Panorama: Níger

Crisis alimentaria del Níger: prestar ayuda y fortalecer las comunidades

Imagen del UNICEF
© UNICEF WCAR/2005/Page
En un centro de alimentación terapéutica de Maradi, Níger, que recibe apoyo de UNICEF, el doctor Kadri Koda, uno de los 85 profesionales de la salud que se están capacitando para manejar el grave problema de la malnutrición, examina a una niña.

Por Rachel Bonham Carter

NUEVA YORK, 3 de agosto de 2005 – Debido a la crisis alimentaria del Níger, el número de niños y niñas que requieren tratamiento médico para la malnutrición se ha más que duplicado en el curso de un año. Los ingresos a los centros de alimentación terapéutica siguen aumentando. Para hacer frente a esta situación, UNICEF está colaborando con la entrega de alimentos y suministros médicos de emergencia, y está capacitando al personal sanitario en el manejo de la malnutrición infantil aguda y moderada.

Fortalecer la capacidad de las comunidades del Níger para afrontar la escasez de alimentos es un componente a largo plazo – pero igualmente importante - de la reacción a la crisis. UNICEF está educando a las comunidades en el tema de la nutrición y en el manejo de las situaciones de escasez. Así mismo, está colaborando con la creación de bancos de cereales.

El doctor Kadri Koda forma parte del grupo de 85 profesionales de la salud que están siendo capacitados por UNICEF. “No solo estamos compartiendo nuestros largos años de experiencia”, dice. “También nos estamos familiarizando con las técnicas más novedosas para el tratamiento de la malnutrición aguda y moderada.

“Los peores casos son aquellos en que la malnutrición aguda se combina con problemas médicos como paludismo, diarrea sanguinolenta, neumonía y anemia”, agrega el doctor Koda. “Bebés de nueve meses que tienen el peso de un recién nacido… niños tan débiles que ni siquiera pueden llorar… su silencio es ensordecedor. Solo sentimos alegría cuando empiezan a llorar, pues significa que están un poco más fuertes”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
En el centro de alimentación terapéutica de Maradi, Níger, una mujer alimenta a su niño. UNICEF ha solicitado 16 millones de dólares para salvar a los niños en Níger

Soluciones a largo plazo

Según Enrico Leonardi, Oficial de Programas de UNICEF, este organismo está trabajando para incrementar los recursos de las aldeas del Níger y para instruir a sus pobladores. Y agrega que el objetivo del trabajo es “sensibilizar a los miembros de las comunidades y enseñarles a identificar, a prevenir y, eventualmente, a tratar la desnutrición”.

El señor Leonardi dice que los programas educativos también darán a conocer a la gente la importancia de alimentar a los bebés exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de edad, una práctica poco extendida en el Níger.

UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo están creando bancos de cereales en muchas aldeas del Níger. El grano, que se conserva en pequeños almacenes, no solo sirve para alimentar a las familias durante la crisis actual. También marca el comienzo de una solución a largo plazo.

Los bancos de cereales son administrados por los aldeanos. En los meses anteriores a la recolección, cuando los alimentos son escasos y los precios, altos, ellos suelen vender el cereal a un precio menor que el del mercado. Luego, con ese dinero se reabastecen los bancos en época de cosecha, cuando los precios son más bajos.

“Todos los años, en el Níger hay un período de cuatro meses en que no hay suficiente alimento”, dice Arsene Azandossessi, jefa de la oficina de UNICEF en Maradi. No obstante, un banco de cereales correctamente manejado permitirá que la comunidad supere los períodos de escasez. “El propósito de establecer bancos de cereales es que las aldeas se puedan autoabastecer”.

Respuesta de los donantes

La escasez de alimentos ha afectado a cerca de 3,6 millones de personas, entre ellas 800.000 niños y niñas menores de cinco años. De esos niños, 160.000 presentan desnutrición moderada y 32.000, desnutrición aguda. UNICEF y sus aliados han hecho un llamamiento para recaudar 16 millones de dólares con el objeto de financiar:

  • La nutrición: Alimentos terapéuticos y no terapéuticos; establecimiento de nuevos centros de nutrición y apoyo a esos centros; capacitación del personal sanitario en la prevención, la identificación y el tratamiento de la malnutrición; sensibilización de las comunidades con énfasis en la lactancia materna exclusiva.
  • La salud: Suministro de medicamentos básicos, vacunación contra el sarampión y administración de vitamina A; vigilancia de la incidencia de enfermedades relacionadas, como paludismo, diarrea e infecciones respiratorias.
  • El agua y el saneamiento: Suministro de conjuntos de higiene básicos a todas las familias de los niños y niñas afectados.
  • La protección a la infancia: Prevención del abuso sexual y vigilancia de los casos que afecten a las mujeres vulnerables y a los niños.

El Gobierno de Francia donó medicamentos y alimentos al Níger a través de UNICEF. El 30 de julio se recibió un envío de 1,7 toneladas de medicamentos esenciales, entre ellos antibióticos, tabletas antipalúdicas y antiparasitarias, y sales especiales de rehidratación oral para el tratamiento de la diarrea en casos agudos de malnutrición infantil.

En otro envío llegaron 35,4 toneladas de leche terapéutica, alimentos terapéuticos (incluido Plumpy nut, una pasta de cacahuete rica en vitaminas) y sales de rehidratación oral, además de 2,6 toneladas de alimentos terapéuticos adquiridos localmente.

Para fines de esta semana se espera la llegada, por vía aérea, de más suministros, incluidas 206 toneladas de UNIMIX, un alimento especial para los niños que sufren de malnutrición. Estos envíos son financiados por la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comunidad Europea (ECHO) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

“Estamos muy agradecidos con los donantes que ya atendieron nuestra petición”, dice Enrico Leonardi. Además de alimentos y suministros médicos, se ha recibido ayuda para financiar los costos de transporte, que pueden ser sumamente altos.

“Sin embargo, este es apenas el comienzo”, continúa diciendo el señor Leonardi. “Debemos seguir buscando ayuda para evitar que la situación empeore”.


 

 

Vídeo (en inglés)

3 de agosto de 2005:
Rachel Bonham Carter, corresponsal de UNICEF en Nueva York, informa sobre las medidas que está tomando este organismo para responder a la crisis alimentaria del Níger.

Anchura de banda
baja | alta
(Real player)

Periodistas
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Audio (en inglés)

27 julio 2005:
Radio UNICEF habla con el representante de UNICEF en Níger, el señor Aboudu Adjibade.
Búsqueda