Panorama: Níger

Llamamientos de financiamiento y actividades humanitarias

La región de Sahel ha afrontado históricamente una inseguridad alimentaria crónica y altos niveles de desnutrición maternoinfantil. La situación este año se pronostica mucho peor, con particular afectación en Chad y Níger. La escasa precipitación ha causado déficits grandes en las producciones agrícola y pastoril. Esta situación se ve más agravada por una escalada en los precios de los alimentos y epidemias recurrentes como la sarampión en Chad. Níger está paralizado por una crisis alimentaria y de nutrición, que se prevé que siga al menos hasta el final de la temporada de hambre, en octubre. Los datos recientes muestran que 7,1 millones de personas en Níger no tienen el alimento asegurado, de los que 3,3 millones están gravemente afectados. Se estiman unos 378.000 casos de desnutrición aguda severa y 1,2 millones de casos de desnutrición aguda moderada entre niños menores de cinco años para 2010 si no se adoptan medidas urgentes. En respuesta a esta situación urgente, UNICEF aumenta su respuesta para prevenir un catastrófico saldo de muertes entre niños menores de cinco años de edad. UNICEF brinda apoyo a un número creciente de centros de alimentación terapéuticos que tratan a niños enfermos de desnutrición aguda severa. UNICEF brinda asimismo apoyo adicional para las prácticas de alimentación óptimas para lactantes y niños de corta edad, incluido el amamantamiento exclusivo durante los seis primeros meses de vida, proporciona vitaminas y minerales mediante comida y suplementos alimenticios enriquecidos y promueve el acceso a saneamiento y agua potable, así como el apoyo para intervenciones de salud preventivas y curativas.
Actualización de acción humanitaria. Región de Sahel. 3 de junio de 2010 [pdf] (en inglés)


 

 

Documentos relacionados (en inglés)

Acción Humanitaria para la Infancia de 2012

Búsqueda