Myanmar, República de la Unión de

UNICEF envía los primeros suministros de socorro preposicionados mientras que la cifra de muertes por el ciclón Nargis sigue aumentando

Imagen del UNICEF: Myanmar, cylone
© Khin Maung Win/AFP/Getty Images
Los residentes afectados por el ciclón lavan sus ropas jusnto a sus hogares destruidos en Dedaye, al sur de Yangón, tras el paso del ciclón por la región sudoeste de Myanmar que ha suspendido las necesidades básicas.

Por Chris Niles

NUEVA YORK, EEUU, 7 de mayo de 2008 – El personal de UNICEF sobre el terreno en Myanmar ha comenzado a entregar suministros de emergencia en el delta de Irrawaddy, mientras el número de víctimas del ciclón del sábado sigue subiendo.

Según las últimas informaciones, el gobierno militar de Myanmar dijo que casi 22.500 personas han muerto y aproximadamente 41.000 siguen desaparecidas. Según las últimas noticias, la mayor parte de los fallecimientos se produjeron debido a la ola gigante que apareció como consecuencia del ciclón Nargis, que azotó la región con vientos superiores a los 175 kilómetros por hora.

Funcionarios de las Naciones Unidas dijeron que casi un millón de personas se han quedado sin hogares a causa de la emergencia.

Necesidad inmediata de agua, alimentos y refugio

El personal de UNICEF sobre el terreno han dicho que la devastación se extendie por todos lados y  que existe una necesidad inmediata de agua, alimentos y refugio. UNICEF ha proporcionado al barrio de Laputta, uno de los que más severamente ha sido azotado, con medicinas esenciales, botiquines y sales de rehidratación oral para tratar la deshidratación diarreica. Los suministros fueron transportados por vía aérea gracias a un helicóptero del gobierno.

Imagen del UNICEF: Myanmar, cylone
© AP Photo/Zhang Yunfei
En una fotografía publicada por la agencia de noticias de China Xinhua, una familia lleva a sus hijos a un hospital de Yangón. Los residentes de la misma tratan de recuperarse de los efectos del ciclón Nargis, que destruyó miles de hogares.
Varias misiones están trabajando para evaluar las necesidades inmediatas y obtener ayuda esencial para los niños, las niñas y las familias en otras zonas afectadas por el ciclón. Mientras los cálculos del número de víctimas aumentan rápidamente, UNICEF trabajará estrechamente con otras agencias de Naciones Unidas, para suministrar servicios básicos, entre ellos agua y saneamiento, garantizar la protección de la infancia y tratar de que su educación se interrumpa lo menos posible.

“Los niños y las niñas han perdido a sus familias y a sus amigos y sus propias casas han sido destruidas, por lo que se trata de una situación aterradora para ellos”, dijo la Directora Adjunta de Programas de Emergencia de UNICEF, Kari Egge.

En la capital, Yangón (antes Rangún), el gobierno militar intenta restaurar el suministro eléctrico y de agua. Se ha declarado el estado de emergencia, pero hasta ahora no se ha emitido ningún visado para permitir que el personal internacional de Naciones Unidas entregue los suministros de ayuda desde fuera del país.

"Los daños a la infraestructura son bastante elevados”

El ciclón Nargis, con vientos superiores a los 175 kilómetros por hora, sacudió el delta de Irrawaddy casi de improviso, arrasando ciudades enteras y destruyendo cientos de miles de casas.

Imagen del UNICEF
© Reuters
Se pueden observar varios pueblos inundados en esta vista aérea cerca de un aeropuerto en Yangón el 5 de mayo de 2008, después de que el ciclón Nargis azotó la ciudad principal de Myanmar.
“Sabemos que se han producido daños en los edificios, que se han destruido carreteras y que han caído árboles, así como que varias escuelas y clínicas de salud se han derrumbado. Los daños a la infraestructura son bastante elevados”, dijo la Sra. Egge.

La capital, Yangón (antes Rangún), sufrió durante horas los efectos de fuertes vientos. Por todas partes se han producido inundaciones y los edificios están bastante dañados. Se han interrumpido las comunicaciones, las carreteras están bloqueadas y los funcionarios de las Naciones Unidas calculan que cientos de miles de personas carecen de refugio y de agua potable.

Establecer las necesidades inmediatas

Los equipos de UNICEF están realizando su evaluación inicial en Yangón, Pathein y Bago. Se necesitan urgentemente suministros como tabletas para la depuración del agua, alimentos, kits de salud para emergencias y materiales para fabricar refugios.

“UNICEF ha preposicionado suministros en varias partes del país, que se pueden movilizar fácilmente”, dijo la Sra. Egge. “Por supuesto que esto no es suficiente. Las últimas cifras son tan elevadas que estamos planeando enviar nuevos suministros”.


 

 

Vídeo (en inglés)

6 de mayo de 2008:
La corresponsal de UNICEF Chris Niles informa sobre la respuesta de emergencia de UNICEF al ciclón Nargis. Imágenes cortesía de Reuters.
 VIDEO  alta | baja


5 de mayo de 2008:
La Directora Adjunta de Programas de Emergencia de UNICEF describe las medidas de la organización para ayudar a los niños y niñas de Myanmar afectados por el ciclón Nargis.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Audio (en inglés)

6 de mayo de 2008: el representante de UNICEF en Myanmar, Ramesh Shrestha, habla de la respuesta de emergencia de  UNICEF a la devastación causada por el ciclón Nargis.
 AUDIO escuchar

Búsqueda