Mozambique

Mediante representaciones teatrales y debates, los jóvenes de Mozambique aprenden acerca del VIH

Imagen del UNICEF
© UNICEF Mozambique/2008/Machiana
Jessica (der.), de 10 años de edad, desempeña el papel de una joven que ha quedado embarazada, en una obra teatral que forma parte de un programa escolar de prevención del VIH/SIDA.

Por Emidio Machiana

MAPUTO, Mozambique, 28 de febrero de 2008 – Una vez a la semana, los integrantes de Kindlimuka, una asociación de personas que viven con el VIH, visitan escuelas primarias de esta ciudad para hablar con los alumnos acerca de las maneras en que pueden protegerse del VIH.

Durante esos animados debates, los niños y niñas adquieren los conocimientos y las aptitudes para la vida que necesitarán para tomar decisiones con conocimiento de causa. El Programa Escolar de Prevención del VIH, que cuenta con el apoyo de UNICEF, contiene también un componente de representación teatral interactiva que posibilita que los niños y niñas reconozcan y eviten las situaciones de riesgo.

No hay ninguna duda sobre lo importante que resulta que los niños sepan cómo prevenir el contagio. Se calcula que casi el 11% de las jóvenes mozambiqueñas de 15 a 24 años, así como casi el 4% de los varones de la misma edad, están infectados con el VIH.

La prevención de los comportamientos peligrosos

Hoy, los alumnos y alumnas de quinto y sexto grado de la escuela primaria 7 de Setembro regresan al aula tras el recreo matutino y esperan la llegada de Francisco Magaia, un activista de Kindlimuka de 28 años de edad.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Mozambique/2008/Machiana
Helton (centro), de 11 años de edad, protagoniza el papel de un niño que ha quedado huérfano debido al SIDA. Sus compañeros le ofrecen apoyo.
Al abrirse las puertas, no es el Sr. Magaia quien ingresa al aula sino un grupo de alumnos de mayor edad que comienza a representar una pieza dramática sobre los riesgos que corren los jóvenes en su vida cotidiana. Los actores, dirigidos por el Sr. Magaia, ponen en escena varias historias sobre comportamientos peligrosos de niños y niñas en sus hogares, en la escuela y en sus comunidades.

“Yo represento el papel de una niña que se queda embarazada, y en la obra mostramos las consecuencias que esto tiene durante el resto de su vida”, dice Jessica, una niña de 10 años de edad. “El mensaje que quiero trasmitir a todos es que sólo deberíamos tener relaciones sexuales cuando hayamos terminado nuestros estudios y queramos formar familia”.

Fuente de esperanza

UNICEF presta apoyo técnico y financiero al Programa Escolar de Prevención del VIH desde 1999. Desde entonces ha brindado capacitación a más de 900 activistas y ha colaborado en la organización de 1.269 clubes escolares. El programa ya se lleva a cabo en todas las provincias de Mozambique mediante la colaboración de 10 Asociaciones de Personas que Viven con el VIH, las que, a su vez, forman parte de una red nacional.

El programa de prevención está orientado a los niños y niñas de 10 a 14 años de edad, que constituyen un sector de la población al que los activistas de la lucha contra el VIH consideran una "fuente de esperanza".

“Se trata del sector más amenazado”, explica Simião Vasco, Coordinador de las labores de prevención del VIH de Kindlimuka. “Mediante nuestro trabajo en las escuelas tratamos de garantizar que esos niños y niñas dispongan de suficiente información y cuenten con las aptitudes necesarias para tomar las decisiones más adecuadas en sus vidas”.

El programa fomenta la participación activa y plena de los niños, niñas y jóvenes, y les alienta a que difundan los mensajes de prevención a sus pares en la escuela y en sus comunidades.


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda