Panorama: Nigeria

La educación y la concienciación ayudan a contener la gripe aviar

Imagen del UNICEF
© UNICEF Nigeria/2007/Nesbitt
Debido a que están en constante contacto físico con aves vivas, las vendedoras de pollos corren especial riesgo de contraer la gripe aviar.

Por Christine Jaulmes

LAGOS, Nigeria, 30 de marzo de 2007 – Tras recorrer los estrechos pasadizos y callejuelas del bullicioso mercado Ikjotun de esta capital, y de pasar junto a puestos de verduras, pescaderías y carnicerías con el estruendo de los molinillos de pimienta como música de fondo, los clientes llegan por fin al sector del mercado donde se venden aves de corral.

Allí pueden adquirir las gallinas y palomas y los patos y pollos vivos que se encuentran apretujados en sus jaulas. Junto a ellos están los vendedores de pollos, en su mayoría mujeres que en muchos casos tienen a sus hijos de corta edad a su lado.

Fue en un mercado como éste que en diciembre de 2006 un ama de casa compró varios pollos para una cena de Navidad. En enero, una hija de 22 años que vivía con ella murió de gripe aviar.

Los efectos en las vendedoras de pollos

Pese a que en Nigeria se habían suscitado brotes de la gripe aviar en la población avícola desde principios de 2006, la muerte de esa mujer fue el primer caso humano fatal registrado en el país. Los expertos creen que la joven mujer se infectó mientras desplumaba o troceaba pollos enfermos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Nigeria/2007/Nesbitt
Una vendedora de pollos y su hija rodeadas de aves enjauladas en el mercado Ikotun, en Lagos, la capital de Nigeria.

Al conocerse las primeras noticias del brote de gripe aviar, muchos nigerianos, presa del pánico generalizado, dejaron de consumir carne de pollo. Muchas granjas avícolas cerraron y muchos granjeros y vendedores de pollos se quedaron sin trabajo.

“Antes de que comenzaran a circular rumores de que había que dejar de comer pollo debido a la gripe aviar, yo vendía entre 40 y 60 aves por semana”, explica la Sra. Yusuf, que tiene un puesto en el mercado Ikotun. “Ahora, sin embargo, sólo vendo 10 cada dos o tres semanas”.

Negación ante el peligro

Debido a que las vendedoras de pollos manipulan, sacrifican y despluman las aves todos los días, corren grave peligro de contraer el virus. Las deficientes condiciones sanitarias también representan una amenaza para el bienestar de los niños y niñas que vienen con sus madres al abigarrado mercado.

A pesar de los riesgos, la mayoría de las vendedoras de pollos trata de no hablar del tema. Muchas niegan la existencia de ese peligro.

“Desde el año pasado, cuando ustedes empezaron hablar de la gripe aviar, esa enfermedad no ha aparecido en nuestro mercado”, insiste Kudirat Fasasi, que dirige a las vendedoras de aves. “Esa gripe aviar de la que hablan no nos concierne”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Nigeria/2007/Nesbitt
Mujeres de diversas comunidades asisten a una reunión de concienciación sobre la gripe aviar organizada por el gobierno municipal de Lagos.

La protección de los niños y las mujeres

A fin de ayudar a los sectores más vulnerables, como las vendedoras de pollos, el Gobierno de Nigeria ha dado prioridad a la concienciación y la educación en sus actividades de lucha contra la gripe aviar. Con el apoyo de aliados como UNICEF y el Gobierno de Japón, las autoridades nigerianas han concentrado sus esfuerzos en difundir información correcta, y en fomentar las prácticas de higiene que protejan a los niños y niñas y mujeres de esa enfermedad.

“En Nigeria son frecuentes los comportamientos peligrosos”, explica Tunde Awobiyi, Director del Ministerio Estatal de Información de Lagos. El Sr. Awobiyi preside también la Comisión Estatal de Educación Pública sobre la Gripe Aviar.

 “Muchas personas tienen aves de corral en sus hogares, de manera que difundimos el mensaje de que los seres humanos deben mantenerse alejados de esas aves”, explica. “Las mujeres y los niños son los que están más expuestos a ese contacto debido a que son quienes crían las aves, las matan y las cocinan”.

Limpieza e higiene

El Ministerio Estatal de Información de Lagos también organiza reuniones y diálogos sobre la gripe aviar dirigidos principalmente a los sectores de la población más amenazados, como el de las vendedoras de pollos. No siempre resulta fácil convencer a esas mujeres de que participen en las reuniones. Sin embargo, las que lo hacen dicen que aprenden a proteger a sus familias y a ellas mismas.

Después de escuchar una presentación a cargo de un veterinario, una pollera llamada Anuoluwapo comprendió que la gripe aviar es algo que hay que tomar en serio.

“Yo creía que la campaña sobre la gripe aviar se proponía arruinar nuestro negocio”, afirmó. “Pero ahora que vine a esta reunión, comprendo de qué se trata. Haremos lo que sea necesario hacer en materia de limpieza e higiene”.


 

 

Vídeo (en inglés)

Marzo de 2007:
Kun Li, corresponsal de UNICEF, informa sobre las actividades que se llevan a cabo en Nigeria a fin de contener los brotes de gripe mediante la difusión de mensajes sobre esa enfermedad entre los sectores de la población más amenazados por la misma.

 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda