Estado de Palestina

Atención médica e inmunización para las madres y niños de Palestina en situación de necesidad

Por Monica Awad

HABLEH, Terriorio Palestino Ocupado, 21 de diciembre de 2010. La clínica gubernamental de Hableh situada en Cisjordania bulle de actividad. Hoy, el pediatra del centro está inmunizando a los niños y en los bancos alineados hay mujeres con los niños de una mano y el Manual para la madre y el niño en la otra. El manual es una obra diseñada para hacer un seguimiento de la salud y el estado de inmunización del niño.

VÍDEO (en inglés): 8 de diciembre de 2010. MP Nunan, corresponsal de UNICEF, sobre el programa de inmunización que cuenta con el apoyo de UNICEF en el Territorio Palestino Ocupado.  Véalo en RealPlayer

 

La enfermera Aisheh Odeh va de habitación en habitación, coordina la atención general, prenatal y pediátrica que se brinda todos los días a unos 75 pacientes.

“Estudié para ser comadrona porque senti que las mujeres no recibían la atención que necesitaban durante la intifada", explica Odeh, en referencia al levantamiento que inició en 2000. "Muchas mujeres daban a luz en los puestos de control militares y en casa", agrega.

Apoyo para la inmunización

Aquí en la clínica, las madres traen a sus niños al programa de inmunización gratuito del Ministerio de Salud, que cuenta con el apoyo de UNICEF y la financiación del Gobierno de Japón.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Occupied Palestinian Territory/2010/Izhiman
Shahd, de nueve meses de edad, tras ser inmunizada en una clínica de Cisjordania, donde UNICEF ha brindado apoyo al programa de inmunización del Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina desde 1994.

“Desde que se estableció la Autoridad Palestina en 1994, UNICEF ha trabajado con el Ministerio de Salud para el suministro de vacunas y el equip de la cadena de frío", afirma Douglas G. Higgins, Representante Especial Adjunto de UNICEF. (El equipo de la cadena de frío e emplea para conservar las vacunas durante las rondas de vacunación)

En todo el territorio, el Gobierno de Japón ha sido influyente al brindar apoyo a la salud de la madre y el niño en general, y al programa de inmunización en particular.

“Nuestra prioridad dentro del sector de la salud en Palestina es la atención maternoinfantil, porque creemos que una vida segura es la base de la sociedad", según afirma Naofumi Hashimoto, Representante de Japón ante la Autoridad Nacional Palestina.

Llegar hasta los niños vulnerables

En 2010 y por primera vez en un decenio, el Ministerio de Salud cubrió con su presupuesto los costes de las vacunas para todos los niños palestinos, con el apoyo de UNICEF. "El programa de inmunización ha supuesto un éxito particulamente grande dentro del territorio palestino, con una cobertura de inmunización superior al 95%", añade Higgins.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Occupied Palestinian Territory/2010/Izhiman
Un bebé palestino de ocho meses recibe inmunización en la clínica de Hableh en Cisjordania, que cuenta con el apoyo de UNICEF.

El Departamento de salud pública del Ministerio de Salud se ha comprometido a un alto nivel a mejorar de manera continua los servicios de inmunización para todos los niños refugiados y no refugiados del territorio, según informaciones del Dr. Asad Ramlawi, Director General del ministerio.

“Para los grupos de niños más vulnerables de las zonas de difícil aceso empleamos clínicas móviles para llegar hasta estas comunidades, así como los viejos canales de comunicación que demostraron ser eficaces", apunta el Dr. Ramlawi "Utilizamos las mezquitas para llamar a las madres a traer a sus niños para inmunizarlos en la clínica".

Acceso a la atención médica

En 2010, la clínica de Hableh ha supervisado unos 170 embarazos, de los que más de 30 eran de alto riesgo. Un pequeño laboratorio realiza prueba básicas para pacientes y en la clínica se dispensan algunas medicinas. Dos enfermeras y un profesional de medicina general atienden a los pacientes aquí todos los días, mientras un pediatra y un dermatólogo están disponibles durante determinados días de la semana.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Occupied Palestinian Territory/2010/Izhiman
Una enfermera de la farmacia de la clínica de Hableh en Cisjordania, donde UNICEF brinda apoyo al programa de inmunización del Ministerio de Salud con fondos del Gobierno de Japón y de otros aliados.

La clínica no sólo presta servicios para los residentes de Hableh sino también para las aldeas colindantes, todas ellas –al igual que la ciudad de Qalqilya– sufren las consecuencias del muro que Israel ha construido en Cisjordania. La Corte Internacional de Justicia de la Haya dictaminó la ilegalidad de una serie de murallas, vallas, torres de vigilancia y puntos de control, y del muro.

Subhiya Hassan mece a su hijo de dos meses aprestándolo para que reciba sus vacunas.

Ella está emocionada por los servicios de la clínica que califica de "excelentes". Madre de cinco hijos, Hassan añade que la clínica que presta servicios dos veces por semana en su propia aldea de Ras Attiyeh no es suficiente.

“El doctor viene dos veces a la semana y está dos horas cada vez", explica. "Si un bebé cae enfermo durante la semana tenemosqeu venir a Hableh".


 

 

Búsqueda