Nepal

Enseñanza acogedora para los niños en las escuelas nepalesas

Imagen del UNICEF
© UNICEF Nepal/2009/Prajapati
En un aula acogedora para los niños del Nepal, los alumnos dibujan en una pizarra que ha sido instalada a un nivel acorde con su estatura.

Por Ashma Shrestha Basnet

SUNSARI, Nepal, 19 de marzo de 2009 - Los alumnos de primer grado de la escuela secundaria Kachana Mahadev comienzan la jornada escolar como es costumbre, entonando una alegre canción sobre los siete días de la semana. La escuela, ubicada en Itahari, en el distrito de Sunsari de la región oriental de Nepal, es uno de los establecimientos de educación del país que participa en la denominada Iniciativa de escuelas acogedoras para los niños.

“Todas las mañanas, los propios alumnos deciden el programa de actividades del día”, explica Maya Bhujel, una maestra de primer grado de la escuela primaria Badri Nath, en Dharan, otra localidad de Sunsari. “Esto es algo muy novedoso, ya que tradicionalmente los alumnos debían estudiar lo que les enseñáramos”.

“Los niños también han organizado comités de limpieza del aula”, agrega la maestra, “y esa es una de las maneras en que desarrollan el sentido de la responsabilidad”.

Enseñanza y aprendizaje interactivos
Los alumnos de la escuela Badri Nath, agrupados en círculo en el centro del aula decorada con colores llamativos, recitan a viva voz los días de la semana: “¡sombaar! ¡mangalbaar! ¡budhabaar!...”.

En muchas escuelas de Nepal, donde la enseñanza se basa en el aprendizaje de memoria y la disciplina (lo que significa castigo corporal) no es habitual que los alumnos se diviertan tanto mientras aprenden. Sin embargo, la metodología de las escuelas acogedoras para los niños que se aplica en las clases de enseñanza primaria de la escuela alienta la enseñanza y el aprendizaje interactivos.

Hasta en las instalaciones se tienen en cuenta las necesidades y características de los niños y niñas, desde la manera en que se distribuyen los pupitres hasta el tamaño de los inodoros.

“La Iniciativa de escuelas acogedoras para los niños tiene como propósito brindar a los niños un ámbito seguro y alegre, de manera que el estudio resulte una actividad divertida”, afirma Dovan Lawoti, Oficial de Proyecto del UNICEF. “El aprendizaje en un ámbito acogedor para los niños y la enseñanza basada en la actividad hacen posible que los niños y niñas desarrollen plenamente su potencial”.

La Iniciativa en un millar de escuelas
La Iniciativa de escuelas acogedoras para los niños comenzó a ponerse en práctica en 2002 en 45 escuelas públicas de los distritos nepaleses de Kavre y Sunsari. Actualmente se lleva a cabo en unas mil escuelas de 15 distritos del país.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Nepal/2009/Prajapati
Una alumna de primer grado de la escuela primaria Badri Nath, en el distrito de Sunsari, juega con un muñeco. UNICEF suministra a las escuelas de Nepal materiales para fomentar una enseñanza y aprendizaje acogedores.

En estrecha colaboración con el Departamento de Educación nepalés, UNICEF brinda capacitación sobre métodos de enseñanza y aprendizaje acogedores para los niños al personal docente de las escuelas en que se pone en práctica la Iniciativa. En los cursos de capacitación, los maestros adquieren claridad conceptual y reciben orientación sobre las complejidades de tratar a los alumnos y alumnas como personas.

UNICEF suministra también los materiales necesarios para la enseñanza y el aprendizaje en el marco de las escuelas acogedoras para los niños.

La aplicación de la Iniciativa ha traído aparejado un cambio profundo en la organización de las aulas, donde los pupitres y asientos han sido reemplazados por alfombras y esteras. Asimismo, se han colocado las pizarras a un nivel más bajo y adecuado a la estatura de los niños.

"Me gusta venir a la escuela"
Debido a que en las escuelas se ha eliminado el castigo físico, los niños y niñas expresan más abiertamente sus necesidades y deseos. Esto les ayuda a su vez a adquirir más confianza en sí mismos y desarrollar el espíritu de equipo.

“Ahora los niños son comparativamente más confiados y creativos”, afirma la Sra. Bhujel. “En el pasado, yo creía que para que los niños se comportaran y aprendieran mejor tenía que ser estricta con ellos. Pero ahora me sorprende ver que los niños aprenden más rápidamente en un ambiente más ‘libre’ y menos estructurado”.

“A los niños les encanta venir a la escuela, ya que ahora aprenden en una atmósfera más tranquila”, añade Indira Neupane, una maestra de segundo grado de la escuela Kachana. “Esto ha aumentado la tasa de retención escolar, y también ha disminuido notablemente el ausentismo”.

Rabina Chaudhary, una niña de cinco años que ordena una serie de cubos numerados, resume los sentimientos de sus compañeros y compañeras: “Me gusta venir a la escuela. Aquí tengo muchos amigos y los maestros nos quieren mucho”.


 

 

Búsqueda