Mozambique

La niñez vulnerable de Mozambique recibe los beneficios de las escuelas acogedoras con la infancia

Imagen del UNICEF
© UNICEF Mozambique/2010/Machiana
Delfina, de nueve años de edad, estudia en la escuela primaria 3 de Fevereiro del distrito de Buzi, en Mozambique. Todos los alumnos de las escuelas acogedoras con la infancia del distrito reciben una bolsa con elementos escolares como la que lleva Delfina.

Por Emidio Machiana

BUZI, Mozambique, 1 de marzo de 2010 - Muchindo Alberto, maestro de quinto grado de la Escuela primaria 3 de Fevereiro, está muy orgulloso de su centro de educación acogedor con la infancia. “Hasta no hace mucho”, dice, “los niños debían sentarse en el suelo, pero ahora tenemos suficientes pupitres para todos”.

La escuela forma parte de la iniciativa “Escuelas acogedoras con la infancia”, que el Ministerio de Educación de Mozambique pone en práctica en colaboración con UNICEF y que comenzó a ponerse en práctica en el distrito de Buzi en 2007.

Alberto se entusiasma al hablar de las mejoras que se han hecho a la escuela en los últimos tres años. Comenta, por ejemplo, que las cinco letrinas que se instalaron en la escuela han sido muy importantes para reducir el ausentismo escolar. “Aquí sólo teníamos tres letrinas en muy malas condiciones”, explica, “de manera que los niños y las niñas no querían usarlas. Debido a eso, los alumnos faltaban a clases con frecuencia”.

Por otra parte, el maestro también sabe que la construcción de instalaciones más acogedoras para los niños constituye sólo un aspecto de la creación de ámbitos de aprendizaje que abordan las necesidades de los niños, especialmente de los más vulnerables.

Los niños más vulnerables

Imagen del UNICEF
© UNICEF Mozambique/2010/Machiana
Varios alumnos de la escuela primaria 3 de Fevereiro en un aula recientemente construida y equipada con pupitres nuevos. La escuela se encuentra en el distrito de Buzi, en Mozambique.

Los efectos del SIDA, la pobreza y la inseguridad alimentaria han minado el tradicional sistema de apoyo que brindaban las familias y comunidades de Mozambique y han dado lugar a un veloz aumento del número de niños y niñas huérfanos y vulnerables. Se calcula que en el país hay unos 1,4 millones de menores huérfanos, entre ellos 400.000 que han perdido a sus progenitores debido al SIDA.

Ante esos retos, la iniciativa de “Escuelas acogedoras con la infancia tiene como objetivo mejorar la calidad de la educación en las escuelas primarias mediante la implantación de un conjunto integrado de intervenciones escolares y normas de calidad. En ese contexto, las escuelas funcionan como puntos de entrada para la prestación de una amplia gama de servicios básicos esenciales.

El conjunto de intervenciones escolares apunta a seis sectores fundamentales: la educación; el suministro de agua, saneamiento e higiene; los servicios de la salud; la protección de los niños vulnerables; y la participación de la comunidad. La iniciativa, que se lleva a cabo en diversos distritos de siete provincias de Mozambique, tiene como meta el aumento del bienestar físico, psicológico y emocional de todos los niños, y en especial de los niños vulnerables y de las niñas.

Apoyo de diversas maneras

“Los maestros, los padres y los integrantes del consejo escolar colaboran para detectar cuáles son los niños y niñas vulnerables en la comunidad”, detalla Alberto. “Tratamos de suministrar apoyo de diversas maneras, dando prioridad al suministro de elementos escolares y remitiendo los casos de mayor vulnerabilidad a los servicios sociales”.

En colaboración con las autoridades sanitarias locales, las escuelas acogedoras con la infancia facilitan el acceso de éstos a la atención primaria de la salud. Equipos sanitarios móviles visitan las escuelas periódicamente y brindan servicios de vacunación y eliminación de los parásitos y llevan a cabo pruebas para determinar el estado nutricional de los niños. “Los alumnos también adquieren aptitudes y conocimientos fundamentales para la vida, como la importancia de la prevención del VIH y las enfermedades más comunes, y la necesidad de lavarse los dientes y de mantener un régimen de alimentación sano”, concluye Alberto.

El programa de escuelas acogedoras con la infancia de Mozambique, que forma parte de la iniciativa "Escuelas para África", ya abarca a la totalidad de los 750 centros primarios que funcionan en siete distritos y a los que asisten 300.000 niños y niñas en edad escolar.


 

 

Búsqueda