Myanmar, República de la Unión de

El regreso a clase de los niños y niñas de Myanmar que resultaron damnificados por el ciclón

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Una alumna de primer grado de una escuela de la localidad de Laputta que reabrió recientemente sus puertas escribe en su cuaderno.

LAPUTTA, Myanmar, 22 de julio de 2008 – En esta región meridional del delta del Irrawaddy, las escuelas deberían haber reabierto el mes pasado. Sin embargo, la destrucción y los daños que sufrió casi un 60% de las escuelas públicas de la región como consecuencia del ciclón Nargis impidieron la reanudación de las clases a tiempo.

En los dos meses transcurridos desde el paso del ciclón Nargis por Myanmar, las labores de recuperación y socorro en el delta del Irrawaddy, donde el ciclón provocó los daños más graves, se han desarrollado de manera satisfactoria. Eso ha posibilitado la reconstrucción de las escuelas de la región. Los establecimientos de enseñanza reconstruidos volvieron a abrir sus puertas hace unas pocas semanas, y más de 6.000 niños y niñas de la región pueden ahora soñar con un futuro mejor.

UNICEF y sus aliados han levantado amplias tiendas de campaña que funcionan como escuelas y brindan protección a los alumnos y alumnas de las escuelas destruidas. Hasta la fecha se han instalado 123 tiendas de campaña en seis localidades de la región meridional del delta del Irrawaddy, y 56 de ellas ya han recibido pupitres y otros muebles.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
La ambición de Ma Nandar Hlaing, que estudia en una escuela de la localidad de Laputta es llegar a ser docente. La escuela ha vuelto a funcionar gracias al apoyo de UNICEF.
Además de las tiendas de campaña y el mobiliario, las escuelas de Laputta y Bogale también recibieron letrinas y tanques de agua.

Pensar en el futuro

“Nuestra escuela primaria quedó reducida a escombros, al igual que todo lo que había en su interior”, explicó Daw San San Maw, una maestra de Laputta. “Pero UNICEF nos suministró una tienda de campaña donde ahora funciona la escuela, además de materiales esenciales de enseñanza y aprendizaje y muebles. De manera que los niños y niñas han podido reanudar sus estudios”.

El regreso de los niños y niñas a clases ha hecho posible que sus vidas recuperaran su ritmo normal, además de darles la oportunidad de pensar en su futuro. “Cuando sea grande, quiero ser doctor” dijo Mg Nyein Htet Aung, de seis años de edad.

La reapertura de las escuelas en la zona afectada por el ciclón les ha devuelto a los niños y niñas una sensación de bienestar, además de suministrarles ámbitos seguros y favorables de estudio.

Según las estadísticas más recientes de las Naciones Unidas, el ciclón Nargis dejó un saldo de 84.530 víctimas fatales, mientras que otras 53.836 personas continúan desaparecidas.


 

 

Vídeo (en inglés)

21 de julio de 2008:
Stephanie Wang-Breal, corresponsal de UNICEF, informa sobre la reapertura de las escuelas del delta del Irrawaddy, la región de Myanmar recientemente castigada por un ciclón.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda