Panorama: Níger

UNICEF y sus aliados prestan ayuda a los niños y niñas que trabajan y combate la trata de menores de edad en el Níger

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Los niños y niñas que trabajan en la calle forman parte de la vida cotidiana en Niamey, la capital del Níger.

Por Sabine Dolan

UNICEF observa el Día del Niño Africano de este año, que se celebra el 16 de junio, dando su respaldo a la convocatoria realizada por la Unión Africana en pro de la eliminación de la trata de niños y niñas. A continuación, un panorama de la situación en el Níger, una nación de África Occidental.

NIAMEY, Níger, 15 de junio de 2007 – Los niños y niñas que trabajan en las calles de Niamey, la capital del Níger, forman parte de la vida cotidiana de la ciudad. En el Níger, uno de los países más pobres del mundo, dos terceras partes de los niños y niñas menores de 14 años trabajan.

Esos niños y niñas provienen de todos los puntos del país, y a veces de otras naciones de la región, como Nigeria, Benín, Togo y Ghana. Algunos han sido victimas de los tratantes de personas, y en muchos casos terminan en la estación central de autobuses de la ciudad. Allí se les contrata para realizar trabajos serviles, como lavar platos y transportar o vender mercancías diversas.

En todo el continente, los niños y niñas que pasan por las manos de los tratantes de personas son obligados a prostituirse, a prestar servicios como soldados o porteadores en grupos armados, a trabajar por muy poco dinero y a veces sin ninguna compensación, a mendigar o a desempeñarse como empleados domésticos.

Por lo general, se trata de niños y niñas de 7 a 14 años de edad que tienen familia, aunque se trata de familias muy pobres.

Imagen del UNICEF
Zakika Hamidou, de 14 años de edad, trabajaba de empleada doméstica en Niamey, en el Níger; hoy en día asiste a un centro de capacitación que recibe apoyo de UNICEF.

Nuevas aptitudes para los niños explotados

Zakika Hamidou, de 14 años de edad, trabajaba de empleada doméstica, y su historia es muy similar a la de muchos niños y niñas explotados en el Níger. “Mi tía me vino a buscar a nuestra aldea, que está cerca de Loga”, recuerda la niña, “y me trajo a trabajar a Niamey”.

Zakika logró liberarse del trabajo doméstico y hoy asiste a un centro de capacitación de la organización no gubernamental Action Against the Use of Child Workers (AFETEN), que combate el trabajo infantil y que recibe apoyo de UNICEF. En ese centro, Zakika y otro medio centenar de niñas adquieren conocimientos sobre diversas labores, como la costura y la tintorería y el tatuaje con alheña.

“Diseñamos los cursos de capacitación laboral según las pautas de la realidad local, con el propósito de combatir la explotación de las niñas”, afirma Soumaila Katan, que está al frente del centro de capacitación de AFETEN. “Hay un elevado número de niñas que se alejan de sus aldeas para trabajar como empleadas domésticas en la ciudad”.

El principal factor de ese fenómeno social es la pobreza, que impulsa el trabajo infantil y la trata de menores. La explotación de los niños y niñas priva a éstos de su derecho a la educación. Y aún cuando sea posible rehabilitarlos, para entonces ya son demasiado mayores para regresar a la escuela.

Pero brindándo a esos jóvenes capacitación y conocimientos para la vida activa, y creando en ellos conciencia de sus derechos, se ayuda a mejorar sus vidas y se aumenta su bienestar.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Niños trabajadores en la estación de buses de Niamey. A lo largo y a lo ancho de África, los niños son obligados a prostituirse, a prestar servicios como soldados en grupos armados y a trabajar como empleados domésticos por muy poco dinero o sin paga.

La ejecución de las leyes y la protección de los derechos

En el Níger, buena parte de la trata de menores ocurre en la región septentrional del país, en la zona de Agadez. Los procedimientos policiales y judiciales contra ese delito son débiles e ineficaces, y cuando se detiene a un tratante de niños, éste suele quedar en libertad pocas semanas después. UNICEF y sus aliados han estado colaborando con el gobierno nacional para dar mayores bríos a las normas jurídicas de protección de los niños y niñas contra la trata de personas, el maltrato y la explotación.

“UNICEF está embarcado en un importante proyecto contra la trata de seres humanos, especialmente la trata de menores y de mujeres”, afirma Hassia Issa, Oficial de Protección Infantil de la Oficina de UNICEF en el Níger. “También colaboramos con el gobierno en la elaboración de leyes pertinentes y la firma de tratados bilaterales y multilaterales con las demás naciones de África Occidental”.

Además de ello, UNICEF colabora con la Asociación de defensa de los derechos humanos del Níger en la capacitación de las fuerzas policiales, los guardias fronterizos y los agentes de aduana para identificar las bandas de tratantes de personas, investigar casos de ese crimen y ayudar a las víctimas.

UNICEF también presta asistencia a los niños que quieren alejarse de la vida en las calles y regresar a sus hogares. A tal fin, les brinda capacitación especial para facilitar su reintegración en sus familias y comunidades.

El trabajo infantil y la trata de menores ponen a los niños y niñas a merced de la violencia y otras formas de abuso, además de privarles de sus derechos fundamentales. A fin de que los niños y niñas recuperen su dignidad y de fomentar su crecimiento y desarrollo, es necesario eliminar esa práctica no sólo en África, sino también en el resto del mundo.


 

 

Vídeo (en inglés)

15 de junio de 2007: Con motivo del Día del Niño Africano, Sabine Dolan, corresponsal de UNICEF, informa sobre el trabajo infantil y la trata de menores en el Níger y en África Occidental.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda