de vacunación con sus dos hijos. “Sé que el sarampión es una enfermedad mortal, y por eso decidí traer a mis hijos para que los vacunaran”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2007/Pasha
Un niño de la aldea de Khurmastan recoge agua de un tanque cisterna enviada por UNICEF.

Ayuda en materia de agua y saneamiento ambiental

Además de derrumbar viviendas y arrastrar a su paso las pertenencias de los pobladores, la inundación también destruyó las instalaciones de suministro de agua y saneamiento ambiental en la región sudoccidental del Pakistán. Ante esa situación, UNICEF y sus aliados abastecen de agua potable a unas 125.000 personas en las provincias de Baluchistán y Sindh.

Hasta ahora, UNICEF ha prestado ayuda a los pobladores desplazados de esas zonas distribuyendo tabletas para la purificación del agua, cubos y jabón, además de vejigones de agua, tanques cisterna y letrinas. También ha restaurado 55 sistemas de abastecimiento de agua y lleva cabo labores de reparación de otros 50. 

 “Cuando llegamos al aldea inmediatamente después de las inundaciones, los pobladores nos dijeron que todas las instalaciones de agua y saneamiento ambiental habían quedado destruidas”, señala Ghulam Ali Baloch, del Programa de Apoyo Rural del Baluchistán, uno de los principales aliados del UNICEF en Khurmastan. “Inicialmente, distribuimos tabletas para la purificación del agua con el propósito de prevenir brotes de enfermedades transmitidas por el agua. Una semana después pusimos en funcionamiento tres tanques cisternas, así como siete letrinas, suministrados por UNICEF. Asimismo, difundimos información a la comunidad acerca de las prácticas de higiene adecuadas”.

El 23 de julio, el Gobierno de Australia anunció que donaría a UNICEF casi 850.000 dólares que se destinarán a satisfacer las necesidades más urgentes de la población en materia de suministro de agua potable y saneamiento ambiental. Además de ello, el Gobierno de Bélgica señaló que aportaría 548.000 dólares para sufragar las actividades de UNICEF relacionadas con el suministro de agua y el saneamiento ambiental.

UNICEF y otros organismos y organizaciones colaboran en pro de la reconstrucción de las vidas de los niños y familias damnificados en toda la región afectada por las inundaciones. Sin embargo, mientras continúe la crisis humanitaria causada por ese desastre natural es mucho lo que queda por hacer.


 

 

Vídeo (en inglés)

Amy Bennett, corresponsal de UNICEF, informa sobre una campaña de vacunación de niños y niñas contra el sarampión en la región sudoccidental del Pakistán, que resultó afectada por las inundaciones. La campaña recibe apoyo de UNICEF.

 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda