Mozambique

Una exposición fotográfica en Mozambique muestra los efectos del SIDA a través de los ojos de los niños y niñas

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2008/Victorino
En esta foto de Damiao Victorino, un niño huérfano llamado Antonio observa los testimonios y recuerdos de una vida familiar que ha perdido. Entre ellos, fotos de su familia cuando todos los integrantes estaban vivos y juntos.

Por Thierry Delvigne-Jean

MAPUTO, Mozambique, 14 de julio de 2008 – El año pasado, 21 niños y niñas de 11 a 17 años de edad salieron a recorrer las calles de Maputo armados con cámaras fotográficas con el propósito de registrar imágenes de sus vidas y sus comunidades con la ayuda de un equipo de fotógrafos profesionales. Durante las dos semanas posteriores, abrieron las puertas de sus hogares y aprendieron a contar sus historias a través del lente de una cámara fotográfica.

Esas fotografías integran ahora la exposición “La casa es pequeña pero la bienvenida es grande”, recientemente inaugurada en esta capital. La muestra fotográfica forma parte de una iniciativa artístico-social más amplia organizada por la ONG estadounidense Venice Arts, UNICEF y otros aliados.

El proyecto fotográfico, que muestra cómo perciben los niños y niñas los efectos del SIDA en sus comunidades, será presentado en Nueva York durante los últimos tres meses del año. En el proyecto participaron 15 niños y niñas huérfanos y 16 activistas dedicados a las cuestiones sociales y de salud pública en sus comunidades. Se trata de productores de radio y televisión, integrantes de compañías teatrales comunitarias y jóvenes que se desempeñan como consejeros de sus pares en puestos sanitarios acogedores para la juventud.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2008/Macamo
“Éstas son fotos de mi familia que revelan nuestro pasado”, comenta Joaquim Alberto Macamo al referirse a esta foto.

El fomento de los derechos de la niñez

“Éstas son fotos de mi familia que revelan nuestro pasado”, comentó Joaquim Alberto Macamo, de 16 años de edad, que participó en el proyecto. “Estas fotos reflejan la vida de mis padres, y me hacen muy feliz”.

La inauguración de la exposición coincidió con el 60to aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que establece que todas las personas disfrutan de ciertos derechos básicos y libertades fundamentales inalienables y universales.

Los niños y niñas, a su vez, disfrutan de los derechos específicamente enumerados en la Convención sobre los Derechos del Niño, que Mozambique ratificó en 1994. Desde entonces, en este país africano se han tomado importantes medidas orientadas a mejorar el marco jurídico de protección de esos derechos.

Una aportación positiva

”Los niños y niñas tienen derecho a expresar sus puntos de vista y a participar en la toma de decisiones que afecten sus vidas”, señaló Leila Gharagozolo Pakkala, Representante de UNICEF en Mozambique. “Los niños tienen ideas, experiencias y puntos de vista que enriquecen nuestra comprensión del mundo y de los problemas que confrontamos”.

Al respecto, uno de los logros más recientes ha sido la aprobación en Mozambique del Acta de la Niñez, que renueva el compromiso de hacer realidad los derechos de los niños y niñas según lo estipula la Convención sobre los Derechos del Niño. UNICEF cree que ese nuevo instrumento servirá para fortalecer el sistema jurídico de protección de los niños y niñas, entre ellos las víctimas de la trata de menores y el abuso. La Ley de la Infancia es el punto de referencia de las medidas y acciones del gobierno, de sus aliados y de todos los que trabajan en pro de los niños y niñas de Mozambique.

Entretanto, las fotografías de “La casa es pequeña pero la bienvenida es grande” son testimonio de que los niños y niñas pueden iluminar a los adultos sobre sus vidas y constituyen una aportación positiva a la sociedad.


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda