Myanmar, República de la Unión de

Los suministros de agua potable de UNICEF para los supervivientes del ciclón llegan a Myanmar

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ08-0323
Un niño pequeño se lava el pelo con jabón en el municipio de Kunyangon, en el distrito sur de Yangón, Myanmar, uno de las áreas golpeadas con más fuerza por el ciclón Nargis, que ha dejado a muchos supervivientes sin acceso a las necesidades básicas.

Por Chris Niles

NUEVA YORK, Estados Unidos, 8 de mayo de 2008 – Las familias afectadas por el letal ciclón Nargis en la zona del Delta del Irrawaddy recibirán en breve tres millones de tabletas de purificación del agua que ya han sido enviadas a esa región de Myanmar.

Refiriéndose a los efectos del desastre natural, las Naciones Unidas afirman que la situación en esa región resulta cada vez más precaria para los pobladores damnificados, que podrían llegar al millón. Se teme que el número de bajas fatales pueda llegar a 100.000.

Según Juanita Vasquez, Oficial a Cargo de la Oficina de UNICEF en Myanmar, los equipos de evaluación han informado acerca de vastas inundaciones y daños generalizados, que incluyen la destrucción de viviendas y hogares y el derribamiento de árboles debido a la fuerza del viento y las aguas. En unos pocos puntos de la región los pobladores cuentan con agua potable o electricidad, pero en toda la zona afectada hay muchos niños y niñas desamparados y se ha perdido la cosecha de arroz.

“La población lo ha perdido todo”, dijo la funcionaria.

Pese a que la crisis se desató hace apenas unos pocos días, el personal de UNICEF ya ha recibido información acerca de casos de diarrea debida al consumo de agua contaminada y a las deficientes condiciones en materia de saneamiento. La diarrea amenaza especialmente a los niños y niñas menores de cinco años.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Myanmar/2008/
Integrantes del personal de UNICEF examinan los equipos familiares de purificación de agua en el depósito de la organización en Yangon, Myanmar.

Suministro para la purificación del agua

“Se trata de una situación de vida o muerte”, afirmó Paul Sherlock, Asesor Superior sobre cuestiones relacionadas con el agua en situaciones de emergencia. “Cuando el cuerpo humano no recibe agua potable, se debilita velozmente. El agua contaminada causa diarrea, y los más vulnerables son los niños”.

Además de suministrar medicamentos y tabletas de rehidratación oral, la Oficina de UNICEF en Myanmar ha distribuido unos 15.000 equipos para que las familias puedan purificar el agua mediante el uso de pequeñas cantidades de cloro. Pronto llegarán a la región afectada otras 20.000 unidades, que han sido enviadas desde Dubai.

Los tres millones de tabletas de purificación del agua que se encuentran en camino a Myanmar servirán para apuntalar los beneficios de los equipos de purificación de ese líquido vital.

“Esta mañana se enviaron por vía aérea tres millones de tabletas”, afirmó Rudolf Schwenk, Jefe de la Sección de Gestión de los Conocimientos de la División de Suministros de UNICEF, desde el depósito central el organismo internacional, localizado en la capital de Dinamarca. “Esas tabletas, que llegarán mañana por la mañana a Myanmar, se emplearán para purificar más de tres millones de litros de agua contaminada”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Myanmar/2008/
El personal de la Oficina de UNICEF en Myanmar provee suministros esenciales a los pobladores más afectados por el ciclón en el Delta del Irrawaddy.

Reparar los daños

UNICEF dirige las labores de agua y saneamiento en Myanmar. Debido a las enormes dificultades logísticas que implica suministrar agua potable a los damnificados (ya que el puerto de Yangon ha sufrido graves daños y los caminos están en ruinas) las tabletas y los equipos familiares de purificación constituyen las soluciones más prácticas por el momento.

“Las tabletas se despachan y transportan con facilidad. En este caso en especial, constituyen una de las maneras más eficaces de ayudar a los damnificados”, señaló el Sr. Sherlock. Sin embargo, agregó que UNICEF dará a la brevedad posible los pasos necesarios para brindar más apoyo y ayudar a reparar la infraestructura dañada.

“Ya se trate de limpiar los pozos de agua, o de reparar las bombas manuales o el sistema de abastecimiento de agua corriente”, dijo, “lo importante es salvar a los pobladores. En las próximas semanas comenzaremos a reparar los daños”.


 

 

Vídeo (en inglés)

9 de mayo de 2008: Chris Niles, corresponsal de UNICEF, informa sobre la necesidad inmediata de agua potable de los pobladores de las regiones de Myanmar afectadas por el ciclón.
 VIDEO  alta | baja


7 de mayo de 2008:
Louis-George Arsenault, Director de Operaciones de Emergencia de UNICEF, conversa sobre las prioridades del organismo internacional en lo que respecta a las urgentes necesidades de los damnificados por el ciclón Nargis en Myanmar.
 VIDEO  alta | baja

7 de mayo de 2008:
Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF, se refiere a las prioridades del organismo a su cargo con respecto a la atención de los niños y niñas que sufren los efectos del ciclón en Myanmar.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Audio (en inglés)

9 de mayo de 2008:
El oficial de Logística de Emergencia, Paul Molinaro, de la División de Suministros de UNICEF en Copenhague, explica como la ayuda llega a Myanmar.
AUDIO escuchar

8 de mayo de 2008: Juanita Vasquez, Oficial a Cargo de la Oficina de UNICEF en Myanmar, describe la devastación de la que fue testigo en el Delta del Irrawaddy.
AUDIO escuchar

Búsqueda