Panorama: Níger

El programa de alimentación en la región de Zinder salva vidas, pero la crisis no termina

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Millares de madres hacen fila para recibir alimentos para sus hijos hambrientos, en la región Zinder de Níger.

Por  Elies Miller

ZINDER, Níger, 26 de octubre de 2005 – Madres e hijos esperaban pacientemente a la sombra de los árboles en los que se protegían del sol abrasador. Se habían reunido aquí con la esperanza de obtener una ración de alimento de un nuevo programa de alimentación para las aldeas de la región de Zinder, una de las zonas más afectadas por la crisis alimentaria que azota a Níger.

Una vez que terminaba la espera, a las madres y sus hijos las recibían en pequeños grupos en un sitio de clasificación, en el cual medían los brazos a los niños para determinar si se encontraban desnutridos (la medición de la circunferencia de la mitad del brazo es un modo rápido y eficaz de verificar el estado nutricional).

Esos niños y niñas que se encontraban gravemente desnutridos y los que tenían paludismo eran trasladados de inmediato a un hospital provisional para ser sometidos a tratamiento. Sus madres lo presenciaban todo preocupadas y fatigadas.

Una gran mayoría de los niños y niños se encontraban cuando menos moderadamente desnutridos. Sus madres recibieron una bolsa (25 kg) de CBS/UNIMIX (un suplemento rico en nutrientes), 4 litros de aceite y un paquete de azúcar. Luego se alinearon para recoger sus raciones y que les mojaran de tinta las manos de sus hijos, un modo de confirmar que habían recibido lo que les tocaba.

Después algunas de ellas intentaban limpiarles las manos a sus hijos con arena, con la esperanza de poder volver a hacer la cola para obtener una segunda porción, y ¿quién podría culparlas?

La crisis no se acaba

Luego que la distribución de alimentos terminó, las mujeres se quedaron conversando entre ellas y con los trabajadores de socorro. Muchas de ellas contaban cuán difícil realmente había sido el año anterior −el año de la crisis de alimentos− o expresaban su gratitud por la buena cosecha de los últimos meses y por las raciones de alimentos que acaban de recibir y que les habían aliviado notablemente su carga.

Pero aunque la cosecha ha sido buena este año, y los hijos de esas madres no morirán de hambre, la crisis de Níger dista de haberse terminado. Escasean las semillas que se necesitan para plantar nuevos cultivos en la próxima temporada.

Las agencias humanitarias y las agencias no gubernamentales que trabajan en la región de Zinder convienen en que el problema es estructural. La precariedad de la situación del país se ilustra en el hecho de que luego de perder solo el 12% de sus cultivos en 2004, Níger registra un gran número de niños y niñas moderada y gravemente desnutridos. La recuperación no resultará una tarea fácil.

El número de niños y niñas moderadamente desnutridos que se reciben en los programas de alimentación aumenta diariamente, en tanto la capacidad de las agencias humanitarias está llegando a sus límites. En algunas zonas de la región de Zinder, los niveles de desnutrición grave han alcanzado tasas tan altas como el 7% entre los niños y niñas registrados.

La iniciativa de la alimentación

La Iniciativa de alimentación suplementaria para grupos seleccionados que se realiza en Zinder es un esfuerzo conjunto de Médicos Sin Fronteras (MSF), UNICEF y el Programa Mundial de Alimentos. Es la mayor campaña de alimentación suplementaria a nivel de aldea que jamás se haya llevado a cabo en Níger. De una población de 250.000 niños y niñas, se calcula que se trataran a unos 45.000 con desnutrición grave o moderada.

Esta iniciativa tiene por objeto proporcionar una red de protección a familias y niños en peligro de hundirse aún más en una desnutrición grave, así como de reducir la tasa de mortalidad infantil, que es una de las más elevadas del mundo (262 por cada 1.000 nacimientos —fuente: Estado Mundial de la Infancia)


 

 

Vídeo (en inglés)

26 de octubre de 2005:
La corresponsal de UNICEF, Jane O’Brien, informa sobre el hambre de los niños en Níger.

Anchura de banda
baja
| alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda