Pakistán

Una encuesta de salud y nutrición suministra vital información sobre los sobrevivientes del terremoto del Pakistán

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Una encuesta sobre salud y nutrición llevada a cabo por UNICEF y sus aliados en la región del Pakistán afectada por el terremoto indicó que los niños y niñas menores de cinco años constituyen el sector más vulnerable de la población.

Por Sabine Dolan

NUEVA YORK, Estados Unidos, 9 de mayo de 2006 –Siete meses después de que un terrible terremoto devastara el Pakistán, la desnutrición continúa siendo uno de los problemas más graves que sufren los niños y niñas menores de cinco años en las zonas afectadas. Sin embargo, la situación mejora gradualmente gracias, en parte, a una amplia encuesta sobre la situación de los sobrevivientes del terremoto.

La encuesta conjunta, que fue coordinada por UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos y la Organización Mundial de la Salud en colaboración con el Ministerio de Salud del Pakistán, ha suministrado información fundamental para el mejoramiento de las actividades relacionadas con la atención de la salud y la nutrición.

“Necesitábamos contar con datos de referencia para poder elaborar un proceso de seguimiento", explicó Moazzem Hossain, Oficial de Proyectos de Nutrición de UNICEF, quien detalló las razones por las que se llevó a cabo el vasto proyecto. El Dr. Hossain añadió que la encuesta se debió a la necesidad "de comprobar si la situación se está deteriorando o si está mejorando, y si las actividades que se llevan a cabo tienen resultados positivos".

Cuatro grupos de muestreo

Los datos obtenidos en la encuesta ayudan a los organismos que trabajan en el terreno a vigilar y dar seguimiento a las labores de socorro sistemáticas, ya que les permiten asegurarse de que los niños y niñas más vulnerables reciban la mejor atención y ayuda posibles.

La obtención de esos datos complejos representó un auténtico reto, ya que en dos regiones de la zona afectada por el terremoto -- la Provincia del La Frontera del Noroeste del Pakistán y los territorios de Cachemira y Azad Jammu Kashmir -- el terreno es accidentado. A fin de garantizar que los resultados fueran precisos, en la encuesta de salud y nutrición se empleó un muestreo representativo tanto de los sobrevivientes que viven en las comunidades como de los que han buscado refugio en los campamentos para desplazados.

“En total, empleamos cuatro categorías de muestreo", señaló el Dr. Hossain. Las dos comunidades representativas fueron Manshera, localizada en la Provincia de la Frontera del Noroeste del Pakistán, y Muzaffarabad, que forma parte del territorio de Azad Jammu Kashmir. Los otros dos muestreos correspondieron a los pobladores de los campamentos que funcionan en ambas regiones. Los cuatro grupos demográficos fueron encuestados mediante la misma metodología y con el mismo cuestionario.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan
La obtención de datos para la encuesta en la región paquistaní que sufrió los efectos del terremoto resultó difícil debido a las accidentadas características del terreno.

Las recomendaciones derivadas de la encuesta

Los resultados de la encuesta indicaron que los niños y niñas menores de cinco años constituyen el sector más vulnerable de la población, y que sufrieron las consecuencias del terremoto de manera desproporcionadamente elevada. En Muzaffarabad, por ejemplo, más de un 10% de los niños y niñas de corta edad murieron como consecuencia del desastre natural.

Con respecto a la nutrición, los resultados indicaron que muchas de las familias afectadas consumían más de cinco categorías distintas de alimentos por semana, lo que constituye una señal alentadora, aunque también dejaron en evidencia que el consumo de carnes, frutas y cereales es aún demasiado bajo.

La encuesta dejó también al descubierto que algunas zonas sufren diversos problemas de higiene y saneamiento. Por ejemplo, indicó que casi la mitad de los integrantes de la comunidad de Manshera y una tercera parte de quienes viven en los campamentos de la Provincia de la Frontera del Noroeste del Pakistán defecan en campo abierto, lo que representa un riesgo sanitario.

Entre las recomendaciones derivadas de la encuesta figuran las siguientes:

  • Se deben poner en práctica programas de alimentación suplementaria dirigidos específicamente a los niños y niñas, y a las mujeres embarazadas y lactantes
  • Es necesario mejorar las prácticas de alimentación de los lactantes, haciendo hincapié en el amamantamiento y la alimentación complementaria adecuada
  • Hay que incrementar la educación sobre la higiene en lo que respecta al uso de letrinas y lavado de las manos, y se debe mejorar la gestión del saneamiento ambiental en los campamentos.

La encuesta ha sido de gran utilidad para que el Gobierno del Pakistán, UNICEF y otros aliados que llevan a cabo labores en las zonas más castigadas por el terremoto puedan elaborar planes de acción eficaces para ayudar a los niños, las niñas y las familias que aún se encuentran en situación de riesgo.


 

 

Vídeo (en inglés)

5 de mayo de 2006:
Sabine Dolan, corresponsal de UNICEF, informa sobre una encuesta que evaluó la situación en materia de salud y nutrición en las zonas del Pakistán afectadas por el terremoto de octubre pasado.

Anchura de banda
baja | alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda