Namibia

UNICEF anima a los niños y niñas de Namibia a jugar al críquet

Imagen del UNICEF
Dos niñas participan en la inauguración de “Kwata Cricket”, una iniciativa de fomento de la práctica del críquet entre los niños y niñas que se puso en marcha con el apoyo de UNICEF en Windhoek, Namibia.

WINDHOEK, Namibia, 23 de marzo de 2010 – Cientos de personas se dieron cita en el estadio Wanderers Cricket Ground de Windhoek, la capital de Namibia, con motivo de la inauguración de “Kwata Cricket”, una iniciativa puesta en marcha por la alianza de UNICEF y Cricket Namibia, el organismo rector de ese deporte en esta nación sudafricana, para fomentar el deporte y el juego, que son factores fundamentales para la salud y el bienestar de los niños, niñas y jóvenes.

 Vea el VÍDEO

“UNICEF y ONUSIDA establecieron un acuerdo mundial con el Consejo Internacional de Críquet mediante el cual se ha logrado la colaboración de los países donde se practica ese deporte y de los jugadores de críquet más destacados del mundo para fomentar modos de vida más saludables, haciendo hincapié en la prevención del VIH y la eliminación del estigma social que conlleva esa infección”, afirmó Ian MacLeod, Representante de UNICEF en Namibia.

El críquet inculca disciplina

Paul Adams, antiguo integrante de la selección de críquet de Sudáfrica y actual Embajador de Buena Voluntad de “Kwata Cricket”, hizo hincapié en la importante función que desempeña la práctica de los deportes en el desarrollo de los niños, niñas y jóvenes.

Imagen del UNICEF
En Windhoek, capital de Namibia, el astro sudafricano del críquet internacional, Paul Adams, entrena a una niña durante la jornada inaugural de la iniciativa “Kwata Cricket”.

 “El críquet me inculcó el sentido de la disciplina y me inspiró una pasión por algo más importante que mi vida cotidiana”, dijo el deportista. “Jugando críquet adquirí valores, aprendí a sobrellevar las derrotas, a comportarme de manera adecuada en los triunfos y a no perder la calma aún en situaciones de presión”.

Adams, que creció en un vecindario peligroso de Ciudad del Cabo, dijo en tono jocoso que había aprendido a lanzar la bola robando tapacubos de las ruedas de automóviles en movimiento.

“El críquet me alejó de las calles y fue el comienzo de una carrera que me permitió jugar y viajar por el mundo”, añadió el Embajador de Buena Voluntad. “La coordinación es uno de los elementos más importantes del desarrollo del cerebro y ayuda a que los niños pequeños se conviertan en adultos saludables. Esperemos que estos niños y niñas continúen ese ciclo con sus propios hijos a medida que avancen en la vida”.

“Kwata Cricket”

Kwata significa “atrapar” en varios dialectos indígenas de Namibia, y el lema de la iniciativa es “Atrapa tus sueños”. En un país con elevadas tasas de pobreza extrema, esa consigna significa crear oportunidades para los niños y niñas mediante la práctica del críquet y, al mismo tiempo, garantizar el futuro de ese deporte en el país.

“Para que el críquet tenga proyección futura en Namibia debemos contar con una amplia base popular”, afirmó Laurie Pieters, Director General de Cricket Namibia. “De manera que estamos considerando la posibilidad de ampliar este programa para que beneficie a unos 10.000 niños y niñas de 5 a 10 años de edad, y quizás a más. Nos parece que se trata de un gran deporte, de un deporte que alienta la disciplina y el espíritu de equipo y que forja el carácter de los jugadores y jugadoras”.

La participación de las niñas

Imagen del UNICEF
Una integrante del equipo de críquet de Namibia de niñas menores de 17 años lanza la bola. El equipo participa en el programa Kwata Críquet, que cuenta con el respaldo de UNICEF.

El personal de “Kwata Cricket” ofrece entrenamiento semanal a más de 3.000 alumnos y alumnas de tercer y cuarto grado en 15 escuelas. En esas prácticas participan estudiantes de todos los niveles socioeconómicos, y los organizadores se esfuerzan especialmente por involucrar a las niñas en el programa.

 “El país ya contaba con una estructura idónea para que los varones practicaran críquet”, explicó el MacLeod. “Sin embargo, no existía nada similar para las niñas. Cuando nos referimos a la relación de esta iniciativa con la prevención del VIH, es necesario tener en cuenta que las niñas son el sector de la población más vulnerable y amenazado por la infección”.

Namibia ya cuenta con una selección oficial de críquet de niñas menores de 17 años. El equipo está de gira por países de África meridional, y está cosechando victorias.

“Juego con el corazón”, explica Eveleen, una jugadora de 17 años de edad. “Eso es lo que nos enseñó nuestro entrenador, que si una juega con el corazón jugará bien. ¡Y eso es lo que estamos haciendo!”.


 

 

Vídeo (en inglés)

11 de marzo de 2010: La corresponsal de UNICEF, Eva Gilliam, informa sobre una nueva iniciativa que alienta la práctica del críquet entre los niños y niñas de África meridional.
 VÍDEO alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda