Panorama: Níger

Un programa piloto trata de proteger a los niños en las comunidades de Níger

Por Bob Coen

DISTRITO DE MARADI, Níger, 4 de enero de 2013. “Todos los días voy al bosque con mis amigas en búsqueda de leña que luego transportamos a casa”, dice Aisha Gonda (12 años). “Cuando no encontramos leña seca, tenemos que cortar ramas. Es un trabajo difícil que lastima las manos, pero no tenemos otra elección. Es un trabajo que se reserva sólo para la mujer y tenemos que hacerlo”.

VÍDEO (en inglés): 17 de junio de 2012. Vea la historia de Aisha Gonda, que aprende sobre sus derechos gracias a un programa que recibe apoyo de UNICEF.  Véalo en RealPlayer

 

Después de de cortar leña durante más de una hora, han reunido numerosos haces para satisfacer las necesidades de combustible de la familia de un día. Con la frente llena de sudor, las niñas cargan los pesados haces sobre la cabeza y caminan de vuelta al poblado.

Tradiciones muy antiguas

Aisha lleva levantada desde por la mañana y se ocupará de las tareas domésticas hasta que anochezca. Barrer el patio, preparar el desayuno de la familia, limpiar los platos, moler el mijo, obtener agua y leña, además de ocuparse de los niños más pequeños son sólo algunas de sus responsabilidades.

Los problemas de Aisha son muy frecuentes en Níger, donde más del 80% del total de la población vive en poblados rurales y donde se espera que todos los niños y niñas ayuden en las labores familiares de la casa y en los campos.

Aisha, que tiene 18 hermanos , no sabe leer ni escribir. Nunca ha acudido a la escuela. “Soñaba con convertirme un día en maestra”, dice.

El 69% de las niñas de Níger no acuden a la escuela primaria y una de cada tres niñas se casa antes de cumplir 15 años. La mayoría no puede expresar su opinión sobre estas cuestiones.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/Niger/2012/Coen
En Níger, donde más del 80% de la población vive en poblados rurales, se espera que los niños contribuyan en las labores del hogar. Obtener leña es una tarea que consume tiempo y niega a los niños su derecho a una educación.

Cambiar percepciones, facultar a las comunidades

UNICEF, el Gobierno de Níger y un grupo de ONG locales han iniciado un programa piloto basado en la comunidad para cambiar la forma en que se percibe y se trata a los niños, así como facultar a la comunidad para que aborde los numerosos problemas que tienen que hacer frente actualmente los niños de Níger.

El programa capacita primero a educadores seleccionados de la comunidad. Luego reúne a pequeños grupos de progenitores y los anima a debatir abiertamente los problemas de la protección infantil, algo que no es una costumbre. Después, todo el poblado –el jefe y los ancianos, niños, mujeres y hombres– se reúnen en un encuentro especial de la comunidad.

Todos expresan su opinión

El educador comunitario Oumarou Chopii se presenta ante una de estas reuniones. “Hemos reunido a la comunidad porque ésta es una cuestión que afecta a todo el mundo”, dice. Megáfono en mano, alienta a todos a expresar su opinión y participar.

Y lo hacen uno a uno. “Hay que proteger a los niños”, dice un miembro del comité de progenitores. “La gente no les debe pedir que transporten cargas pesadas ni debe maltratarlos. No hay que pegar a los niños”, añade un adolescente.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/Niger/2012/Coen
Un programa que recibe apoyo de UNICEF trata de mejorar los derechos de la infancia mediante la capacitación de los educadores, las reuniones de grupos pequeños de progenitores y la organización de reuniones del poblado en las que se alienta a todos a expresar su opinión.

“Había un hombre que quería entregar a su hermana pequeña en matrimonio. El jefe del poblado y los ancianos le aconsejaron que no diera a su hermana en matrimonio porque era muy pequeña”, dice el padre de Aisha, Mahaman Gonda. “Aceptó y cambió de opinión”.

“La gente debe alimentar bien a sus hijos”, dice Aisha. “Les deben proporcionar un lugar seguro y limpio para dormir y deben vestirlos bien”. La multitud aplaude con entusiasmo.

Jóvenes y ancianos, la comunidad en su totalidad dispone de un foro para expresar sus pensamientos sobre cuestiones serias que normalmente se debaten a puerta cerrada.
 
Proteger a los niños en las comunidades

Según Abdourahmane Amadou Lobit, perteneciente a LUCAP (Lucha contra el analfabetismo y la pobreza de Níger), uno de los aliados en la ejecución del programa, “en casi todos los poblados de Níger no se protege adecuadamente a los niños y por ello el Gobierno pensó que sería útil poner en marcha este programa para proteger a la niñez, especialmente en las comunidades: para fomentar la confianza de la comunidad y tratar de que conozcan los derechos de la infancia y comprendan que los niños son los adultos del mañana”. Más de 100 comunidades en cinco regiones de Níger se beneficiarán de este programa durante la fase piloto de tres años, con el fin de alentar una transformación en la manera en que responden y para evitar problemas como el trabajo infantil, la explotación, la violencia y los malos tratos.

Por ahora, el programa ha facultado por lo menos a una persona joven de la comunidad . “Voy a enviar a mis hijos a la escuela”, dice Aisha. “Los derechos de la infancia son importantes porque los niños crecerán bien y podrán asumir su lugar en la comunidad”.


 

 

Búsqueda